Clásicos de la pista de baile: LA NOCHE de Coca y Villa

Bien se puede decir que «La noche» del año 2004 es uno de los pocos pelotazos que España ha vendido al resto del mundo. Habría que estar orgullosos, porque es un temarraco que levanta una extraña unanimidad. Exponente como pocos de lo que significaba el Balearic Sound, con ese rollete house en el ritmo y trance en los ambientes sonoros. Su guitarra española a modo de climax fue copiadísima y marcó un patrón al que muchos trataban de acercarse pero no llegaban. Siete minutos para la historia (de las discotecas):

Una canción que hace de la intro su parte más larga, una introducción rítmica que sabe crear expectativas y con buen gusto llegar al paradigma del subidón, un despiporre que no ha olvidado ninguno de aquellos que tuvieron la suerte de poder bailar y más si vieron la guitarra en directo:

Gracias a esta canción, las discotecas se llenaron de bandurrias, archilaudes y otros instrumentos de cuerda pulsada que animaban y le daban variedad a un universo musical muchas veces saturado de sonidos poco orgánicos. De todas las hijas putativas que surgieron de «La noche», sin duda mi preferida es esta absoluta maravilla desarmante. Muy temazo.

Como buen clásico que se precie, nunca dejaron de salir remezclas y varias merecen la pena:

Aunque Coca y Villa no dieron mucho más de sí, te recomiendo otro de sus aciertos con su poco de autoplagio:


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.