Marvel y las nuevas estructuras familiares

Temidos y odiados… Así nos presentaban al clan mutante en su día, sea en su vertiente Patrulla-X, X-Men, X-Force o demás familia… Gente con poderes que tiene que disimular, deben huir o esconderse bajo la apariencia de ser miembros de una escuela especial… Sí, puedes extraer ciertas similitudes con el mundo gay, pero no es lo que nos lleva hoy a este texto… No al 100%.

 

2019: Jonathan Hickman llega a la franquicia mutante, para hacer un totum revolutum e insuflar vida y savia nueva a la X de Marvel que llevaba más tiempo de lo deseado de capa caída. ¿Las razones de esa desidia? Simplemente pecuniarias: En su momento, Fox tenía los derechos cinematográficos de los 4 Fantásticos y de los mutantes, y si de los primeros la editorial cerró hace años la serie (que ahora flamantemente ha vuelto a inaugurar), a los segundos le fue quitando importancia (prohibición de crear personajes nuevos por parte de sus guionistas y dibujantes) en detrimento de los Inhumanos… Actualmente, Fox forma parte del conglomerado de Disney, por lo que la mayoría de los personajes Marvel vuelven a estar bajo el mismo paraguas. Ahí es cuando se plantea este reinicio, imagino que preparando el terreno para un futuro universo cinematográfico mutante.

 

 

Entra Hickman en escena. ¿Que cuál es el currículum de esta tarántula? Pues el de habernos dado una de las etapas que marcaron un antes y un después en los 4 Fantásticos (amén de la creación de la Fundación Futuro) o el organizar la «Versión ONU» de los Héroes Más Poderosos de la Tierra (sus Vengadores Mundiales son unas de las etapas más interesantes con personajes como Ex-Nihilo y su hermana Abyss). Con esta carta de presentación, las expectativas eran altas… y también un poco las dudas. Hickman suele ser demasiado frío, llena sus trabajos de esquemas, cuadros y diagramas que parece más bien que te están dando las instrucciones para un juego de rol o para hacer un DIY de tu propia serie… ¿Mi opinión sobre lo que está desarrollando? Que no son mis mutantes (una de las frases más repetida entre los lectores), pero me gusta lo que está haciendo. Ha cogido las piezas, ha tirado las instrucciones y están ensamblándolas de una forma totalmente distinta y casi blasfema que me tiene intrigado hacia donde va… Pero si quieres saber de qué va todo esto, léetelos.

 

Y toooooodo esto viene a cuento por lo que ha hecho con tres de los personajes clásicos. Una de las condiciones que pidió fue que quería tener a miembros de primera división, así que ya iba siendo hora de que resucitaran a Lobezno, Jean Grey y a Cíclope, que él con sucedáneos de marca blanca no jugaba.

 

Bien. El binomio «Dinastía de X» y «Potencias de X» dio paso, después de sembrar (ejem) el nuevo tablero, a las series regulares, (advierto que a partir de aquí comienza todo el desvarío que da pie a este texto) y el volumen cinco de «X-Men» se publicitaba con el argumento de que en sus páginas verías los sucesos de la familia Summers. La portada oficial es la que tienes arriba de esta entrada y todo correcto… El matrimonio Summers-Grey, los hijos (de esta realidad o de otra) Nathan Grey Summers y Rachel Grey; el abuelito Corsario y los titos Kaos y Vulcan… Un momento, ¿qué pinta ahí Lobezno? ¿Será simplemente por el gancho comercial y la ubicuidad que sufre Logan? ¿O hay algo más?

 

Ese «algo más» se podía deducir de algo tan simple como la planta de la nueva residencia Summers, de la distribución de los cuartos: Jean enmedio, y Logan y Scott a cada lado. En las únicas tres habitaciones que sí tienen puertas entre sí. ¿Se nos va la pinza? Se nos van. O no… Porque en el n.7 somos testigos de una charla entre Cíclope y Lobezno,  la típica conversación de dos familiares, o un matrimonio de taitantos años decidiendo el plan para el fin de semana… conversación que en la segunda página deriva a un tema algo más sexual… Así que parece que Hickman nos la ha colado. Acaba de meter en una relación poliamorosa a estos tres. Y yo encantado de que en dos gestos tontos haga tambalear un poquito los convencionalismos que todos tenemos asumidos de cómo debe ser una relación. Puestos a imaginar, qué mejor que un trimonio (me gusta más que trieja, me suena fatal) a tres bandas. Que digo yo que si eres casi inmortal como Logan, le habrás dado a pelo y a lana, pero me sorprende esta nueva vertiente del pacato Cíclope.

 

 

Ya puestos a pedir, a ver si resucitan de una vez a la esposa de Mística, si sacan del armario a Tormenta y le declara su amor a Kitty Pride y si Daken se presenta en la cena de Nochebuena en Villasummers con su novia y su novio…


Sobre el autor

skyzos

No sabe si coger los hábitos o remangárselos.