Lugares donde exiliarse

Yo me marcho pitando a Reikjavik. Lo conozco, me encanta y allí la gente es verdaderamente libre y feliz. Aparte, hace un año que se exilió allí mi futuro marido. Está casado y tiene dos niños preciosos, pero no se lo tengo en cuenta porque aún no sabe que él es para mí y yo para él. En cuanto se lo explique lo entenderá perfectamente. DMalignus

Mi habitación. No saldría de allí. Y creo que llegará un día en el que no saldré. Pediré la comida para que me la traigan en drones y con solo abrirles la ventana está solucionado. Me protege tanto del mundo que no creo que haya un lugar más bonito que ese. Un espacio de 15 m2 en el que están todos los lugares maravillosos del mundo. Me quita el miedo y me recompone los pedazos. No creo que haya nada (ni nadie) que me conozca más y mejor. Mocico Viejo

via GIPHY

Lisboa.Nuestros vecinos parece que lo tienen algo más claro en esto de la política y cómo salir de la crisis… Además de que me gusta hasta el empedrado de sus calles, pasando por los azulejos y humedades de sus paredes, sin olvidarme de las cosas que me puedo echar a la boca (vivas o no), siendo vintage, era el último escalón para los exiliados europeos en la Segunda Guerra Mundial, ya puestos a revivirlo todo otra vez…Skyzos

via GIPHY

Estoy decidido a que el lugar a dirigirse como escape de esto es el SpiceWorld. Donde puedes ponerte la pestaña y los moñitos del color que del papo te salga, sacarte un pecho, restregarlo por el carril bici que circules y cantar gritando a ese payo que si no baila no puede hacer nada contigo entre brilli brilli y zapatos altos. Todos las razas, edades, credos, orígenes, identidades de género, inquietudes, capacidades. Todos caben. Todos cabemos. Fon Cole

via GIPHY

Pues me voy a Cadiz, que siempre ha sido mi plan de jubilación, pero a este paso tendré que adelantarlo. Cerraremos las murallas y como cuando la invasión francesa, nos haremos tirabuzones con las bombas que nos tiren. Flor de Pavimento

Déjame que me ponga poético, ya que son malos tiempos para la lírica yo me iría al mismo sitio que Luis Cernuda MM

Donde habite el olvido,
En los vastos jardines sin aurora;
Donde yo sólo sea
Memoria de una piedra sepultada entre ortigas
Sobre la cual el viento escapa a sus insomnios.

Donde mi nombre deje
Al cuerpo que designa en brazos de los siglos,
Donde el deseo no exista.

En esa gran región donde el amor, ángel terrible,
No esconda como acero
En mi pecho su ala,
Sonriendo lleno de gracia aérea mientras crece el tormento.

Allí donde termine este afán que exige un dueño a imagen suya,
Sometiendo a otra vida su vida,
Sin más horizonte que otros ojos frente a frente.

Donde penas y dichas no sean más que nombres,
Cielo y tierra nativos en torno de un recuerdo;
Donde al fin quede libre sin saberlo yo mismo,
Disuelto en niebla, ausencia,
Ausencia leve como carne de niño.

Allá, allá lejos;
Donde habite el olvido.


Sobre el autor

Atroz Con Leche

Podríamos empezar diciendo “Bienvenidos a este blog” pero mentiríamos cual bellacos. También podríamos comenzar con las palabras “Esta es una nuevo modelo de red social” pero ni de coña y tampoco hay ganas. Esto es… Atroz…No hay palabra que mejor lo defina. Bueno sí que hay otras, pero si las escribimos no podrían leerlo niños y además ustedes se van a asustar.