Sandra Bullock ¡Y guapa, y guapa, y reina, y reina!

Como cada atardecer Shadi se deja ver año, la revista “People” (no “People en Español”, que digo yo que debiera decirse “Gente”, sino la buena, the original) elige a la mujer más hermosa del mundo. Y el fallo (guiño, guiño) es para...   …mi actriz favorita y una de las más denostadas por parte de la Madre Superiora. Y planteo yo: ¿es algo merecido? Que no me ciegue el orgullo de fan: NO. Esta mujer no es un bellezón y desde luego, no es la más hermosa del mundo. Ni siquiera en la portada que le da tal título, donde se la ve completamente carente de filtros, photoshops y retoques. No obstante, siempre ha tenido un encanto especial y carisma a espuertas que la han hecho brillar y sobrevivir con una carrera (y unas críticas) que hubiera hundido a otras. Y sin embargo, las mismas revistas que en su momento han aupado a bluffs como Linda Fiorentino, Thora Birch, Alicia Silverstone y otras muchas mamelucas que han quedado en agua de borrajas tienen que tragarse como La Bullock lo sigue petando a sus 50 años. Y es que hay que reconocer que es de las pocas que ha sabido pasarse por el arco del triunfo los prejuicios que las mujeres han de seguir aguantando en la industria del cine. Ojo, no hablo de arte, me refiero a negocios, y ahí sigue imperando un machismo rampante que ningunea a las mujeres de cierta (no mucha) edad papeles protagónicos que sí da a tíos de mucha edad. Yo, por ejemplo, creo que me voy a liar a tiros si vuelvo a ver como ponen de rompebragas objeto del deseo  a Matthew McConaughey, Josema Yuste Richard Gere o ¡¡Tom Cruise!! mat O que siempre da a hermosas debutantes el papel de interés amoroso de un galán maduro (no va por tí, Arturo Fernández, en realidad nunca te has comido un mojón), pero pocas veces empareja a una actriz, por más taquillera que sea, con un actor mucho más joven. Y, de hacerlo, el propio guión suele subrayar esa diferencia de edad como uno de los temas de la película ("El novio de mi madre", "Conociendo a Julia", "Mientras haya hombres", "Secretos compartidos"...). Eso, cuando el papel de las mujeres no se limita a trofeo intercambiable del protagonista masculino. Jennifer Lawrence, por ejemplo, está arrasando con la saga "Los juegos del hambre", pero en la mayoría de sus otras películas no pasa de ser una comparsa que gira en torno al hombre. Lo mismo Megan Fox (con la diferencia de que ésta no triunfa ya) o, por ejemplo, Cate Blanchett, muy respetada como actriz pero incapaz de atraer masivamente a los espectadores  por sí misma (y a veces ni acompañada). A mi, que una señora de más de 50 años que es capaz de levantar un proyecto de mucha pasta con su solo nombre y que no es Madonna, me parece una cosa digna de quitarse el sombrero, sobre todo en un entorno que castiga tanto la madurez de unas y tan poco la de unos. Aunque no sea la más guapa. En resumen, como han dicho otros más sabios que yo, Sandra Bullock mola, y punto. Y ha demostrado que con el director adecuado puede sacar registros muy buenos. Y no le hace falta ser la más mona del mundo, porque ya ha sido miss en varias ocasiones. (Incluyendo una con ¡River Phoenix! que no vio ni el Tato). Y les dejo el trailer de la inminente película donde one su voz a la villana, "Los Minions". ¡De nada!  


Sobre el autor

Un millón de moscas

Abby para los amigos