El engañabobos de True detective

Los premios no sirven de nada pero dan mucho juego y mucho de criticar. Y por eso los pongo como excusa.

Han llegado los Emmys y a True detective (TD) le han caído un montón de nominaciones.

Pues vale. Pues muy bien.

Ocurre  después de que este invierno fuera la serie que todo el mundo tenía que ver sí o sí. Qué pesaos, los fans. Unos elogios, unos disparates que sin haberla visto hubieras pensado que TD iba a cambiar la historia de las series. En los foros seriéfilos, en las redes, en los medios especializados  se leían unas virtudes tan gigantes que más que criticas,  bien pàrecían bragas mojaditas con  crepitar de orgasmo serieadicto y mucha baba caída .Buscando en algunas listas donde votan los internautas, incluso se la puede encontrar como de las cinco mejores de la historia y eso que lleva una sola temporada…

Esto…

¿¿¿PERO ES QUE NOS HEMOS VUELTO LOCAS O QUÉ???

true-detective-harrelson-mcconaugheyResumiendo:

True detective es una puta mierda de serie y lo sabes.

Bueno he sido maximalista; no será una puta mierda entera pero sí al menos media puta mierda, eso no se lo quita nadie. Que sí, que hay un plano secuencia que se caga la perra, pero por lo demás… El bueno de Mathew le ha cogido el gustillo a eso de hacer de personaje yonki (aunque nunca se haya metido un pico) y ahí anda, recogiendo premios por un quitamealláesoskilos. Su personaje  ha fascinado a propios y extraños, aunque tengo una duda: ¿No está más visto que Mario Vaquerizo?  De hecho ¿No es un arquetipo tosco y burdo? Sobre todo porque la profundidad que tienen sus discursitos es la misma que tienen los libros de Paulo Coelhoo lo que es lo mismo; filosofía barata para pseudo profundos del todo a cien.Sus frases son iguales que las del bueno de Coelho sin desmerecer ni un poco y se comprueba porque dan el mismo ardor de estómago

En cuanto a la estética y la atmósfera de la serie…¿No estaba ya inventada? ¿O me confundo y nunca se estrenó “Seven” hace casi veinte años? “Seven” rural, eso sí, pero “Seven” al fin y al cabo.

Luego está la credibilidad de los tres primeros episodios con interrogatorio de por medio, que eso, hay que ser muy crédula para tragarse un interrogatorio donde los acusados hacen  cosas  tan raras: desde hablar de su vida personal (¡Hasta sexual!) y ponerse borrachos como cubas bajo la atenta mirada de los que interrogan.

Pero lo peor es el trauma de Matthew Coelho….¿Otro policía que perdió a su mujer y a su hijita? ¡Venga ya! Lo hemos debido ver en cien mil películas; es como si en España rodaran una serie donde el prota fuera torero, su mujer folclórica y hubieran tenido un accidente en los Sanfermines; no hay quién aguante un tópico tan enorme.

He dicho que lo peor era la hija muerta, pero miento cual bellaca. Lo peor es el ridículo episodio final del que se han hecho cien mil interpretaciones para hacernos tragar lo intragable; que en el fondo, True detective es un homenaje a Autopista hacia el cielo con aires de grandeza. Osea; están al mismo nivel de calidad, pero con una pega más para TD; es insoportablemente pretenciosa.

Todo sería perdonable si no fuera porque tiene momentos absolutamente soporíferos, pero de cloroformo instantaneo. Y eso, amigas lectoras, una clama a la guillotina sin posibilidad de exculpación.

Y atención que en vez de Brad Pitt (como apuntaban los rumores), parece que el protagonista va a ser Colin Farrell; tam follable y pollon como mediocre actor. Tiemblen, tiemblen.

Si no la has visto, ya sabes: no pierdas el tiempo. O sí, vosotras sabreis.


Sobre el autor

MariRici Na Delahiel

Mi madre dice que soy guapa.