Pet Shop Boys: drama social y desarraigo en «Twenty something»

 

Axis

No supone ninguna temeridad afirmar que la fascinante videografía de Pet Shop Boys, que ha protagonizado muchos de los vídeos más brillantes y memorables de la historia del pop, vive momentos de desconcierto y crueles altibajos. Desde que comenzasen a despreciar el vídeoclip como instrumento promocional con ese infame y sombrío minidocumental de Wolfgang Tillmans sobre roedores de estación de tren que fue “Home and dry”, Pet Shop Boys han ido repartiendo una de cal y otra de arena en lo que a videoclips respecta. Ya durante su etapa final con Parlophone, y en paralelo con el progresivo envejecimiento de sus componentes, el dúo mostraba evidentes síntomas de desinterés visual en ‘Elysium’. Así, tras el incomprendido vídeo de “Winner” (realizado por Surrender Monkeys) con su valiente y original reivindicación de la igualdad de trato hacia el colectivo trans, se conformaron con maquillar un sobrio directo para promocionar “Leaving”, y directamente nos privaron de un vídeo para la maravillosa “Memory of the future”, ignorando que en cuestión de videoclips no siempre son el dinero y los medios, sino el ingenio y la adecuada elección del realizador, los principales ingredientes para acertar con una buena propuesta promocional. A pesar de la drástica reducción presupuestaria inherente a su nueva etapa como independientes que se abría con ‘Electric’ en 2013, consiguieron deslumbrar con ese asombroso viaje digital de proyecciones, formas geométricas y explosión de color realizado por Luke Halls en el pseudo single de presentación “Axis”, mientras recurrieron al rescate de desgastadas imágenes de raves de los 70 en el deslucido aunque entrañable vídeo de “Vocal”, de Joost Vandeburg, y en una maniobra que roza lo imperdonable, se atrevieron a publicar “Love is a burgueois construct”, la joya de ‘Electric’, sin ningún tipo vídeo que llevarse a la boca. Al menos no defraudaron con el espectacular vídeo de “Thursday” rodado en Hong Kong por Justyn Field (con un original cameo de Example). Ya en su segundo larga duración con Stuart Price, vuelven a salir del paso con un simple aunque atrayente videolyric para “The Pop Kids”, muy en la línea del artwork de ‘SUPER’.

Twenty something 02

 

Twenty something

 

Twenty something 01jpg

 

Por eso sorprende que, perdida ya la esperanza en las admirables y novedosas muestras audiovisuales a las que nos tenían acostumbrados, presenten un cuidado, espinoso y comprometido vídeo de “Twenty something”, que han encomendado a Gavin Filipiak, atraídos por la autenticidad y la fuerza visual que este realizador imprimió al vídeo de la versión de “West End Girls” realizada por la banda gótica californiana Prayers en julio de 2015. En la entrevista promocional previa al lanzamiento de ‘Super’, Neil comentaba que la letra de este nostálgico medio tiempo, valorado y denostado a partes iguales por su masa de fieles, se inspira en la dificultad de muchos jóvenes londinenses de conseguir un trabajo digno, idea surgida tras observar a la juventud del barrio trendy de Shoreditch. Sin embargo, el realizador californiano apuesta en el videoclip por un enfoque más trágico, mostrando una cruda visión del drama humano y la heroica supervivencia de parte de la población latina de Estados Unidos. Rodado en su mayor parte en el distrito Sherman Heights de San Diego y en un impecable blanco y negro, las imponentes imágenes aéreas del contorno urbano de esta ciudad fronteriza contrastan, al bajar a suelo firme, con el desolador panorama existencial de muchos chicanos en EE.UU. La salida de prisión del protagonista y las imperiosas necesidades de subsistencia de su familia son el punto de partida de una inútil lucha por buscar un empleo, que provoca que acabe cayendo de nuevo en la marginación en el seno de las bandas callejeras como único refugio y forma de vida, y en la reincidencia como cierre lógico de este triste círculo vicioso.

 

Pet Shop Boys «Twenty Something» (Dir: Gavin Filipiak)

 

Prayers “West End Girls” version (Dir: Gavin Filipiak)

 

Pese a las críticas de las que ha sido objeto el vídeo en las redes por su inusual temática y por la incomprensible ausencia de planos del dúo, se acaba imponiendo la cruda belleza de las imágenes y la aflicción que genera la historia de esta familia. Asimismo, es innegable que la deslocalización británica del contexto social que aborda le da una perspectiva más universal al drama del desarraigo, al tiempo que tiende un sutil puente con los contagiosos ritmos latinos que revisten esta soberbia melodía. Y es que la denuncia social que enarbola el vídeo es especialmente reseñable teniendo en cuenta el trasfondo político y social que ha impregnado algunos de los temas de Pet Shop Boys principalmente en álbumes como ‘Fundamental’ (“Integral”, “Twentieth century”), y ‘Yes’ (“Love etc.” o “Building a wall”). Aunque esta preocupación social en la temática tan sólo se ha trasladado de forma tangencial a algunos de sus videoclips. Así, en el memorable vídeo de “Suburbia”, dirigido por Eric Watson, se recrea la tensión, la violencia y la miseria reinantes en los suburbios de Los Angeles; “Opportunities (Let’s make lots of Money) Version 2” realizado por Zbigniew Rybczynski, aborda en clave irónica la crítica de la sociedad de consumo y la obsesión por el dinero fácil; el retrato de la violencia callejera juvenil y el desenfreno etílico en las calles de Newcastle que aparece reflejado en “So hard”; la radiografía de la inmigración de ciudadanos del este que se plasmaba en el vídeo de “London” (Martin Parr); y aunque con pretensiones más estéticas que sociales, las penurias del pueblo ruso a través de los extractos de viejas películas soviéticas que ilustran las imágenes de “Numb”.

