Alabados sean CHVRCHES

No tengo ni idea de cual fue la intención de CHVRCHES con las tres canciones adelantadas del que ya es su último disco en el mercado “Love is dead” . Entre ellas estaba su primer single, con un toque más épico de lo acostumbrado. 

También adelantaron su colaboración con el cantante de The National en una canción que poco tiene que ver con el resto del disco:

No sé de su verdadera intención , lo que sí que tengo claro es que no han servido para  que nos hiciéramos una idea de qué clase de disco iba a ser, más bien al contrario. Han confundido al personal y bajado las expectativas al  nivel del suelo. Que si iba a ser su disco más político y nos iban a dar sermones, que habían perdido punch, que si se estaban descafeinando, que si parecían pelín perdidos, que si primero producía Dave Stewart (el de Eurythmics) pero luego lo ha producido Greg Kurstin, en lo que parecía un giro a la comercialidad (porque este señor es el responsable de acontecimientos musicales como Chandelier de Sia, Hello de Adele o Stronger de Kelly Clarkson; casi na).

Pues bien, una vez escuchado el disco, ni sí ni no sino todo lo contrario. No entra tan directo como el anterior (puedes echar un vistazo a la critica que hicimos en su momento) y da la impresión de que conviven dos formas de querer hacer synthpop; una más épica y cañera y otra más puramente pop. No parece tan coherente ni de una pieza como el anterior, pero el caso es que funciona, vaya si funciona. A la primera no te entrará como pasaba con el anterior, pero una vez dejado en el reproductor,  te irán calando porque es un grower en toda la definición de la palabra. La voz aniñada de Lauren Mayberry te volverá a conquistar y cuando te descuides, estarás como loco por escucharlo de nuevo. Hay a mi entender más de una canción a la que consideraría notable y  digna de ser single (mucho más que los tres avances). La mayoría son growers como el propio disco y en estos tiempos de consumo rápido, poca oportunidad van a tener en las radios comerciales, así que olviden el miedo a lo comercial (léase como despectivo) porque en este disco, como que no. La perfección llega justo a la mitad del disco con esa puta maravilla a la que me faltan palabras para describir llamada GRAVES, con un puente tan rebonico que no te cansas nunca de escucharlo y que llega a ser más importante que el estribillo o la estrofa…

Looking away, you’re looking away
Looking away, you’re looking away
Looking away, you’re looking away
From all that we’ve done
Looking away, you’re looking away
Looking away, you’re looking away
Looking away, you’re looking away
From all that we’ve done

Dan toda la pinta de que están en un camino de búsqueda y este sería un disco de transición en el que prueban otras maneras (sin salirse nunca de un marco electrónico y pop) de ser ellos mismos pero evolucionando. También da toda la pinta de que se podían haber arreado un castañazo importante y han sacado un disco más que notable por los pelos, porque es deslavazado, hay canciones demasiado distintas como para estar en un mismo álbum. Pero lo que podía haber sido un batiburrillo indigesto con muchas manos trajinando en el sonido general del disco (lo que le pasa a Madonna de diez años a esta parte) ha sido una ventaja. Al acabar de escucharlo concluyes que en la variedad está el gusto.

Heaven/Hell  de título fangoriano, es otra de las canciones que más me hacen el chichi, limonada.

Las supuestas letras políticas son pocas y en plan brochazo grueso, así que olvidemos esa calificación para este disco de una vez. Reconozco que prefiero sus temas más movidos y que sean siempre con la voz de Lauren, uno de los timbres actuales que más loca del coño me vuelven. Una voz de  belleza  cristalina y limpia que nunca me cansa y que queda taaaan bien con las bases electrónica marca de la casa, que puede llegar a ser un problema. Cuando es uno de los chicos el que toma la voz cantante (nunca mejor dicho) la música baja muchos enteros, como ocurre en God´s plan

En resumen; no va a ser el mejor disco de su carrera (o a lo mejor sí, porque al ritmo que llevo de que cada vez que lo escucho más me gusta, puede estirarse hasta el infinito) pero mantienen el nivel más que dignamente, sin aburrir  y abriéndose a novedades, lo que les augura (otra vez) una carrera a la que no perder la pista. Tampoco creo que a nivel ventas supere al anterior pero eso da un poco igual, no? Lo importante es que han hecho un disco muy disfrutable, de los que te durará más de una semana en el reproductor porque tardarás en cansarte  Además están demostrando a cada paso que dan que tienen ambición creativa y riesgo y eso, amiguis, siempre mola.. Sin embargo, si consideramos a “Love is dead” un disco de transición (léase con todo el sentido positivo de la palabra), la gran pregunta, el gran reto es, ¿Lo conseguirán en el siguiente disco? ¿Qué nos deparará el futuro de CHVRCHES? Y ten claro que yo estaré aquí esperando, siendo como el primer día, talifán. Pero vamos, que no hacía falta decirlo, que se me notaba.


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.