El club de la paja

Ves este anuncio pensando que es un fake…

milanunciosY resulta que no, que existen. O al menos, la página web que los anuncia. Existe, es real y si entras a su página web te quedas muerto del pasmo al leer cosas como se definen:

Nos definimos como hombres de mente abierta que gozan de los placeres de la masturbación sin ninguna orientación sexual en particular. Formamos grupos virtuales y reales, sólo para pajeros, que quieran compartir experiencias con otros iguales a nosotros

También es flipante comprobar quienes son sus héroes…

En el año 2012 sin ir más lejos, se dio a conocer el nombre del Campeón Mundial de la Paja 2011-2012. El japonés Masanobu Sato “Nuestro idolo” tiene una novia a la que no le interesa tanto el sexo como a él, y a partir de esto que pudo ser un problema, la pareja ha encontrado un modo de compartir los gustos y disgustos, el chico ha compartido la práctica masturbatoria (dos horas diarias) en un record, ella a su lado trabaja y además le cronometra el tiempo. ¿Se diría que tienen sexo?

.Que una asociación así surja en Pamplona no extraña; entre la presencia del Opus y sus raices vascas, poco deben follar por allí y claro, un hombre tiene sus necesidad. Algunos de sus usos y costumbres van más allá de la sorpresa:

Nuestro club marca días “temáticos” y cada día mantiene sus reglas (días “cada uno la suya”, días “hoy se puede ayudar al colega”, días “circulos”… así los socios eligen qué día les apetece más según la práctica a usar), pero siempre se destaca con mucha vehemencia que no hay penetración ni chupadas. En muy pocas ocasiones, se produjo una escena de sexo oral; pero cuando pasa esto se expulsa del club a estas personas, porque “no somos gays, aunque a muchos les cueste entenderlo, nos gusta hacernos la paja con desconocidos o amigos”

Hay que criticarles, eso sí, su poco sentido del humor:

No se admiten bromas que nunca faltan y R. cuenta que frente a la pregunta irónica de un visitante, acerca de si hacían concursos y ganaba el que llenaba el vasito de leche, directamente le bloquearon el acceso.

Y luego está lo del local, que uno se pregunta que dirían esos sofás si hablaran y reza porque no tengan moqueta. Ni cortinas.

El club tiene su propio local, donde todo está preparado para que los socios disfrutemos de nuestra afición. Sólo los socios conocen dónde está el local, que no tiene ningún tipo de identificación externa.

album

Si después de esta explicación, te interesa pertenecer al club, aquí tienes su : pajasclub@gmail.com


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.