Talento atroz: Ializar (y 2)

Continuamos presentándote el gran trabajo de Ializar que comenzamos en esta primera parte.
1.Sherlock
Versión BBC de Mark Gatiss y Steven Moffat  con Benedict Cumberbatch y Martin Freeman.
Mucho se ha especulado sobre la relación entre estos dos en general y sobre si Sherlock era más de carne o de fish & chips.
Sí, en su apartamento sólo hay un dormitorio con una cama… pero no seáis mal pensados.
El Dr. Watson tenía su propio apartamento en la planta superior.
Que siempre estáis pensando en lo mismo…
¿Las nuevas tecnologías son amigas de tu trabajo o prefieres la tradición del papel y el tiralíneas?
Tengo una edad, pero tanto como tiralineas…
Pues mira, chica… no.
Yo soy de la generación Rotring.
No soy nativo digital así que efinitivamente prefiero el papel, la regla y los lápices.
Y una mesa grande, no un teclado o un ratón, como campo de juego.
Cuando trabajaba como diseñador de interiores utilizaba programas de diseño (el clásico AutoCAD para la parte técnica y otros programas para la renderizacón y presentación) pero estos planos tienen más de ilustración artística que de documento técnico.
Así que el AutoCAD no es necesario y los programas de diseño ofrecen resultados demasiado perfectos y fríos.
Hay un poquillo de post-producción pero creo que la gente aprecia la calidez de lo hecho a mano.
Las (ya no tan) nuevas tecnologías me sirven básicamente para exponerlos al público y relacionarme con quienes reaccionan a ellos.
2. Los Simpsons
Las casas de las series de animación son casi todas un sinsentido.
Las habitaciones cambian de posición, tamaño, decoración…
¿Cuantos kilómetros cuadrados tenía la casa por la que el gato Jinks perseguía a Pixie y Dixie?
(Otra referencia viejuna, sorrys)
¿Y cuantas butaca/velador/lámpara había en esa casa?
¿O eran siempre las mismas que pasaban una y otra vez por detrás?
Después de leer tus respuestas…¿Quién te gustaría que se pusiera en contacto contigo para pedirte colaboración?
Se han puesto en contacto conmigo personas que querían ilustraciones personales.
Una parejita que quería un poster de su primer apartamentito, familia que se mudaba y quería un plano de su primera casa, unos que querían una ilustración de su AirBNB en Italia, etc
(Todos de fuera, que uno no es muy profeta en su tierra)
Si te refieres a alguien del mundo de la TV o el cine pues ni se me ha pasado por la cabeza así que no sabría decirte.
Aunque bueno, ahora que recuerdo…
Hace un par de años contactaron conmigo del The New York Times para pedir que les hiciera un plano del estudio de uno de los personajes de «GIRLS» (la serie de Lena Dunham) para ilustrar un artículo sobre los irreales apartamentos de las series vs los realistas.
https://www.nytimes.com/2016/09/18/realestate/fictional-new-york-city-apartments-get-real.html
Se quedaron tan a gusto que hicieron otro artículo sobre mis dibujos:
Muy profesionales. Me pagaron la ilustración original que les hice.

Esto no suele pasar…

Me escribieron también desde The Times para que les hiciera el plano de la serie «Sherlok» para el número de primero de año anunciando el retorno de la serie.

Estos no pagaron y ni siquiera me enviaron el ejemplar del periódico que les pedí para tenerlo.

Putos ingleses…

La casa de la pradera

¿Alguien recuerda esta?
Vosotros igual no pero vuestras madres seguro.
Era un poco ñoña pero fue un éxito que ni «Juego de tronos» y «The Mandalorian» juntos.
Los Ingells eran una familia numerosa de 5 miembros que vivían en esta cabaña de 40 y pico metros cuadrados.
Vamos, mejor que mucha gente ahora en un barrio gentrificado.
Muchas series graban sus exteriores en sitios reales que la gente visita.
Del pueblo de Walnut Grove no queda NADA.
Alerta Spoiler: En el último episodio los habitantes del pueblo se vieron obligados a abandonar su querido pueblo y, en plan «Pa lo que me queda dentro, me cago en el convento» decidieron dinamitar el pueblo. En un emotivo y lacrimógeno final (marca de la serie) cada familia apretaba el pistón y hacía saltar por los aires su casa.
Al final no quedó nada en pie y todos emigraron en busca de un nuevo lugar.

