Shirley Bassey donde tuvo, retuvo

Con 85 años, la cantante que más veces ha interpretado canciones de películas de James Bond dio el otro día en los premios BAFTA una lección de maestría vocal, de saber estar, de talento y de dignidad como pocas veces has visto en directo en un escenario. Más allá de que conserve sus cualidades vocales casi intactas a su edad , es que menudo magnetismo y qué manera de meterse al público en el bolsillo.

Disfrutando de su actuación, he recordado a otros grandes que teniendo años para competir con Matusalem han dado una muestra de genialidad y de estar en forma que pa mí las quisiera a mis treinta y cinco años. Es el caso de Dick Van Dyke que con NOVENTA Y CUATRO AÑOS dejó a todos con la boca abierta volviendo a bailar la música de Mary Poppins.

O Aretha Franklin que llevó a otro nivel lo de dar el do de pecho justo antes de fallecer delante de los Obama y de Carole King, la autora de la cancíón. Los pelos como escarpias, amigas.

Por supuesto que hay que acordarse de Betty White que rozando los noventa, fue capaz de llevar el ritmo de rodaje de esa gran telecomedia llamada Hot in Cleveland con cinco temporadas (que se dice pronto).

2 comentarios en “Shirley Bassey donde tuvo, retuvo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.