Carta abierta a la señora Ana Rosa Quintana

Muy señora suya. Desde muy pequeño me enseñaron a utilizar Usted y las palabras Señor o Señora respectivamente para dirigirme a las personas mayores. Como he sido muy bien educado le aplicaré el tratamiento porque supera los sesenta años, pero en minúsculas porque demuestra no merecer tal cortesía en absoluto. Llevamos años soportando desplantes, desprecios, …

Carta abierta a la señora Ana Rosa Quintana Leer más »