Jamás pensé que diría esto: Bien por Jorge Javier Vázquez

Bueno, parece que por fin se levantan voces entre los incondicionales de la extraña pareja.  Me refiero, por supuesto, a ese binomio tenebroso que forman M. Vaquerizo y O. Gara, que es como firman en los créditos de sus obras. No voy a utilizar los apelativos que les dedico habitualmente porque a estos les gusta mucho andarse con pleitos, y no pienso darles el menor motivo.  Además, no voy a hablar directamente de ellos, que es lo que más les gusta del mundo, dineros fáciles aparte.

Centro el asunto. Una de esas voces no pertenece a cualquier persona, se trata de Jorge Javier Vázquez, figura televisiva archiconocida por la inmensa mayoría de los habitantes de este país: lugar que ya no conoce ni la madre que lo parió, vistas las barbaridades que se están cometiendo de manera completamente impune.

Vaya por delante que el Señor Vázquez nunca fue santo de mi devoción, lo digo abiertamente. No me gusta la manera que tiene de conducir los programas que presenta, los personajes que lleva, los temas que trata, lo que permite hacer y decir en ellos, etc. Pero también debo reconocer que, de un tiempo a esta parte, se está mostrando muy consciente con la realidad LGTBIQA entre otros asuntos de vital importancia. Está aprovechando su posición para dar la cara y replicar contundentemente ante los constantes atropellos que los habitantes de la caverna jurídica, política y mediática vienen cometiendo.  Eso le honra y hace crecer el respeto que voy sintiendo hacia su trabajo.

Jorge Javier ha dicho basta y ha dejado bien clara su posición ante las últimas actividades y declaraciones de ese sujeto falaz y de nulo conocimiento sobre casi todo, especialmente en asuntos que ni siquiera ha vivido y en los que pretende sentar cátedra. Y siempre con el beneplácito de la otra parte.  Ya sabéis a quienes me refiero ¿no?

Según sus propias palabras, J.J. está harto de tolerar la incesante verborrea insensata de este personaje grotesco. Hasta las narices de quedarse contemplando la araña y guardar incómodos silencios cuando declara disparates ridículos, barbaridades clasistas -si no directamente fascistas- y se posicionan junto a los que ningunean, ridiculizan o desprecian todos esos derechos fundamentales que, con tanto esfuerzo, se están consiguiendo.  Precisamente él quien, con esas trazas, sin duda habría sufrido en sus huesos lo más crudo de la ‘libertad’ que ahora dice no poseer y que, paradójicamente, vivió la verdadera censura por mano de fuerzas que ahora evita señalar y casi abraza. Pero insisto, no se trata de él, de ella, de ellos, sino de quien ha dicho hasta aqui hemos llegado.

No voy a repetir sus palabras, aquí os dejo lo que ha escrito en Lecturas, revista con mucho predicamento pero que sólo hojeo en la peluquería mientras espero mi turno para hacerme la barba, pues soy calvo de solemnidad desde hace más de treinta años.

Para terminar, señalaré que J.J. asume sin problema las consecuencias que sus palabras van a tener, como ganarse la enemistad de aquellos que siguen ciegamente a la pareja y que continúan jaleando cada regüeldo que suelta el uno y consiente la otra.  Pero, sinceramente, gente que no es capaz de distinguir la ignorancia de la inteligencia, la bajeza de la ironía o el insulto de la broma sólo merecen el más absoluto de los vacíos.

Así que gracias por posicionarte, por ponerte de frente y por mostrar una realidad que muchos tratan de emborronar, empezando por los aludidos en tus palabras.

 

 

7 comentarios en “Jamás pensé que diría esto: Bien por Jorge Javier Vázquez”