 

También me llamaron de «La que se avecina» para que les hiciera unos planos de Mirador de Montepinar para ilustrar la web de la serie o algo así.

Los empecé pero, no recuerdo muy bien por qué, se quedó en nada.
Si tenéis contactos en el mundo del show business y sabéis de alguien que puede estar interesado en algo, pues que me escriba…
Aquí me voy a poner un poco estupendo y comentar que en la penúltima bienal de Venezia, dedicada a la arquitectura, tuve una pequeña representación.
Hubo una inmensa exposición organizada por Rem Koolhaas que pretendía abarcar todos los elementos arquitectónicos (se llamó precisamente «ELEMENTS») donde pidieron colaboración a muchísima gente, entre ellas moi, para dar cabida a todo lo posible sobre este tema.
Quedó como testimonio en una enorme enciclopedia editada para la ocasión.Tampoco pagaron nada, pero al menos se pusieron en contacto para pedir permiso porque hay gente que ni eso.
El hombre tranquilo
Una de mis películas favoritas, siempre en mi top ten.
Una Irlanda bucólica de ensueño y un cottage que, tras una pequeña reforma, quedó de lo más coqueto acogedor.
Aunque al rudo Sean y la enérgica Mary Kate no les hacía falta más que una chimenea y una cama enorme para ser felices.
¡Homérico!
No es la primera vez que me encuentro mis dibujos editados por ahí sin pedir permiso ni autorización.
Este verano me encontré (Google alertas me avisa de estas cosas) en unos periódicos de Sudámerica que se fueron copiando el post y, como en aquello de la radio estropeada, al final me describían como un profesor de arquitectura en la universidad de Granada (sic) ciudad que en mi vida he pisado.
Aunque bueno, pagando o no, pidiendo permiso o no, estas cosas sirven para alimentar mi maltrecho ego y aportar una gotita de autoestima a mi vacía idem.
3. Amelie
Un apartamentito en Montmartre lleno de colores alegres, muebles antiguos y una cortina de abalorios que suena cuando el gato la cruza haciéndote creer que tu amado ha llegado.
Es una idealización de lo que es un apartamentito en el París bohemio idealizado del mismo modo que toda la película es una idílica recreación de lo que es París.
En París llueve.
Llueve mucho…
Es posible que tras acabar alguno de tus planos, hayas pensado que los que hicieron esa serie/película, no tenían ni idea de organizar un espacio para la vida real. Cuenta, cuenta…
Esto me da para varios posts…
Rara es la serie o película que tiene unos diseños prácticos o coherentes.
El apartamento de Carrie Bradshaw en «Sex & the city», el de Dexter Morgan de «Dexter» o el de Holly Golightly en «Desayuno con diamantes» («Breakfast at Tifanny’s») son de los pocos que son… reales.
(Aunque en el de Holly Golightly no había inodoro porque, como todo el mundo sabe, Audrey Hepburn era tan maravillosa que no cagaba).
La mayoría de los sets, especialmente los de las sitcoms, son completamente incoherentes.
En realidad son como decorados teatrales sin cuarta pared pues se graban frente a un público así que no funcionan arquitectónicamente por así decirlo.
Además los sets secundarios (dormitorios, baños) se montan según necesidad y no suelen encajar con el set fijo principal.
Hay casas imposibles de completar porque no encajan las plantas superior e inferior e incluso algunas que son más grandes por dentro que por fuera.
Y además suelen cambiar las cosas según necesidad.
Tú puedes ver un baño sin ventana durante 7 temporadas que si a los guionistas se les ocurre una trama en la que el prota se queda encerrado en el baño y tiene que escapar por una ventana, pues allí que aparece mágicamente una ventana.
Esto ya llega a extremos ridículos en las series de animación donde nada tiene sentido.
Tas la puerta que está frente a la puerta de entrada en el hall de Los Simpsons a veces hay un trastero, a veces un armario ropero, a veces las escaleras al sótano y alguna vez un baño.
Incluso los guionistas se rieron de ello haciendo decir a Marge que su casa no tiene mucho sentido porque hay cosas que aparecen, desaparecen o cambian de sitio.
El colmo ya fue la de «Los picapiedra», infinitamente más grande por dentro que por fuera y diferente en TODOS y cada uno de los episodios.
Parece mentira pero ninguna pieza de mobiliario se repite en dos episodios.
Por último remato con una de mis favoritas: La casa de «Las chicas de oro».
En el episodio principal ubicaron el dormitorio de Blanche Devereaux (la propietaria de la casa) a la izquierda del salón y apartado del resto de dormitorios que se ubicaban a lo largo de un pasillo a la derecha del salón.
Se ve que alguien pensó que eso debería ser confuso para la audiencia con lo que en adelante ubicaron todos los dormitorios juntos en el mismo ala a lo largo de ese pasillo.
El problema fue que no añadieron ninguna puerta así que a veces una puerta daba acceso a un dormitorio y en otro episodio tras la misma puerta, mágicamente, había otro dormitorio distinto.
Cosas que pasan desapercibidas y cuelan cuando las ves pero que cuando intentas plasmarlas en un plano se vuelven un problema.
4, Magnum PI *
Al mismo tiempo que muchos veían Barrio Sésamo despertaban a su sexualidad viendo al machorro por excelencia, Tom «Bigotazo» Selleck, exhibiéndose corriendo en bañador con su pecho lobo por las playas hawaiianas o vestido con camisetas floreadas que resaltaban su bronceado.
