En la picota: Leticia Sabater y su “Tukutú”

¡Peor que una plaga! Y seguro que ya tiene plaza para tocarla en el próximo Orgullo, que siempre hay quién la contrate y quienes le rían la poca gracia que tiene. C del Palote

via GIPHY

Después del tiki tiki tiki y el taka taka taka, llega el tukutu, cuando se le acaben las vocales… se suicida. La pobre, no da para más. Flor de Pavimento

 

Despierta una desazón en mí la tendencia de Sabater por ponerse un crucifijo en el chocho, además de por llevar un corsé de Jean Paul Goltier de los chinos. Como aficionado a la sección de salud de la Pronto, me preocupa que cada vez que Leticia intenta llevarse las manos al culo no llegue a tocárselo. Arrítmica en sus brazos en cualquier movimiento creo que debe ser porque se está acostumbrando a su nueva perspectiva tras la operación ocular. Fon Cole

via GIPHY

Leticia Sabater ya no distingue lo que es una colita, un culito, un perreo o una mierda de canción. Todo da lo mismo. Confiemos en que, por orden guarra, santa o divina, el vídeo y la canción sufran una combustión instantánea y los youtubers tengan más espacio para vivir a sus anchas. Ángel del Olmo

Al principio era estrámbotica, loca del coño, mediocre pero hija, con ese video hecho en el trastero de casa, el vestuario del chino, la “letra y música” de cabra de organillo y que casi se te vuelve a salir una teta pues sólo puedo decir: BOOOOOOORING! Mutarr

via GIPHY

Iba a decir que tiene mucho mérito ponerse lo más horrezno encontrado en los chinos de veinte mil kilómetros a la redonda, pero qué va…Está tía ha estado rebuscando en los contenedores…¡Y se nota! MM

 


Sobre el autor

Atroz Con Leche

Podríamos empezar diciendo “Bienvenidos a este blog” pero mentiríamos cual bellacos. También podríamos comenzar con las palabras “Esta es una nuevo modelo de red social” pero ni de coña y tampoco hay ganas. Esto es… Atroz…No hay palabra que mejor lo defina. Bueno sí que hay otras, pero si las escribimos no podrían leerlo niños y además ustedes se van a asustar.