El disco aniversario de Sugababes

 

Sugababes vuelven.

Una vez más.

Seguro que cuando uno vuelve a leer este titular piensa: ¿pero cuál de ellas?

Y es que en los veinte años que la formación celebra ahora es famoso el ir y venir de sus componentes.  Desde Atroz con Leche ya hemos reivindicado en numerosas ocasiones todas las bondades que este grupo, con sus sucesivas formaciones, han aportado al pop. Grandes singles y colaboraciones, además de éxitos de discos en solitario, han sido un continuo en la carrera de las chicas Sugababes.

Sin embardo, además de la música, son conocidos los malos rollos y formas repentinas con las que algunas de las marchas o cambios de componentes se han venido aconteciendo.

Recordemos, por ejemplo, que Siobhan huyó a media gira por la ventana de un baño y a Keisha la sustituyeron sin avisarla y se enteró porque las otras estaban grabando un vídeo en Estados Unidos mientras ella esperaba un WhatsApp sentada en un puf en un páramo de la vieja Inglaterra. Famosos también son los singles editados y reeditados para cambiar voces de las antiguas componentes.

Tras varios años de amistad algo tensa, las componentes originales (Siobhan, Keisha y Mutya), decidieron en 2013 lanzar un single que fue todo un bombazo. «Flatline» suponía el principio de un disco que nunca vio la luz pese a que ilusionó a fans de siempre a la par que captó la atención de muchos otros que no las conocían aún. En sucesivos años han publicado alguna que otra colaboración y siempre ha sido incipiente la publicación de material como ya os contamos AQUÍ.

Las tres chicas originales, que refundaron su formación como MKS debido a las siglas de sus nombres, emprendieron una batalla judicial por recuperar la marca Sugababes y es ahora, cuando tras ser devuelta a las creadoras de la banda, deciden apostar de nuevo por el grupo. La formación sigue trabajando en un estilo que se denominó neo soul en su vertiente más pop.

El grupo decide reeditar el disco que las encumbró, su primer disco, «One Touch», justo este año que se cumplen veinte años de su publicación. Aunque entonces eran una adolescentes, las críticas siempre fueron favorecedoras por las composiciones letras y las capacidades vocales que poseían. Singles tan renombrados como «Overload» o «Run for Cover», catapultaron el disco al número uno en varios países europeos, sin mencionar el éxito en su hogar, Reino Unido.

El disco llega remasterizado en pocas semanas y se espera que la acogida sea bastante favorable. Como novedad, se incluyen en el trabajo demos y remixes realizados por diversos mezcladores que han dado un giro actual a canciones que, realmente, no suenan para nada pasadas de moda. Además, «One Touch» tendrá su edición limitada en vinilo.

Esta noticia, al menos nos compensa el sinsabor que nos produce saber que, de momento, no seremos una de las Sugababes al conformarse de nuevo la formación original. Muchas estábamos esperando confiando en que, con tanto cambio, llegaríamos a ser las elegidas en algún momento del milenio. Siempre estuvimos esperando sentadas en un puf algo que no llegó, como le pasó a Keisha.

 

 

 


Sobre el autor

Fon Cole

De los Cole de toda la vida.