Sinéad O´Connor es mucho más que «Nothing compares 2U»

 

En estos días  se celebran los 30 años de la canción de Prince que hizo mundialmente famosa a la irlandesa Sinéad O´Connor.

Leo mucho por ahí como la tildan de one hit wonder y mira, no. Me encabrona un comentario que demuestra  ignorancia supina y ganas de minusvalorar a uno de los grandes talentos de la música de los últimos años, aunque por una carrera errática, sus problemas de salud mental y la cantidad de contratiempos y polémicas, nunca volvió a tener una proyección internacional como en aquellos días. Y sin embargo, no sólo tiene una de las voces más expresivas y bonitas de la galaxia. Además de regalar grandísimos directos, en su haber tiene una colección de discos que ya quisieran muchas estrellas mejor consideradas de la actualidad ¿Repasamos los mejores y los más significativos?

 

THE LION AND THE COBRA (1987)

Tenía veinte años y estaba embarazada de su primer hijo cuando debutó con este disco de nombre inspirado en un salmo. Curiosamente, tuvo una portada distinta para USA porque querían algo más dulcificado, con esa obsesión que ha tenido siempre la industria en domarla, privándonos de una de sus grandes características y virtudes; la fiereza, de la que hace buena gala cantando en este disco. 

La producción del disco de debut de la irlandesa se ha quedado pelín anticuada, suena como dentro de una caja y sin embargo, ya se pueden atisbar algunas de sus grandes virtudes. Aunque el primer single fue Troy, que pasó sin pena ni gloria, ya demostraba un poderío que muchas quisieran y se hace acompañar de unos arreglos orquestales que serán marca de la casa de estos primeros discos junto con una cierta inspiración celta, por eso no duda en usar el gaélico en algunas de sus letras..

Desde siempre dijo que se afeitaba la cabeza para que no la tomaran por un objeto sexual y a partir de aquí se convertiría en una de sus señas de identidad. No será hasta Mandinka, el segundo single, cuando alcance cierta notoriedad europea, con una canción guitarrera y rabiosa, otro de los palos que mejor le sientan.

Hace muy poquitos días, conocimos el vídeo íntegro de otro de los singles: I Want Your hands On Me:

 

I DO NOT WANT WHAT I HAVEN GOT (1990)

El disco que contenía el tema de Prince y la disparó al estrellato, puede que demasiado rápido y fulgurante. Número uno en un porrón de países (incluidos  USA y UK)  y una barbaridad de semanas en la lista de ventas de casi todo el mundo. En muchos medios se considera la mejor canción de los noventa y en otros, de las 500 mejores canciones de la historia y aunque la escribió el de Minneapolis, desde luego la razón de su éxito fue la interpretación de la irlandesa. Hay que hablar de un vídeo que impactó a todo aquel que lo vio en 1990 y eso que era de una sencillez aplastante. Con un primer plano demoledor y ella dando paseos por un paisaje otoñal, sus lágrimas se convirtieron en una de las imágenes más plagiadas en otros vídeos que intentaban imitar ese primer plano, pero no llegaban ni de coña. Y ya lo de imitarla cantando, es de traca, Que se lo digan a Dolores O´Riordan y a (ojo que va en serio) Shakira.

El disco era mucho más que la canción archifamosa y mostraba todo el talento del que era capaz. Producido por ella misma y mucho más introspectivo, a la vez amplía las influencias que ya estarán presentes en toda su carrera, partiendo del folk, el rock y el pop para llegar al hip hop o el reggae (entre otros), siempre con Irlanda como inspiración, como demuestra que el título del disco venga de un poema irlandés del siglo XVII. La temática de sus letras también se convertirá en habitual: amor insatisfecho, extrañeza por un mundo que ella ni entiende ni la comprende a ella  y una presencia importante de las relaciones parento-filiares. A mí de todo el disco me gusta muchísimo su apertura «Feel so different«, pero especialmente esta versión en directo tan estremecedora que duele. De verdad, deja todo y dedícale los minutos que merece y entenderás todo:

 

I AM NOT YOUR GIRL? (1992)

Abrumada por el éxito, en vez de sacar un disco de canciones originales se decidió por uno de versiones de lo más interesante por su variedad y eclecticismo,  pero que a nivel ventas y críticas fue un paso atrás. En plena promoción ocurrió el incidente en la NBC, con la rotura en directo de la foto del Papa Juan Pablo II. Lo hizo para denunciar  los abusos a menores en el seno de la iglesia.

Ahora se puede considerar que se adelantó un par de décadas a su tiempo, pero aquello la convirtió en una proscrita de los medios, odiada por muchos y censurada por otros. Nunca más volvió a ocupar un puesto en las listas de ventas y sus discos dejaron de ser actualidad para la mayoría de los mortales. Pero lo cierto es que nadie ha cantado «Don´t cry for me, Argentina» como ella y en directo, ni te cuento…¿Verdad, Madonna?

You Made Me The Thief Of Your Heart (BSO In the Name of the Father) 1993

Este temarraco estaba incluido en la BSO de la exitosa película En el nombre del padre y tras el ostracismo social al que se la sometió, volvió a ponerla un mínimo de actualidad. De nuevo arreglos del folclore irlandes para una maravilla que por su temática reivindicativa y política, le viene como un guante. De lo que no tengo ni idea es porqué el vídeo original en buena calidad no está disponible, así que enlazo este con imágenes de la peli:

 

 

UNIVERSAL MOTHER (1994)

Siempre andando por un filo musical peligroso, un disco que alterna ternura infinita con un rencor pegajoso. Aquí más que nunca están presentes las relaciones madre-hijo (normal con ese título) y reina el piano por encima de todas los demás instrumentos. Con sus más y sus menos, todo se le perdona por su honestidad salvaje que no duda en señalar sus propios errores y por esa voz que destaca en momentazos como «In this heart» una canción a capella de tradición celta que bien podría sonar en mi funeral tan ricamente y descansaría en paz. Ver como la interpretaba en un concierto ha sido una de las conmociones que he sufrido nunca en un concierto en directo.

El disco se cerraba con «Thank you for hearing me» otro de los singles del disco que a base de repetir la misma melodía con distinta letra y ciertos arreglos orientales, consigue meterse en la cabeza de cualquier persona con un mínimo de sensibilidad musical. El vídeo es de cuando tenía dinero para hacer cosas interesantes y ella aparece desnuda dentro de un huevo transparente que atraviesa el espacio. Y ya sólo porque de las gracias a sus fans, demuestra su grandeza.

 

FAITH AND COURAGE (2000)

A mí todo el rollo espiritual de la irlandesa me tira bastante p´atrás y cuando vi la portada en plan Pentecostés, me temí lo peor. Craso error. Una absoluta maravilla que se devora y que apenas tuvo repercusión más allá de esos fans a los que daba las gracias antes. Canta mejor que nunca y la fragilidad y fiereza de su voz alterna con naturalidad pasmosa.  Vino este trabajo tras un disco de grandes éxitos y seis años sin grabar un álbum de estudio, porque las cosas ya empezaban a torcerse pero bien en su vida, incluyendo un intento de suicidio o la lucha por la custodia de su hija. Tal vez por eso, hay pinceladas de feminismo y la necesidad de autoafirmarse como mujer. Como suele ser habitual, la mayoría de canciones son composición suya y aquí aparece sin duda mi canción favorita de toda su carrera. Un tema al que se le puede poner la calificación de PER-FEC-TO sin pesar de conciencia.

 

HOW ABOUT I BE ME (AND YOU BE YOU) (2012)

Posiblemente ya podemos hablar a partir de aquí de su carrera en la madurez. Vuelve a trabajar con el productor John Reynolds que la regresa a la buena senda musical. Aunque se la ve más tranqulla y serena, tuvo varias crisis (con ingreso  por depresión incluido) que fueron aireadas por los medios sin un mínimo de respeto para entender el trastorno bipolar que sufre. También volvió a salir de gira y muchos por fin pudimos comprobar como no pierde ni un ápice de su calidad musical y vocal encima de los escenarios. El disco, donde la electrónica desaparece casi por completo, se abría con uno de sus mejores vídeos, celebración irlandesa esta vez en blanco y negro.

A continuación venía un medio tiempo tan efectivo como estremecedor. Otra de sus grandes tesoros que el público mayoritario se perdió y es una pena. A mí me sigue poniendo un nudo en la garganta. En los últimos segundos es imposible que no se pongan los pelos de punta.

Fue aquí donde su alma se encontró con otra alma gemela llamada John Grant, igual de atormentados y lúcidos ambos, por eso no estraña que hiciera suya la canción Queen of Denmark.

Quería cambiar el mundo / Pero ni siquiera podía cambiarme de ropa interior / Y cuando la mierda estaba de verdad de verdad fuera de control / Me llegaba hasta el nacimiento del pelo / Que sigue retrocediendo igual que mi autoestima”

Agárrate a la silla porque, de nuevo, en directo es una barbaridad: 

Why Don’t You Love Me Any More? (2013 John Grant, Pale Green Ghost)

De aquella colaboración primera, surgió una relación tan estrecha que la irlandesa llegó a colaborar hasta en tres ocasiones con John Grant en (seguramente) su mejor disco.  Una canción hipnótica, tortuosa y torturada donde las dos voces empastan que dan gloria y que debía estar en esta lista porque es, ni más ni menos, que una de mis canciones favoritas de toda la vida. No será una canción de la irlandesa, pero sin ella no sería lo mismo. Impresionante es poco. Y qué letra, que podría ser perfectamente la acompañante perfecta de Nothing compares 2U

My friends all say that you’re no good
That you’re not fit to shine my shoes
They say that you are not the caliber of man
That I deserve to have
I don’t know that much about guns
But I feel like I’ve been shot by one
I am ashamed cause I don’t know myself right now
And I am forty three
The knowledge that I can’t be what you need
Is cutting off my air supply
And yet this information hasn’t reached my heart
And that’s why I still try
They say that I should go outside more
And drink lots of water all the time
But that does not seem to be working
‘Cause you still have not come back to me
Why don’t you love me anymore
Tell me why don’t you love me anymore
I feel like telling everyone
To fuck off all the time cause they don’t know
I keep expecting Woody Allen
To come out from those dark shadows
I watched Jane Eyre last night
And thought about which role
Would work the best for me
My mind is tired, and all I’m doing now
Is worrying my friends and familyWhy don’t you love me anymore?
Tell me–why don’t you love me anymore?
Just in case you didn’t hear me
Ask before…
Tell me–why don’t you love me anymore?
 

 

I´M NOT BUSSY. I´AM THE BOSS (2014)

Su último disco editado sigue la estela del anterior tocando varios palos distintos, pero las letras con letras más profundas. Deberíamos llamarla el Ave Fenix de la música, porque a estas alturas, los sustos que ha dado al respetable han sido increíbles y yo he pensado tantas veces que se moría, que lo aluciante es que aun siga sacando discos y haciendo giras, aunque con el velo islámico, eso sí. Su primer single compartía imagen con la portada del disco, en un salto estético asombroso que le sentaba de maravlla. Tantos años después, es una canción que sigue teniendo la  misma rabia retadora, pero que aquí parece hasta divertida e irónica, El vinilo ajustado, la minifalda y la peluca, lo demuestran. Y que hasta se ría de lo que le recomienda el doctor.  Dos millones de visionados demuestran también que es un artista que siempre puede sorprender. 

Yo agradezco que haya tenido tanta mala suerte en sus intentos de suicidios, que sus crisis emocionales y psicológicas siempre se hayan solucionado, que aún tenga fuerzas para cantar. Me ha acompañado casi toda mi vida y me sigue provocando la misma ternura y las mismas ganas de salvarla de sí misma que el primer día que la escuché. Porque lo vivido sin sus canciones, no hubiera sido lo mismo. Porque escucharla cantar en directo como en el siguiente vídeo, aún me sigue produciendo una conmoción:


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.