Toda la belleza de un disco de Romy

No es necesario ni que leas este post porque deberías dejar todo y ponerte a escuchar Mid Air, el primer disco en solitario de Romy, la que fue vocalista principal de un grupo tan señero como The XX. Es curioso que haya echado mano de los dos grandes gurús de la producción electrónica del «ayer» (Stuart Price estuvo detrás de varios de los pelotazos más importantes de Pet Shop Boys, Madonna o Kylie) y Fred Again.., el actual Rey Midas de la música británica y niño mimado de la crítica con razón, como puede comprobarse en Mid Air.

 

 

Romy alcanza con su disco de debut un difícil equilibrio al cantar alrededor de las preocupaciones  íntimas de una lesbiana treintañera aún temerosa de mostrar sus sentimientos pero lo hace en la pista de baile, porque el hedonismo no le resta sensibilidad. De todo ello habla en esta entrevista que le hicieron en El País.

 

 

El resultado de varios años de trabajo es un disco optimista y luminoso, otro ejemplo de como los clubes de baile han sido el refugio de tanta gente en el colectivo, un lugar donde han podido disfrutar y divertirse sin ser juzgados ni acosados. Mirando al pasado para hacer un repaso al house, al progressive o a leves retazos de trance de los noventa pero sonando actual, con la producción justa para que no resulte cargante pero con la suficiente tralla como para que no dejes de bailar ni un segundo.  De los años noventa son un grupo del que rapidamente te acuerdas por el timbre de Romy y es Everything But The Girl, que justo este año sacaban disco nuevo este año y que ya hubieran querido acercarse a lo que ha hecho Romy.  Reconozco que fui de los que recibí sin mucho entusiasmo los singles de adelanto pero fue escuchar el disco en conjunto y lo que parecían temas que estaban bien y ya, ahora adquieren otra nueva relevancia en la secuencia de canciones. Todas juntas componen  un disco coherente, disfrrutable y que durante muchos días no te puedes quitar de la cabeza.

 

 

De lo mejor es su falta de pretensiones y eso hace que Mid Air crezca con las escuchas, que se convierta en adictivo y que se pase volando porque en su música hay alma, verdad y ganas de que lo pasemos de puta madre con ella pero sin dejar de bailar, que a veces no hay nada más reivindicativo que una buena fiesta. Apúntalo ya en tu lista de mejores discos del año porque lo merece. Grande Romy, grande Mid Air.

 

6 comentarios en “Toda la belleza de un disco de Romy”

  1. Frecuentemente la música de baile me resulta repetitiva y machacona pero con este disco se me van los pies desde la primera escucha.

  2. Me flipa este disco, tiene algo que suele ocurrir pocas veces y es que se puede oír entero con entusiasmo.
    The XX funcionan juntos y cada uno de ellos brillan por separado, ¿Acaso eso no es el talento‽.
    ❤️

  3. Pingback: Romy sueña con una chica - Atroz con leche

  4. Pingback: Los mejores discos internacionales de 2023 - Atroz con leche

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *