HISTORIAS DE UN MOCO PEGADO EN LA PARED (DIA 5)

Soy un moco y vivo en una pared de 20m3.

¡Hola amigues! ¿Cómo estais? ¿Qué tal va la semana?

No me seáis tímides que sé que estáis en la playita a remojo desde que nos despedimos la semana pasada y que sólo habéis levantado la mano para pedir otro gintonic fresquito!

¡Claro que si guapi!

Pues igual que vosotres yo me encuentro terminando de hacer las maletas para enfrentarme al veranito 2020, que en tu cabeza, siempre suena así…

Pero en la realidad termina sonando así….

¡Oh sí! amigues míes, nos vamos pa´ Benidorm una vez más.

Como buen madrileño, mi dueño es fan de su apartamento en pleno casco antiguo de Benidorm y, por supuesto, ahora que ya podemos salir de Madrid, pues nos disponemos a dejar el «estrés» de la gran ciudad para «relajarnos» en el paraíso de la costa española.

¿Qué os voy a contar yo sobre Benidorm que vosotres no sepáis? Una bella ciudad, pegada al mar, con playas de arena infinita, gastronomía deliciosa, fiestas y bailes sin fin. ¡Mirad la foto del folleto de este año! Habla por sí sola.

Ardientes puestas de sol en Benidorm

¡Me cago yo en el moco de mi dueño! ¿Pero qué me estás contando? Pero si tiene 35 años nada más. ¿Qué está haciendo con su vida? ¡Madre mía!

Y le dice a sus amigues que en Benidorm todo es fiesta y locura máxima.

Claro que sí, cuando se mete unas rayas como las lineas de un campo de fútbol y nos deja la fosa como el palacio de Elsa en Frozen, ¡todo es maravilloso!

Pero así estoy yo, que con 35 veranitos en Benidorm, sólo he conseguido tener una pareja de 2 semanas, y porque era une moco inglés que perdió a sus amigues y como en mi casa mi madre le daba tapas y cerveza se quedó hasta que tuvo que volver a su país.

Joé, no me veis la cara, pero os aseguro yo que las almorranas de la Anabel Pantoja no me superan.

¡Qué putada!, Yo que pensaba que este verano por fin nos iríamos a Sitges, o a Barcelona, o a Bilbao o al extranjero a ver Londres o Italia. Pobrecito de mí, Benidorm Palace de nuevo. Darme una invitación para el chalet de las Moco-Campos que yo ya no quiero vivir más.

¿Vosotres sobreviviríais a esto?

 

En fin amigues, tengo que ser positive y ver el lado bueno de la situación, porque si no voy a darme al alcohol la primera noche.

Y este año… Este año tengo ilusión y esperanza. Quiero encontrar a alguien y descubrir lo que es el AMOR. Sí, ese que se escribe con mayúsculas y que te deja marcado para siempre.

Creo que este va a ser mi verano especial y que por fin lo lograré, pero bueno, ¿quién sabe? de momento seguiré soñando e imaginando ese primer beso bajo la luz de la luna. Dadme suerte porfis y pedirle a la Virgen del Contrapasmo que me mande un milagrico que falta me hace.

Yo, extasiada en la última romería. ¡Viva la Virgen de tos´ los maricones!

Bueno chiques y esta semana no puedo olvidarme de la gran bronca entre Moco Javier Vazquez y Belones Esteban. ¿lo habéis visto no? En vilo y sin dormir he estado hasta que este viernes por la noche cocinaron juntos y por fin se reconciliaron.

Detalle del momento crítico que nos dejó sin aliento y pegados al sofá.

Con motivo de la vuelta de Belones Esteban al plató de Salvame tuvo lugar una entrevista que a priori no aportaba nada nuevo que no supiésemos, hasta que en un momento dado, nuestra amiga Belones decidió contar su experiencia durante la cuarentena y los malos momentos que su marido-conductor-de-ambulancia había pasado con el estado de alarma y la pandemia del CoVID.

El ambulanciero en cuestión, Miguel Mocos de Camilla

Como si de la caja de Pandora se tratase, una gran tormenta de rayos y centellas, como hacía tiempo que no habíamos visto, estalló sobre el plató de Sálvame. Y aquella maravillosa pareja de amigues quedó rota para siempre.

