La vida de Bosé

Yo sí vi lo de Bosé, yo no me escondo. Como no lo considero un lider de opinión ni un intelectual de nada, a mí lo que suelte por la bocota no me afecta…¿Y sabes lo que te digo?
Que me dio mucha penica y lástima. De verdad. Me pareció un pobre hombre.
Alguien que empieza con un «Quítate esa máscara. Yo no hablo con gente con mascarilla» ya demuestra que no quiere una charla, quiere que te arrodilles y le regales tu devoción.
Sentí que su vida era toda una impostura, que menudo puto coñazo vivir por las apariencias para no dejar de vender ni un disco, con la idea de que alguna pobre chica inocente sueñe contigo porque piensa que eres hetero cuando escucha tu música (después de pasar por caja, claro).
Tan ido de la realidad que llega a decir que donde más dinero perdió fue haciendo regalos a «mujeres»…¿A esta alturas sigue con esas?¿Se referirá a su «noviazgo» con Ana Obregón? Es curioso que no relacione el tener poco dinero ahora (que cualquier sabe que piensa que es «poco») con una adicción que le hizo meterse dos grammys diarios. Multiplica 120 euros por 365 días del año durante veinte años y ya verás, ya…
 
 
Que eso es otra, que dice que salió él solito de la coca de un día para otro. Y como yo no conozco a nadie que le haya pasado, porque a esas alturas (20 años de consumo) tu cuerpo ya es totalmente dependiente y necesitas ayuda MÉDICA y de expertos, pues me temo que miente porque de nuevo, él mismo se ve como Dios.
 
 
También pensé que su éxito no le ha dado la felicidad porque no lo vi feliz repasando su pasado, más bien era un «todo mi éxito fue merecido» y sí le vi muchos humos, que está tan endiosado que es incapaz de tener los pies en la tierra (» mi padre no era machista, era mujeriego»).
 
 
Por el éxito fue capaz de hacerse una vida de trampantojo de cara al exterior mientras dentro era un bunker tan fortificado que no entró nadie en su corazón, porque tengo toda la impresión de que Bosé es de los que nunca se enamoró, que él era más de «pongame kilo y medio de Camilo Sesto, medio de Toni Cantó, un cuarto de Nacho Duato, otro poco de Nacho Vidal»….Todos guapos, famosos a su imagen y semejanza porque así se producía el deseo del espejo, del que no ama al diferente sino que «amo porque se parece a mí»… Y mientras, su pareja de más de veinte años escuchando que Miguel Bosé era «padre soltero» o que no tenía una relación, pero lo hacía por salvaguardar al otro, como demuestra todo lo que ha hecho en su vida por los demás, que si está pobretón (ya) es por lo que ha regalado a los demás (ya). Sobre todo a mujeres (ya).
 
Para otro momento dejo la imagen que dio con sus hijos («para hacerlos creer que eran una familia») con su ex o que no se hablara de su megadeuda con hacienda, que no es plan de demostrar que tus supuestas ideas progresistas también eran eso, un trampantojo.
 
Así que mi resumen es que como personaje es una maravilla para hablar de la decadencia y de lo malo de estar predestinado a ser artista porque tu padrino fue Picasso, tu madre actriz y tu padre torero.
Pero como persona, ay MiguelBosé, qué penica me das. Creo que sí pasarás a la posteridad porque tienes canciones que han marcado épocas, pero hijo, qué oportunidad perdiste en el 85 de decir «soy mari-con-chi» y cuanto bien hubieras hecho, pero no fue el caso… Tú querías vender más y ser estrella. Nadie tiene la obligación de salir del armario publicamente y tú tampoco la tenías, pero de verdad…¿Qué necesidad de ese postureo eterno y continuo que, al final, mira donde te ha llevado? Convertido en una parodia digna de lástima. Porque las cabezas se pierden por no practicar un poco de honestidad (con uno mismo).


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.