Explota (el musical)

¿A favor o en contra? Ya lleva un tiempo en Amazon Prime el musical hecho con canciones de la Carrá y todo el mundo parece tener una opinión y ninguna se queda en termino medio. Lo han titulado Explota Explota y o te encanta o lo detestas. Desde luego, si no te gustan los musicales este tampoco te gustará. Como no te gustó Moulin Rouge o LaLaland, así que no insistas. Que no pasa na, pero tampoco es justo que pongas a una peli verde si en general nunca te gustó el género.

Yo si me molesto en escribir estas letras es porque, evidentemente, me ha encantado. No busques objetividad porque no la vas a encontrar (y tampoco lo pretendo). Hay que partir de la base de lo arriesgado que es hacer un musical en el cine español, donde hay muy pocos casos y muchos menos que hayan salido bien. Entre los que salieron bien desde luego no debe incluirse 20 centímetros, ese truculento dramamusical de Ramón Salazar, con números musicales preciosos pero con una trama que daba una dentera que pa qué.

Pero volvamos a la ópera prima de Nacho Álvarez una delicia de encanto irresistible que consigue entretener y hacer disfrutar, justo lo que se le pide a un musical. Personajes estereotipados que funcionan, como en la mayoría de musicales y si buscabas más profundidad te recomiendo las películas de un director sueco llamado Bergman. No le pidas más como no se le debería pedir a los musicales, que se inventaron para hacer del mundo un sitio más bonico y alegre. Y para eso se vale de una paleta de colores maravillosa y única.

Otro gran acierto es situar la trama en la televisión de los primeros años setenta, donde la dictadura daba los últimos coletazos, las gentes del país se morían por liberarse del yugo franquista y sobre todo, de la censura meapilas y pacata que tenía a todo un país amordazado y maniatado. Todo sirve de marco para una historia de amor con los mimbres de siempre que dicen eso de «chico conoce a chica, chico pierde a chica y chico recupera a chica». Nada original, pero…¿Y qué? Como si importara.

Los números musicales son otro gran aliciente aunque cuando aparezca Lucas ya te hueles por donde van a ir los derroteros del personaje. El número del avión, el momento homenaje a La cabina de Mercero o todo lo que ocurre en El Retiro, son ejemplos de una maravilla realizada con mimo, gusto y espectacularidad.

Con respecto al reparto, me sobra muchísimo Fernando Tejero, actor con dos registros y medio y que de nuevo, no vuelve a dar la talla si exceptuamos sus pelucas, que son la risión. La que cambia totalmente de registro es la prota Ingrid García Jonsson, que a mí me dicen que va a cumplir de sobra en un musical y no me lo creo. Pero vaya si lo hace. A su lado tiene a una Verónica Echegui que es el verdadero festival de la peli haciendo de murciana y clavando el acento.Todas sus intervenciones son divertidísimas y ajustadas y está pidiendo a gritos llevarse el Goya por el que está nominada. Yo voy a poner velas para que así sea. Y por último, no destacaré al soseras protagonista y mejor me quedo con el novio italiano abandonado, interpretado por Giuseppe Maggio, que Diosmíodemividaydemicorazón…


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.