Víctor Palmero se pone chulo

Tenéis hasta el 3 de julio para acercaros a ver, en Madrid, la obra que protagoniza Víctor Palmero en el Teatro Infanta Isabel, «Johnny Chico».


Palmero, que ya tiene rodada y dominada la obra, da vida a una decena de personajes, que cuenta la lucha de un joven que se marcha a la ciudad, (escapando de un pueblo), donde ha sufrido el abuso, la incomprensión y la rabia que condicionan su identidad sexual. Nada que añadir acerca de que la obra esté de actualidad (por desgracia) y sabiendo del empeño que Palmero,-gran actor, hay que decirlo-, pone en sus papeles, es buena oportunidad para disfrutar de la que, seguro, es una obra tan interesante como emocionante.


El monólogo es una pieza del autor australiano Stephen House, donde el actor da vida, no sólo a los personajes que protagoniza, sino a los que interactúan con él. Stephen House (no confundir con un escalador del mismo nombre), un autor desconocido y del cual es complicado encontrar información en internet más allá del éxito cosechado en 2019 por otro de sus monólogos, «Almost face to face», retrata incisivamente en sus obras la vida marginal y el desenfoque de la persona en su sociedad. Un presente abrumador, indeciso e injusto.


La realidad, cruda y sin concesiones, es reflejada con ternura en «Johnny Chico». Palmero pone una mejilla y la otra la esquiva para lanzarnos el grito de lo que vivimos a la vuelta de la esquina, no en «la otra acera».
Dirige la obra Eduard Costa, que es actor, director y profesor de teatro. Entre sus trabajos, ha dirigido a Emilio Gutiérrez Caba en «La muerte y la doncella».
Ya saben, corran a verla. Víctor Palmero les espera con los puños en alto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.