  1. Esto ya lo he vivido en otros foros. El «mira no quiero saber nada de Alaska and friends pero opino de que…» Y estoy hablando de mi, ojo, pero por si alguien se sintiera identificado os doy ánimos: De Fangoria también se sale.
    ¿Decir de Jorge Javier Vázquez que es una marica mala es homófobo? Porque es tan maligna como Law Roach. Pero es cierto que al lado de AR es un adalid de la progresía. Mientras la clase política se dedica al titular y a la demagogia resulta que son los períodistas a golpe de editorial o tuit los que están defendiendo lo que otros deberían hacer a dentelladas. Hombre, Jorge Javier igual está rebotado por el nuevo código ideológico de T5 que no le deja hablar de todo lo que quiere en la tele y se despacha en donde le dejan. O se quiere marcar un «Lineker» (JJ, no estás en la BBC, cari). Sea como fuere, razón no le falta.
    En cuanto a la ominosa pareja y su no menos ominosa chupipandi…Es que me cuesta hablar de ellos (porque ya saltarán sus fansfatalas a defenderlas y yo como que paso del enfrentamiento). Alaska y por extensión Fangoria ha demostrado que anda desde hace unos años desnortada musicalmente. Que igual te promociona Benidorm, como Elche o la copa de Rey. Que igual habla cuando sí (para dar un titular) como que no habla cuando no (Samuel, la ley trans…). Y yo creo que es una mujer que defiende sus intereses -crematísticos- y que no le toquen las habas, ésa es la única motivación de su vida. («Simplicidad, agente Starling. Lea a los clásicos: Marco Aurelio…») Quizás nos la hayamos tomado en otro plan los últimos treinta años; no sé, ¿Porque ella haya dado esa impresión y nosotras mariconas hayamos seguido el juego? La culpa es nuestra por haberla creído ¿Es legítimo,?sí ¿Tengo que seguirlos aunque sea para ponerlos a caldo? NO, porque es lo que necesitan…
    Y este tema es un valor de oxígeno para las dos «Attention whores» (entrecomillado, a ver si ahora la lío), o sea, Olvi no ha tardado ni un día en responder. Así es su vida. Y Mario…¿Mario WHO?

    1. La respuesta que ha dado era la esperada: tibieza total. Se nota que es hija de diplomático.
      Ante la gente con poder no se arriesga, no se posiciona, no planta cara.
      Ha venido a decir «pues muy bien, oyes. Es tu opinión»
      Pero eso sí, ha dejado muy claro que no son amigos ni lo han sido jamás, como sucede con el 99,99% de la gente que tiene a su alrededor.
      Tengan en cuenta qué la extraña pareja y, sobre todo ella, no tiene amigos. Poseen activos para exprimir. En el momento que dejan de ser rentables, se los sacuden de los hombros como si fueran caspa. Lo hemos visto miles de veces. Su actual marido no es una excepción, cuando ya no ponga huevos de oro lo arrojará a las fieras sin temblarle el pulso.
      Y del fenómeno fanfatal mejor no vamos a hablar, llevan muchos años retratándose por sí solos.

  2. JJ tiene muchas cosas malas, en parte por el personaje televisivo que es, pero cuando ha tenido que dar la cara por determinados temas lo ha hecho con más coraje que ciertos autodenominados activistas que intentan no pisar demasiado fuerte sobre terrenos pantanosos -que les puedan restar seguidores o contratos-.

  3. Pingback: La bocaza de Paloma Cervilla - Atroz con leche

  4. DMalignus, según me chiva Bing, la nena se está retratando con la chupipandi y subiendo las fotos al Insta (Bibiana, lo que te pasó en ARgg ya es malo, pero esto…más vale que te haya dado por adelantado los saladitos) Y Mario con otro amigo de Olvi, Mr.Miguel Bosé, que con la serie se está haciendo un lavado que se está quitando hasta la sombra de ojos. Attention whores. Period.
    Yo fui una fanfatala adolescente y te llega un momento en que se te cae la cara de vergüenza. Hay cosas insostenibles.
    Creía que Olvi tenía por padre a un exiliado republicano asturiano que se ganó un capitalito en restauración allá en ultramar. Y que la familia de América Jová eran orfebres en Cuba, que huyeron primero de Batista y olvidaron definitivamente Cuba con Castro (De ahí los «viajes a Londres» de América cuando Olvi era adolescente y le traía discos punk. Hasta que se arruinaron en aquel tiempo -o eso dicen ellas-)

  5. Vamos a ver, esta señora siempre ha sido, es y sera una pija disfrazada de punk. Ni arregla, ni compone ni produce aunque asi lo digan los creditos de sus canciones.
    Que el JJ salga ahora a «denunciar» el verdadero talamte esta señora y su grotesco marido (nena, tu vete a por la pela venga de donde venga y arrimate SOLO al sol que mas calienta…), retrata las pocas luces que el mismo tiene y lo mucho que a el le gusta ir de adalid de las causas injustas. Mas ahora que T5 aplica un codigo de etica que acabará con su programa estrella, el que presenta el de Badalona.
    Y la prueba irrefutable de todo lo que digo, lo tenemos en una cancion de 1983 de Siniestro Total, cuya letra reza asi:
    Yo quiero ser Alaska
    salir siempre en el ¡Hola!
    tocar en el RockOla
    llevarme toda tu pasta
    y quedarme con la basca.

