Israel pone su grano de arena gay en Eurovisión

Estamos sin palabras al conocer al candidato que Israel va a mandar a Eurovisión tras haber ganado de manera previa el Factor X. Lo hace (por cierto) gracias al voto popular y no al del jurado. Como suele ocurrir en el festival, aquí no interesa tanto la canción (quedará en la mitad de la tabla como mucho) como el espectáculo y derroche de plumas (superafavor!) de un Michael Ben David que te dejará con la boca abierta por su descaro y falsetes desopilantes. El chico no canta tan bien como él cree y la actuación no aporta mucha novedad aparte del plumerío descarado o una coreografía llena de momento equívocos, como que casi todos los pasos con el cuerpo de baile del cantante sean rozarse con el más chulazo de los bailarines (el momento trenecito es de traca). Así que échale un ojo y recuerda que la primera vez que lo viste fue en Atrozconleche.


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.