Belones y Moco Javier en Sensación de Vivir, con unos cuantos años de menos, el pañal puesto y sus caras antiguas.

Moco Javier, que este último año ha decidido soltarse la melena y mostrar sin tapujos su personalidad y pensamientos de izquierdas, tuvo un choque de trenes con «La Princesa del Pueblo» que vive en un chaletaco pero viaja con sus amigues en metro por Madriz y que a pesar de insinuar en repetidas ocasiones su simpatía por los colores azules del «Pañuelo Popular», puede ser que su nuevo marido la haya teñido un poquito de un verde «Estornudox» y últimamente, se nos haya hecho un poquito ultra.

Pero en fin, pese a ser igualmente gentuceo montado en el dólar y que vive la realidad a su manera y desde una perspectiva de comodidad y seguridad en la que poco les va a afectar esta crisis, debemos reconocerles que forman una pareja ideal y que esta semana nos han regalado «telebasura» (Como dice la matriarca de las Moco-Campos) de la buena creando este elaborado guión de novela con final feliz.

Moco Javier, seguirá siendo nuestro maricón preferido en la televisión pública y esperemos que esta nueva personalidad tan reivindicativa que está poniendo sobre la mesa y que tanto nos está ayudando a luchar contra los comentarios homófobos de «Estornudox» siga pa´ lante durante mucho tiempo. Porque, aunque este tipo de programas sean un circo, tienen muchísima audiencia y esas pequeñas píldoras de respeto y sentido común, esperemos que sirvan para que el futuro no sea tan oscuro para el colectivo y las personas que, a su manera, han decidido vivir la vida en un modo que se aleja de lo que los trogloditas se empeñan en llamar «normalidad».

Dejemos que el amor sea libre y que las personas tengan derecho a elegir cómo vivir su vida.

Respetemos a las personas con las que convivimos cada día y quitémonos los miedos para acercarnos y conocer a cada une de elles. Hay personas maravillosas ahí fuera esperando a conocerte y si no abres tu mente y saltas por encima de las barreras que unos pocos ponen a tu alrededor, te lo vas a perder.

No estás sole. Somos muches a tu lado. Búscanos y abandona los prejuicios.

Reflexionar me hace pensar en croquretas y pollo Andreita.

¡Ay mi Belones Esteban!, la princesa de mis amores. No me olvido de ti tampoco. Espero que no cambies y que sigas siendo tan transparente como siempre. Tus comentarios y tus pucheros nos dan alegría cada día y aunque ahora seas un poquito fachita, sabemos que es culpa de tu marido y tus amiguis que te están llevando al lado oscuro. Lucha con todas tus fuerzas y no dejes que te arrastren.

Cuando eres Princesa del Pueblo y te hace los retoques Zelicovich y cuando estás forrado y te opera el doctor Juan Sopena.

Bueno amigues, espero que esta moco-reflexión de hoy os haya entretenido y os haya hecho reír un poco, porque en este mundo ya hay demasiada caquita y necesitamos desconectar un rato para ser felices y disfrutar de cada día como si fuera el último.

Eso pienso hacer yo este verano. Vivir al máximo cada segundo y buscar el AMOR. Porque si cada día me ocurren cosas bonitas, me gustaría tener a alguien a mi lado a quien poder contárselas e incluso caminar juntos compartiendo otras tantas aún mucho más grandes y bellas.

Os deseo a todes un feliz, feliz, felicísimo verano. Que sobreviváis a vuestro Benidorm personal y que celebréis la diversidad. El mundo es más bonito si lo pintamos de todos los colores del Arco Iris.

Nos vemos a la vuelta y como siempre os digo, ¡Hasta el próximo estornudo! ¡Sed felices y compartid pañuelo!!

 


Sobre el autor

MOCO-LOCO

Soy Moco-Loco y he venido a solucionar los problemas del mundo! (O no! jeje) Desde mi cómodo campamento en una pared de gotelé te contaré mis mierdas y mucosas más profundas. Junto a mi no conquistarás el mundo pero al menos veremos atardecer agusto!