La exitosa vuelta de Steps

Cuando hablamos de productos musicales que aguantan durante varios lustros, la mente se nos va hacia Madonna o Kylie Minogue, entre otros.

Hoy, sin embargo, nos vamos a fijar en Steps, grupo musical británico surgido en 1997 que hacen un pop electrónico pegajoso y cuya seña de identidad es encajar pequeñas coreografías en los estribillos que arrastran a su público a imitarlos cada vez que suenan los temas. Steps son Faye, Claire, Lisa, Ian y Lee, todos con una formación artística bastante asentada y unas voces que no necesitan de mucho filtro o vocoder.

Apadrinados en sus inicios por Sony BMG, con 14 singles a sus espaldas que escalaron a lo más alto de los charts de Reino Unido y con más de veinte millones de discos vendidos, el grupo ha tenido cierta trascendencia en otros países a lo largo de Asia, Europa e incluso Estados Unidos. Allí compartieron el «…Baby One More Time Tour» con una jovencísima e incipiente Britney Spears, de la mano de Jive Records. Es en el 2000, aprovechando el momento álgido y estabilizado de su fama, cuando la banda incluso desarrolló un par de realitys televisivos donde buscaban y ejercían de coach de nuevos talentos. Un prolegómeno a OT, Pop Idol, The Voice y similares.

Y es que «Tragedy», «Stomp», «Chain Reaction» o «One for Sorrow» inundaban cualquier fiesta o hilo comercial cuantiosos lugares.

Muchas de sus canciones permanecen en la memoria colectiva, no solo para el fanbase, ya que han calado como parte de bandas sonoras de películas notables (saga Toy Story o Pequeña Miss Sunshine). A ello también contribuye el manojo de versiones que han actualizado y reinterpretado bajo su signo musical y escénico.

A mediados de 2001 cuando, tras un período de actividad continua, dos de sus miembros decidieron dejar la banda en lo más alto, algo muy típico en este tipo de grupos pop que establecen un proyecto de unos pocos años en los que no cesan de trabajar, enlazan discos y promos, giras, televisiones, diverso merchandising…

A tener en cuenta que la formación, en 4 años, había publicado 5 discos (los dos últimos plagados de covers y hits anteriores). Avalan su trayectoria en esos tiempos las 5 giras con SOLD OUT y con una puesta en escena que nunca ha escatimado en luces, color y movimiento.

Tras algunos proyectos individuales (e incluso algún dúo de éxito), Steps vuelven a reunirse en 2011 para grabar «Light Up The World»,  un álbum navideño y un par de giras de despedida que bien venía a los bolsillos de los componentes del grupo, siendo un absoluto éxito de ventas. Una despedida que, al igual que la de Cher, nunca se ha visto como definitiva.

Desde entonces los rumores y las preguntas acerca de nuevas reuniones acechaban a los miembros de la banda, mientras estos han estado participando en diversos programas como «Dancing with the Stars», «From PopStar to Opera Star», «Big Brother», «Dancing on ice» y multitud de participaciones como protagonistas en musicales del West End londinense (Grease, Beauty and the Beast, Mamma Mia!).

Es en 2017 cuando un nuevo proyecto se hace realidad, denotando que  «Tears on the Dancefloor» nace como un álbum a modo de celebración del vigésimo aniversario de la banda y no como una continuidad. Es aquí cuándo el público fiel de Steps vuelven a apoyarlos y llegando incluso arrastrar nuevos seguidores: «Scared of the dark» surge como un single fresco, acorde a su estilo upbeat y con influencia pop de los 90, pegadizo y acorde a estos tiempos, llegando los primeros puestos de las listas en más de 12 países.

No desdeñan la idea de contar con compositores y productores de ABBA, Lilly Allen, Jess Glyne, Shakira, Leona Lewis, Emeli Sandé, Inna, Melanie C, Britney Spears, Ed Sheeran o The Saturdays. Esto les lleva a un sonido que podemos tildar de eurodance que engancha y les hace venden más de 100.000 copias en la primera semana de editarse. Los Steps vieron renovada su energía y se embarcaron en una exitosa gira por Reino Unido y otras fechas por otros países europeos presentando su nuevo trabajo y rescatando sus éxitos.

Visto el éxito, el renovado público que les sigue y la credibilidad como grupo pop estabilizado, Steps salta de nuevo a escena, dejando de lado la intención de «solo un disco más» y publicando en breve «What the Future Holds» presentado ya con un single homónimo que les ha compuesto Sia. La primera canción de este nuevo trabajo bebe de todo lo ya descrito: un pop electrónico de base brillante, una imagen renovada que roza lo futurista y una letra que nos sitúa mucho en el presente («un pie en el pasado y otro en el futuro/¿Qué nos depara el futuro?«) que encabezan un nuevo playlist y una nueva gira, la undécima del grupo.

Fechas en las que se verán acompañados de otra artista que recoge sus momentos actuales y revivals, Sophie Ellis-Bextor, que vive un renovado momento dulce tras la fama sobrevenida a raíz de sus conciertos messy en época de confinamiento a través de live de Instagram.

 

 

 


Sobre el autor

Fon Cole

De los Cole de toda la vida.