Mi primera colonia, Chispas.
Mis primeras pajillas, Magnum.
Su personaje vivía (básicamente por el morro) en la casita de invitados de la mansión del misterioso y enigmático Robin Masters a quien frecuentemente le cogía prestado su icónico Ferrari 308 GTS rojo chillón.
Lamentablemente la estupenda mansión hawaiiana (incluyendo la casita de invitados) fue demolida hace un par de años.
¿Si una productora te dijera ven, lo dejarías todo?
Creo que hay gente mucho más talentosa que yo para cualquier proyecto.
No me veo capacitado para mucho ahora mismo.
¿Se me nota muy depre y poco animoso?
Porque lo estoy…
5. White collar
La excusa aquí es traer a la mente y visualizar a Matt Bomer.
Y ya está.
La serie era muy entretenida, el ático que tenía era estupendo con una terraza fabulosa, un vestidor que ya lo quisiera Carrie Bradshaw y además su casera era Diahann Carroll.
Pero eso era lo de menos.
Salía matt Bomer.
Y no hacía falta nada más…
¿Tu trabajo tiene algún uso práctico? 
No, no lo tiene.
Es igual de inútil y poco práctico que una canción, un libro, un blog o que las propias series y películas que ilustra.
O sí, porque sirven para entretener y hacer pasar un ratillo a quienes les pueda resultar interesante.
Depende de cómo catalogues el valor que tienen las cosas.
Creo que ya he respondo a esto antes…
6. La soga
Película basada en el caso real de una encantadora pareja de asesinos sin escrúpulos.
Rodada en una sóla toma (con truco, que los medios de la época no daban para más) sucede íntegramente dentro de un único decorado, el apartamento de la pareja.
La parte en color es lo que se muestra en pantalla y la parte en blanco y negro la imaginada para completar el apartamento.
Les puse una cama de matrimonio aunque en la época sólo se mostraban camas individuales de parejas heterosexuales y decentes.
De hecho…¿Es algo que te importe o lo haces por puro placer?
Me entretiene mucho hacerlos.
Sobre todo empezarlos… porque suele llegar un punto en el que se vuelven un poco obsesivos (algo necesario para obtener un resultado final fiable, realista y detallado) y puedo estar deseando terminarlos porque me pueden entrar jaquecas en la búsqueda de una solución o algo concreto para completar el puzzle.
Les pongo mucho empeño porque tengo cierto TOC mezclado con bastante afán de perfeccionismo y si lo hago lo hago bien.
O al menos lo intento…
 7. Confidencias de medianoche *
¿Puede haber algo más gay que una comedia con Rock Hudson y Doris Day?
(No, era una pregunta retórica)
La prota de esta comedia de enredos era Jan Morrow, una decoradora y su apartamento es una fantasía cincuentera de color rosa.
Y con un teléfono en cada rincón…
¿Algún plano que no hayas hecho y estés deseando?
Tengo una lista bastante larga de proyectos, tanto de series como de películas y de algunos otros lugares fuera de estos dos campos.
Voy a mirar la lista para ver qué es lo que más me apetece.
Ahora vuelvo…
Ya he vuelto.
Elijo estos:
De TV
Se está preparando la vuelta de «Frasier» y «Friends» en este rollo revival tipo «Will & Grace» que parece estar funcionando.
Son los primeros planos que hice así que estoy preparando el Café Nervosa del primero y el Central Perk del segundo para sumarme a este comeback.
De series en mi lista me apetecen:
– El apartamento art-decó de la serie «Poirot». Una maravilla de serie y una maravilla de set. Exquisito todo.
– La casa de «Embrujada» («Bewitched») porque tiene su gracia kitsch ese look suburbial de los 60-70s.
– La casa flotante de «Los supersónicos» («The Jetsons») porque es el contrapunto futurista a la de «Los picapiedra»
Y luego hay una que siempre he querido hacer porque es una de mis favoritas pero que no sé si es posible porque falta información.
El triplex de Alexis en «Dinastía».
Era una fantasía…
De FILMS
– Quiero hacer pronto el agujero hobbif de Bilbo primero y Frodo después de las películas de «El señor de los anillos» y «El hobbit».
– Los apartamentos de él y ella de «Abajo el amor» («Down with love») tan representativos y caricaturescos del estilo de los 50 de las pelis de Doris Day y Rock Hudson.
– El ático con invernadero de «Matrimonio de conveniencia» («Green card»). Un sueño de casa al alcance de muy pocos.
– La casa de campo de «La fiera de mi niña» («Bringing up baby»). Una de mis pelis favoritas y algo muy cerca de mi casa ideal.
– El apartamento de Meryl Streep y Allison Janney en «Las horas» («The hours»), el epítome de lo que es un apartamento neoyorquino.
Y un último añadido, el apartamento de Tilda Swinton en «La voz humana» que ¿puede ser más almodovariano?
Se admiten sugerencias…
8. Los Picapiedra
El sinsentido de las casas de las series de animación llega al paroxismo con la de «Los Picapiedra».
Es diferente en TODOS y cada uno de los capítulos.
Es increible la cantidad de combinaciones de mobiliario y atrezzo que se pueden hacer con unas piedras, unos palos, unos cuernos y unas pieles de brontosaurio para no repetir en dos capítulos seguidos.
Las ventanas y puertas parecen y desparecen, cambian de sitio, crecen, menguan… no pienso hacer más casas prehistóricas

