Algunos cómics del 2018 que deberías leer

The Wicked + The Divine de Kieron Gillen and Jamie McKelvie  Bellísima persona
 
 
El hombre Garabateado de Frederik Peeters, Serge Lehman  Bellísima persona
 
La reedición de X-Men de Bendis Bellísima persona
 
 
Vida y muerte de Federico García Lorca de  Ian Gibson y Quique Palomo. Revitalizado en este 2018. Buen gusto. Donna Semen
 
El violeta de  de Juan Sepúlveda Sanchís, Antonio Santos Mercero y Marina Cochet (Drakul)
Ha tenido que ser un comic el que ponga sobre la mesa la represión, la discriminación, la cárcel, los campos de concentración y las torturas que el franquismo infligió a los homosexuales durante décadas. Tomando anécdotas y testimonios reales, se arma una historia que tiene como mayor hallazgo a Bruno, el protagonista. Un hijoputa desalmado fruto de esa misma represión que él sufrió. MM
 
Lo que más me gusta son los monstruos de Emil Ferris (Reservoir Books) Angel del Olmo
 
Lo que más me gustan son los monstruos de Emil Ferris construye un relato de postguerra desgarrador donde una niña pequeña se imagina ser un monstruo para huir de la realidad. Soberbio. Señor Dondon
 
Las hijas de Antonio López, de Rebecka Khamlichi,(Bridge) una historia durísima y tan real que hace que se te pongan los pelos de punta. Hilde
 
En una época en la que hay mucho drama, creo que hay que hacer especial mención a La muerte de Thor (Marvel) “la diosa del trueno”. Una magnífica pieza en la que, el propio creador, Jason Aaron, reconoció haber llorado mientras lo desarrollaba. David Miralles
 
Rayo Negro de Ahmen Saladin (Panini Cómics)Me flipa la estética y ha sido toda una sorpresa, ya que no era un personaje que, de primeras, me atrajera, pero creo que Marvel ha hecho algo digno (por fin) con los Inhumanos. Skyzos
Nieve en los bolsillos de Kim (Norma Editorial) en tiempos de racismo y xenofobia galopante, un libro autobiográfico para comprobar como los inmigrantes de ayer éramos los españoles. Sin contrato, con condiciones laborales durísimas y encontrando la solidaridad de mucha buena gente alemana, es un ejercicio imprescindible de memoria. MM


Sobre el autor

Atroz Con Leche

Podríamos empezar diciendo “Bienvenidos a este blog” pero mentiríamos cual bellacos. También podríamos comenzar con las palabras “Esta es una nuevo modelo de red social” pero ni de coña y tampoco hay ganas. Esto es… Atroz…No hay palabra que mejor lo defina. Bueno sí que hay otras, pero si las escribimos no podrían leerlo niños y además ustedes se van a asustar.