Confesiones vergonzosas: me pone Albert Rivera

Alber Rivera Barba

Hola, me llamo Flanagan y me pone Albert Rivera. Sé que es vergonzoso, pero tengo que confesarlo públicamente a ver si así se me pasa. Me pone y me pone bastante.

Todo empezó cuando lo vi en la nueva temporada de Salvados, con esa camisa rollo vaquera que le marcaba los brazos un poco más de los que en realidad tiene y que me tuvo expectante todo el “debate” para ver si se la quitaba. En serio, estuve esperándolo fuertemente.

Alber Rivera CamisaYa sospechaba yo que algo me atraía cuando sacaron la famoso foto del AVE. ¿No la conocéis? Me extraña mucho. Pero bueno, os la voy a poner porque así tengo una excusa para poder volver a verla.

albert-rivera-paquete

Es grande, ¿eh?

Y desde entonces he de reconocer que alguna que otra fantasía he tenido. Y algún que otro sueño erótico. El último en Madrid, que pensé que igual lo tenía cerquita.

Alber Rivera sonrisa

No me gusta nada su programa político, no os vayáis a pensar. De hecho, estoy en contra de casi todo (alguna cosa hay con la que coincido, pero las menos). Pero es verle en una entrevista y ponerme nervioso y todo. Sobre todo, cuando hace jueguecitos con las manos.

Alber rivera La tengo así

No os voy a contar lo que le haría porque es muy sucio y esto no es 50 sombras de Flanny. Esto es Atroz con Leche -¿que no nos conoces? Pues deberías leernos desde el principio, porque somos todos muy buenos-, pero os comentaré que le daba hasta por entre los dedos de los pies…

En fin, que ahora entiendo por qué su primera campaña publicitaria fue así.

Albert desnudo

Y lo peor de todo, es que creo que desde esta foto no ha hecho más que mejorar. ¡Putas hormonas gays mías! Hala, vuelvo al baño para hacer cosas. Aunque sepa que no está bien. Nada, nada bien. Espero que halléis un hueco en vuestros corazones para perdonarme. O podéis poner en vuestros comentarios otras confesiones vergonzosas y así no me siento tan solo…

Alvber Rivera Micro


Sobre el autor

Flanagan R. McPhee

Iba para Reina de la Noche pero se me adelantó Letizia.