El perrito rastreador que no rastreaba nada

 

Las redes sociales enloquecieron con este video de un perrito que había empezado a trabajar en el nuevo servicio de objetos perdidos de la aerolínea holandesa KLM. Solo que el perrito no existía. O, mejor dicho, sí existía, pero no trabajaba en el servicio de objetos perdidos de KLM. De hecho, no trabajaba para KLM.

Joost Ruempol, portavoz de la aerolínea, confirmó que, en efecto, KLM acababa de incorporar a su plantilla un equipo de objetos perdidos, que se encargaba de intentar hacer llegar a los pasajeros del aeropuerto de Schiphol (Amsterdam) los objetos que habían dejado abandonados en aviones, salas de espera…

El perrito, sin embargo, no era parte del equipo. Según Ruempol, “el perro es solo para simbolizar el modo activo en el que nuestro equipo buscará a los propietarios para reunirlos con sus posesiones perdidas”.

La idea del perro Sherlock fue de la agencia DDB & Tribal Worldwide, encargada de crear el video con el que KLM presentaba su nuevo proyecto. Con acierto, porque se convirtió en uno de los virales más comentados del año…

Una pena, oiga. Con lo cuqui que hubiese sido ver al perrete corriendo por el aeropuerto para traerte tu móvil, tus llaves, tu maleta… ¡chocho, que un día te vas a dejar la cabeza en los baños!


Sobre el autor

El Perro de Toni

No te fíes del criterio de alguien que te reconoce por el olor del culo