Kylie “Golden Tour”: FANTASIA

La he visto 3 veces.

La primera fue en 2008 en Madrid. Una fantasía led presentando el que para mí es su mejor disco: “X”.

En 2011 repetí en Barcelona en show irregular, excesivamente hortera y demasiado cartón piedra.  Era la época Aphrodite-Velencoso de la cual salió su último gran hit: “All the lovers” (que cantará en el tour, obviously.

La última ha sido este finde, en Londres, en The O2, 10 años después de mi primera vez. Casi 2 horas y 20 minutos, celebrando su edad de oro, los cincuenta demostrando que canta muy bien, es vaga a la hora de bailar, y que tiene una colección de hits de pop rotundo que darían para cuatro horas de concierto. Eso sí, antes unos DJ’s nos fueron activando los glóbulos rojos de unicornio con temazos de Erasure, Scissor Sisters, Dolly Parton, Depeche Mode, Madonna (true fact) y, redoble de tambores… BACCARA.

Ella aparece con un vestido vaporoso rosa estupendo. Ella aparece con un mono short verde botella bien de brillibrilli. Ella aparece embutida en un mono de cuero de los Hell Angels (rebautizados aquí como The Lovers united). Ella aparece con vaqueros acampanados y camisa dispuesta a bailar country. Ella aparece en un traje chaqueta estupendo blanco. En la pantalla de fondo videos random, y los cámaras ya se han preocupado de poner una media en la lente. Todo muy Sara Montiel sin poros.

Apenas decorados, una mesa de billar, unas motos y un stage bien de purpurina. El cuerpo de baile casi parecen espontáneos. Bien de cowboys, glitter y ritmos disco. Una gran bola Studio 54 en el techo del The O2. Los focos, las luces laser y cortinas de luz harán el resto. También el confetti rosa, y las serpentinas doradas gigantes.

El público por encima de los 40 salvo algún caso aislado. Veo incluso algún niño. Yo he ido con mi hermana y mi madre, que coquetea con los 70 y que no sabe quién es Kylie pero ya le he preparado una playlist de Spotify. Allí ella lo goza muy fuerte y no deja de decirme qué guapa es Kylie y qué bien canta. Es verdad. Kylie está muy guapa, y canta de maravilla. Sin artificios, sin vocoder, sin grandes coreografías, ni outfits locos. Todo arte y talento.

Kylie canta cosas de “Golden”, pero repasa toda su carrera. Hay hueco para “Where the wild roses grow”, la canción que hizo con Nick Cave. Los británicos se vuelven locos con “Specially for you”, yo lo hago con “Slow”, “Kids”  y todo el setlist. Echo de menos “Your disco needs you” y “Better than today” en el último segmento, el dedicado a las bôite.

Es un conciertazo. Un fiestón camp, pop que supera lo esperado. Kylie ya no juega en la liga de reina con tronos. Ella es y se sabe patrona del ArcoIris.


Sobre el autor

Bellísima Persona

Catalán rojuno y apátrida.