“En Busca Del Semen Perdido” / Matia Bazar – “Mister Mandarino”

Matia Bazar – “Mister Mandarino

Antonella Ruggiero, es indispensable comenzar por ese nombre para intentar explicar lo avanzadas que fueron/son las genovesas Matia Bazar.

Con un directo impoluto, creando glamour en la llamada MúsicaLigera cuando nadie en España e Italia (exceptuamos a modernas recalcitrantes) sabían nada de ese vocablo. Por eso ascienden la Ruggiero con sus Bazar, que sin haberse sellado el enunciado TechnoPop o SynthPop, ellas ya experimentaban con sacudidas como la expuesta “Mister Mandarino” y si os fijáis bien en el concepto de asimilación pop las Mecano andan muy cerca del legado entendido de Matia Bazar. Apartado especial y llamada de atención al dominio absoluto que Antonella tiene de su voz y demostración del don que esta señora tiene en sus dos cuerdas vocales. Por favor, fijaros desde el minuto 2’28” al 2’58”, ¿eso? eso es para que le-coman-el-coño quien y cada vez que ella lo desee.

Antonella Ruggiero and su coño moreno, tiraban de principio a fin cualquier ensayo o idea de la banda, siempre con una humildad que desaparecía a la hora de la interpretación de esos propósitos (su voz requería que fuese así). Representaron a Italia en Eurovisión en el mismo año de esta perla (1979), instalando el “Rayo de Luna” en la 5ª plaza (hoy día, casi nadie consigue con su voz, impulsar la interpretación los 10 primeros segundos de la copla que trovó la Ruggeiro).

¿Qué creéis?, ¿qué no vamos a apuntar nada del “SóloTú“?, pues andáis ComoVacaSinCencerro, en Atroz con leche no ocurren esas cosas y las destacamos, hasta el punto de remitir la enérgica carrera del grupo italiano, donde las mentes sin ganas de ahondar en las inmersiones tan progresistas que Matía Bazar nos proponían (estamos escribiendo/hablando de los setentas), las sitúan en el éxito con título (hasta ese momento) cohesionado a The Platters.

Matia Bazar – “Sólo Tú

Matía Bazar – “Rayo De Luna” (actuación Eurovisión pirateada con letra en castellano)


Sobre el autor

Donna Semen

¡Guerra a la vulgaridad!