¿Crees que lo tuyo tendría alguna aplicación más allá del cine o la tele? Hablamos por ejemplo de videojuegos…

Hace mucho que no juego a videojuegos pero sé que ya muchos suelen traer mapas. Y si no los traen existen ya online.
Seguramente no muy detallados y artísticos, pero ya están hechos.
Hay videogamers que me han sugerido y pedido algunos pero, seguramente por lo que acabo de comentar, no los encuentro algo interesante.
También hay quien me ha propuesto hacer planos ilustrados para juegos de rol; algo que sí me parece interesante y que de hecho tendría una vertiente práctica porque se podría jugar sobre ellos.
Pero nunca he jugado a un juego de rol con lo que es un mundo que me resulta totalmente ajeno y desconocido.
9. Desayuno con diamantes
Holly Golightly no necesitaba muchas cosas en su apartamento.
Básicamente mucho espacio para celebrar fiestas, una cocina para calentarle la leche al gato Gato y un dormitorio para descansar y trabajar.
Porque, queda claro a qué se dedicaba ella, ¿no?
El plano refleja todo lo que se ve en la película y el único añadido es inodoro del baño que no sale.
Se consideraba indecente y no se mostraba y además Audrey Hepburn no lo necesitaba porque era etérea y divina.
 
Instagram: Ializar
Es la red social más activa aunque también los publico en Twitter ( @ializar ) o en Facebook (TVFloorplansandMore)
Aunque el 99% de mis clientes son de fuera me gustaría que incluyerais un enlace a mi tienda en ETSY.
En ella se pueden adquirir tanto prints como encargar dibujos originales hechos a mano.
Es la siguiente:
10. Enredados
Una princesa Disney.
Algo a lo que aspiran a ser casi todas… y muchos.
Que ahora lo que mola es decir que Disney es lo puto peor y es el culpable de todo el machismo mundial.
Y mira, no…
Además Rapunzel es de armas tomar y se le vienes a malas te da un sartenazo.
Pero luego ve el maromo que viene a rescatarla y dice «Pues este me lo quedo».
La única pega de su torreón: No tiene ascensor.


Sobre el autor

DMalignus

No te pases de Lista, que te vas a Diego de León......