    Insisto en que es una cancion de 1983. Los que «ahora» se sorprenden del verdadero talante de esta señora. que sepan, como he escrito arriba, que siempre ha sido, es y sera una pija disfrazada de punk…

  6. Los griegos llamaban a las Furias «las benévolas», porque la mera mención de su nombre les daba miedito no fuera que las invocaran. Con esta señora y su troupe pasa lo mismo, cuanta menos atención les prestemos mejor. Perviven como esa carga residual en el imaginario colectivo, dosis absurdas de diplomacia y una suerte de mitomanía + «whore attention syndrome» que epitomiza el «cría fama y échate a dormir». Y sacan dineros de ello, lo más importante para ellos.
    ¿Sus méritos? Los conocemos, gracias. El zurdo fue el primero que expuso en declaraciones lo de que los primeros punkis de la movida eran niños bien sin oficio ni beneficio, que arrogaron para sí el espíritu «DIY» y la estética punk obviando los postulados políticos (como sí sucedió en casos aislados en Euskadi). Con el tiempo el Zurdo llegó, no a desdecirse, pero sí a moderar su mordiente al darse cuenta de que «hoy la movida está demonizada» (la demonizó declaraciones como la suya, qué coño). Como pasó en el renacimiento o en el auge del arte asiático en siglo XXI, el arte es una función de lujo que florece allá donde florece la economía (las clases medias bajas bastante tenemos sobreviviendo). El acceso a las New York Dolls que recuerda Nacho Canut (hijo de familia de militares que presumía de arreglarle los dientes al rey emérito) o a los discos de punk que mamá América Jová le regalaba a Olvido de sus viajes a Reino Unido no es posible si no hay dineros. También hay que recordar los sustratos sociales de los que proceden Antonio Vega o Carlos Berlanga. Pero no todos fueron niños bien. Ni tanto ni tan calvo. «Espectros de la movida» (akal) explora/explota esta perspectiva, pero no todo fue tan blanco ni tan negro como desde un lado u otro se empeñan en hacernos ver.
    Alaska llega a reconocer en algún momento que la fase diletante del punk cansa y que, quieras o no, algo de pericia se te queda (con la misma facilidad con la que reniega de su habilidad guitarrera porque le trae recuerdos de su etapa rock, entra y sale de Marco Aurelio o Santa Teresa de Jesús). Es cierto que como Fangoria, su esplendor ha dependido más que nunca de la producción ajena (recordemos a Carlos Jean), en unas ocasiones les ha quedado jugadas maestras (como disfrazar una falta de rumbo manifiesta mediante cuatro producciones, como en «cuatricomía») y en otras ha llegado a provocar el agotamiento de la fórmula (Milkyway).
    Alaska a finales de los 80 principios de los 90 estaba agotada, no musicalmente, pero sí en el descrédito por sus ¿fans?. Por un lado, los adolescentes supervivientes a la movida, bastante tenían con sobrevivir al SIDA, el síndrome de abstinencia o vivir como adultos. Y pasaban total de la tipa. A eso junta la situación de Dinarama: Berlanga adicto y con el ego en las proporciones monstruosas que provoca esa enfermedad. Llegó a las manos con su amigo Nacho (o eso se dice) y denunciando para que Dinarama no interpretara «sus» canciones. Tuvieron decisiones artísticas como Fangoria más que cuestionables en sus inicios (los «media duración» fueron ruinosos, los estudio Vulcano sirvieron para producir a un grupo fetiche de los indies: Family) pero en los 90-00 reclutaron a las legiones de maricones que ahora están desencantados, como antes los estuvieron nuestros hermanos mayores.
    Se me hace muy pesado hablar de ella, porque ella, tan ecuánime y sensata como es, nos haría ver (completamente indiferente, ya conoceís su estilo) que si hay alguien a quien culpar quizás seamos nosotros mismos por creernos unas expectativas que ella no puso, pero que seguramente dejó que siguiéramos para su interés (crematístico). Y razón no le falta. Nada favorece más a una diva que la adoración. Igualmente debería reconocer que no hay peor insulto que el piropo disfrazado de canción, porque si la canción es buena, será eterno: «Divina» de Radio Futura y posiblemente «Si no es por tí» de Berlanga también hablan de ella con lo bueno y lo terrible de su ser.
    No se trata de convencer al ya converso. Ni de predicar en el desierto de sus talifans. No hay mucho más que decir que no sepamos ya. En cuanto a JJ, es muy poco creíble que se haya caído del guindo a estas alturas. Si quería desenmascararla, le ha salido un Froilán, porque con sus piedras ellos se construyen un trending topic. Y bien que lo monetizan. Si quería aprovechar las redes para provocar el ruido que ya le niegan en el plató de su programa, pshé, quizás lo ha conseguido, pero a qué precio: al de perpetuar a esta peña… a falta de un nombre menos ofensivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *