Mano a mano con la puesta de largo de Salvador Tóxico

Por fin, el pasado sábado 18 y con todo vendido, tuvo lugar el concierto presentación del último trabajo de Salvador Tóxico y fue en una de las salas que mejor suenan en Madrid: la Costello. Compartieron escenario con Fominder, una banda que suena muy bien y llevan creando música desde 2013. Los maños abrieron la sesión con bastante retraso debido, seguramente, a problemas técnicos. Tanto fue así que no tuvieron tiempo ni de saludar al comienzo de su actuación: entraron a saco tocando “Cuando Despierto” un tema muy bien escogido para abrir. Fueron desgranando temas nuevos y clásicos como “Con Alma de Muñeco” y creciendo en escena, defendiendo su repertorio con mucha elegancia pese a las contrariedades horarias, además se despidieron dando una cariñosa bienvenida a sus compañeros de escenario felicitándoles por el estreno.

Por fin, corriendo como locos, Salvador Tóxico prepararon sus instrumentos y saltaron a escena conscientes de la limitación horaria pero haciendo gala de toda la profesionalidad que atesoran. Javier Castellanos, Chema Ruiz y Javier León, acompañados por Paco Cuenca y Juancar Uris estaban preparados para darlo todo. Con la sala llena hasta las escaleras, escogieron “Dueños del Sol” para abrir y se nos metieron en el bolsillo al segundo acorde. Definitivamente suenan brutales a banda completa: todo muy equilibrado y redondo. Los temas nos atrapaban sin remedio para llevarnos a su atmósfera espacial. El duro trabajo que han realizado se ha hecho patente en cada estrofa y con cada gesto del grupo: compacto y coordinado al máximo. “La Llave Universal” suena especialmente intensa en directo. De nuevo, la voz de Santi Diego (Capitán Sunrise) se unió a la de Javi para embrujarnos con esa magia que solo ellos dos son capaces de crear, cantando como nunca los temas más clásicos de los Tóxicos. Personalmente “Me tengo que acostumbrar” me pone un nudo en el estómago y “Equipaje de Arena” me arranca lágrimas como puños. Hubo una tercera voz que lo terminaba de llenar todo: la del público coreando casi cada tema como si lo hubiéramos ensayado con ellos. “Serpiente Terciopelo” marcó el punto álgido con esa impresión tan cálida de sentirnos cubiertos por un fino polvo dorado. Desgraciadamente tuvieron que dejar cinco temas en el tintero, entre ellos una buena parte de los que conforman el nuevo álbum como “El Gran Volcán” y “Cielo Dorado” pero los horarios mandan y tuvieron que recortar. Tras “La Fiebre” y una lluvia de confeti cerraron con el caluroso “CSOH+H2” entre vapores rosados, mientras todos saltábamos y cantábamos contagiados de la energía de este bombazo que nos adelantaron este pasado verano. La ovación hizo temblar todo el local. Aunque nos supo a poco, fue más que suficiente para dejarnos una sonrisa en la cara, alguna lágrima de emoción en los ojos, mil besos en el corazón y la certeza de que son muy grandes.

Esperamos con deseo la próxima actuación de estos grandes artistas, y esta vez en exclusiva, por favor.

D.Malignus

 

No fue una noche más. Mi compañero ‘maligno’ ya ha desgranado lo que dio de sí el concierto, con Fominder y los protagonistas, Salvador Tóxico. A mí me gustaría incidir en varios aspectos relacionados más directamente con las emociones que con el desarrollo del directo. Lo más importante fue llenar el recinto. Colgar, por primera vez para la banda, el cartel de NO HAY ENTRADAS. No solo eso, sabemos, de primera mano, que al menos medio centenar de personas se quedaron sin entrada, eso quiere decir que se podría haber llenado una sala aún más grande. Hablamos de vender unos doscientos tickets, algo que consiguen muy pocos proyectos, de esta categoría, y que nos hace pensar que los de Javier Castellanos, acaban de saltar a una línea más grande, más acertada con su categoría y calidad musical. Lo vemos también con sus reproducciones en plataformas como Spotify donde el single, ‘El Gran Volcán’ continúa imparable y eso que pocos medios radiofónicos como Radio 3 la han programado en sus escaletas. Comienza pues a viralizarse a través del boca-oído que tan buenos resultados suele dar a las bandas que no cuentan con un respaldo, vía compañía de discos, como es el caso. Igual algunos se están dando con un canto en los dientes…Sea como fuere no hay que mirar al pasado y sí al presente y al futuro. El concierto fue corto, por cuestiones técnicas, así que se vislumbra en el horizonte un nuevo bolo, ya en solitario, para que canciones como las que apuntaba mi compañero no se quedaran fuera. Muy acertado abrir con ‘Dueños del Sol’, la canción que, curiosamente, cierra el nuevo álbum. Un medio tiempo que crece y que pone los pelos de punta conforme avanza. No podemos hablar de épica pero sí de emocionante subida que continúa con la mayor parte del repertorio de ‘Canciones de Laboratorio’ más algunos de los pequeños hits (de momento) que conforman el universo tóxico. Suenan en directo ‘La Fiebre’ y ‘“CSOH+H2’ como metralletas. Son las dos canciones que cierran el espectáculo y la gente se las sabe, los viejos fans y los nuevos a los que oí cantar lo de ‘chu, chu, chu,chupando un helado…’ Esperaban con ansiedad ese momento, por lo tanto esa pieza de pop colorido y pizpireto ya se va convierto en el himno indie que muchos auguramos. Es solo el comienzo de esta nueva etapa en la que la banda: Javier, Javier León, Chema Ruiz, Paco Cuenca y Juan Carlos Uris, suenan a grupo compacto, bien engrasado, suenan a festival…

Mocico Viejo Oficial 

Foto de portada: Agustín Fuentes Piñero


Sobre el autor

Mocico Viejo Official

Amante y amigo. A punto de abrazar la fe, pero a punto a punto. Viajero incansable y buscador de tesoros. Mocico andaluz y rabioso.