Los otros ministerios

Tan fascinado estoy con el finalazo de la temporada de “El Ministerio del Tiempo” de ayer que me ha dado por pensar en los otros dos ministerios de ficción que me han impactado tanto como esa joya que Tve nos ha dado este año.

Ministerio, de Solano López y Barreiro

Tras la bomba, los restos de la humanidad se refugian en un altísimo edificio en la Patagonia argentina, el ministerio.
Uno de los autores más importantes del cómic en español del siglo XX,  cocreador del Eternauta, nos presenta una visión distópica de la sociedad, con mucho sexo, con mucha violencia y con mucha mala leche política. La serie fue originalmente publicada en Argentina en el 84, y en España por la mítica revista CIMOC en el 89-90. Hace poco se reeditó en Argentina y espero que en breve se vuelva a publicar aquí.

image

El Ministerio del Amor, de George Orwell

Otra distopia,  escrita en 1948, en pleno auge del fascismo europeo y de las primeras razzias del estalinismo en Rusia. Orwell, en su obra “1984”, retuerce el lenguaje para hacer más fuerte su mensaje antitotalitario. Así,  el ministerio de la guerra se llama ministerio del amor,  y el de propaganda se llama ministerio de la verdad.
De esta obra maestra se hizo una película más que olvidable, con la participación de Eurythmics en la banda sonora. De hecho, eran los mismos Eurythmics quienes se iban a encargar del score de la película,  pero a los productores les resultó demasiado apocalíptico. Juzgad vosotros mismos

Y luego, como un plus, está el ministerio del sonido. 23 años ya dando caña

Disfruten lo votado, señorías


Sobre el autor

Hilde

Soy hipocondriaco, paragnósico, ateísimo y me tiro pedos.