«Lo que el viento se llevó» me enseñó cosas

Ya decía en este post que entre mis propósitos de nueva normalidad estaba el no cabrearme más por las censuras, que ya me imaginaba yo que íbamos a tener sobredosis en lo que nos queda. No ha pasado una semana y HBO ha quitado de su catalogo Lo que viento se llevó por tildarla de racista…¡¡Acabáramos!!

via GIPHY

Como ya decía, en tiempos de Internet quién se deja censurar es porque quiere y eso lo ha visto Amazon, con la ventas disparadas de la película, Además, ahora sabemos que la retirada no es permanente, si no que HBO volverá a incluirla en su catálogo con un texto explicativo, lo que ya deja la noticia en agua de borregas y la lucha por un puñado de clickbaits.

via GIPHY

Así que paso de pelfas (que seguro que ya has leído con lo de no censurar y sí educar), me pongo constructivo y positivo. Hoy hablo de algunas cosillas que me enseñó Lo que el viento se llevó. Quién sabe, a lo mejor algún millennial me lee y se anima a verla, que todo puede suceder. Si hasta Trump llegó a presidente…

  • Me enseñó que se puede ver una peli de más de cuatro horas y que merezca la pena. No como ahora, que ves una de dos horas y mueres del sopor por un ataque supino de aburrimiento. En realidad es una peli que contiene cinco pelis y todas son igual de interesantes y molonas.

 

 

 

  • Me enseñó que no es necesario que el protagonista de una trama sea un héroe, ni alguien bueno, ni una persona para admirar. Escarlata era malcriada, insoportable y caprichosa y verla es un auténtico gozo. Aunque creo que es puro gozo sádico, porque se disfruta por todas las calamidades que sufre y que, seguramente, se merece. Pero ni por esas la tía aprende.

via GIPHY

  • Me enseñó lo importante de saber reconocer al verdadero amor. Todo lo que ocurre en el largometraje está desencandenado por la obsesión enfermiza que la prota sufre por Ashley. Un amor que nadie ve posible excepto ella misma, por mucho que se estrelle una y otra vez en la pared. Tan bestia es el error que da la impresión de que al acabar, ha desperdiciado toda su vida.

Gone With The Wind Ashley GIF by Puffin Graphic Design - Find & Share on GIPHY

  • Me enseñó a que alguien tan feo como Clark Gable podía tener mucho encanto. Y mucho peligro…Quédate con quién te mire así.

via GIPHY

  • Me enseñó a tener recursos como marica, porque a ver…¿Qué maricón no se ha hecho un vestido con una cortina? ¿A ver? ¿Quién?

via GIPHY

  • Me enseñó más historia de los EEUU que cualquier libro, conferencia o clase universitaria que haya tenido en la vida. Pero además aprendí que nadie se salva ante una guerra. Ni los ricos. Y que ante una guerra, la bondad es difusa y la única clasificación posible es entre vivos y muertos.

via GIPHY

  •    Me enseñó que una peli puede acabar con un final abierto sin matices y resultar redonda. No es poca cosa, porque debió ser la primera que vi sin un final made in hollywood y sin embargo me gustó. Lo que ocurriera después solo sería en la imaginación del espectador y anda que eso no es moderno. Bastante más que los que pretenden censurar.

 

  • Me enseñó que el cine jamás tendrá los colores que tuvo en los años cuarenta. No sé si con un programa informático podría hacerse una peli entera y que luciera igual, pero mientras, con los colores de Lo que el viento se llevó se pintaron los sueños. Y eso ya quedará para siempre. Los rojos, verdes, azules, naranjas y amarillos, jamás brillaron del mismo modo.

 


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.