La rara Islandia en Eurovision

Islandia ha optado por hacer como otros países y en el 2021 presenta al mismo grupo que presentaron en el fallido 2020. En este caso también la canción es muy parecida y hacen bien, porque llegaron a ser favoritos con esta maravilla que ya acumula veintinco millones de visionados y eso que no se les vio en el festival, para que luego digan que no sirve de nada ir a Eurovision.

El impronunciable cantautor Daði Freyr se hace acompañar de Daði & Gagnamagnið, que por el uso del bajo y las melodías electrónicas suenan como los hijos putativos de Daft Punk, con el aspecto de ser una especie de familia Von Trapp del siglo XXI y con unas coreografías raras como todo lo que viene de Islandia. Pero el caso es que molan, Lo demuestra una segunda propuesta para Eurovision con la que se han vuelto a colocar en la lista de favoritos y aunque critiquen su similitud con la primera, nosotros nos hemos vuelto a hacer fans. A la quiniela de posibles ganadores van.

4 comentarios en “La rara Islandia en Eurovision”

  1. Mira… A me tienen petufacto con esos pijamas que no se si van de teletubbies o salen de ‘Un mundo feliz’, por no hablar de la coreografía y el peinado de Sota de Copas del cantante. Pero eso sí: han hecho un temazo muy eurovisivo, las cosas como son.

  2. Se me olvidaba ¿Que es esa fijación por la ropa color verde barreño?
    Menos mal que el cantante de nombre impronunciable tiene un vozarrón.
    Ah, y ya el año pasado sonaban como los primos nórdicos de Daft Punk.

  3. Por desgracia, no tienen ese «pegajosismo» de la del año pasado pero me es imposible sonreir mientras la escucho. Creo que este año no quiero que gane Islandia, pero me alegraría que se quedaran segundos.

Los comentarios están cerrados.