 

En cuanto a la técnica y la estética empleada, los videoclips en blanco y negro que Pet Shop Boys ha entregado hasta la fecha han tenido una significativa trascendencia en la iconografía visual del dúo. Tres de ellos fueron dirigidos por el aclamado fotógrafo publicitario y realizador Bruce Weber. Basta recordar esa obra de arte que fue el emblemático vídeo de “Being boring” con su desenfrenada y glamourosa fiesta de modelos…

La continuación con el maravilloso “Se a vida e” y su calurosa jornada de divertimento acuático con más desfile de cuerpos espléndidos…

O la nostálgica y entrañable escuela de teatro plagada de gente joven y guapa (nada menos que con Natalia Vodianova) que recrean las escenas de “I get along / E-mail”.

Al margen de esa sublime trilogía de Bruce Weber, tampoco debemos olvidar otros videoclips en blanco y negro del dúo que han quedado grabados en la retina de los fans, como el gris retrato de Newcastle plasmado por Eric Watson en “So hard”, el tierno y contemplativo posado con bebés que protagonizaron en “It’s alright” (también a cargo de Eric Watson), o el curioso experimento visual de hacinamiento de cuerpos que recrea “You only tell me you love me when you’re drunk”, dirigido por Pedro Romhanyi.

pet-shop-boys-its-alright

 

El lanzamiento de “Twenty Something” como single podría haber supuesto una oportunidad de oro para europeizar el sonido de este precioso tema hacia una producción más electrónica y sofisticada, despojándolo de ese aire latino propio del suave reggaeton que tanto ha indignado (y sigue indignando) a algunos talifanes y puristas del electropop. Pero el dúo británico, ajeno a los prejuicios que los sonidos latinos tienen en ciertos sectores musicales de algunos países, ha conservado la versión del álbum para el single, por lo que tendremos que esperar a las remezclas para descubrir nuevas vías de exploración de su potencial. Recordemos que en ‘Very’ Pet Shop Boys ya cambiaron la producción originaria de algunas canciones para su versión single, con resultados espectaculares tanto en “I wouldn’t normally do this kind of thing”, con la nueva y excitante remezcla de Beatmasters en la versión single 7”, o en “Yesterday when I was mad”, y ese fantástico y vertiginoso giro eurodisco de la mezcla de Jam & Spoon.

Twenty something promo cover

 “Twenty Something” se publicará el próximo 17 de junio en CD single y formato digital.

8 comentarios en “Pet Shop Boys: drama social y desarraigo en «Twenty something»”

  1. A mí es un vídeo que me gusta mucho, pero…¿Cómo escogen canción tan flojeras como single? ¿Que le ven? No lo entiendo.

  2. En mi opinión la elección de “Twenty something” como segundo single está bastante justificada desde un punto de vista de estrategia promocional. Según los rumores que circulan, parece ser que sólo publicarán 3 singles de SUPER… ojalá lo reconsideren. Así que después de la ultrabailable “The Pop Kids”, querían publicar un single no demasiado rápido antes de volver con otro tema disco y bailable, pero no lo no querían sacar tan seguido. Temas cargantes como «Groovy» o incluso «Say it to me» no habrían sido buenos singles.

    Creo que habría sido más arriesgado y desconcertante que fueran single baladas como “Sad robot world” o “The dictator decides” en un disco en general tan bailable. Teniendo en cuenta que “Twenty something” es el único medio tiempo del álbum (si exceptuamos “Into thin air”), y que no se puede negar la preciosa melodía tan típica de Pet Shop Boys que tiene la canción, no creo que sea mala idea lanzarla como single con un buenas remezclas que hagan olvidar ese aire reggaeton que tanto ha indignado a muchos fans. Por eso habría sido genial que hubiesen aprovechado para hacer una versión para el single más electrónica y sin tintes latinos.

    Todo apunta a que “Undertow” será tercer single, que sin duda será un pelotazo en plena antesala de la gira americana del próximo otoño. Cuento las horas para verlos en directo.

    1. Para mí es un single imposible de tararear una vez se ha escuchado varias veces, lo que significa que es un poco la demostración de que hace ya tiempo renunciaron a captar nuevo público y se dedican exclusivamente a sus fans. Tú explicación, muy lógica por otro lado, es la explicación de alguien que ha escuchado el disco previamente, es decir; un fan.

  3. pienso que se hizo la elección porque así el artista deseo expresar su sentir, es un post bastante interesante de leer para tener algunos conocimientos de estos tópicos los cuales son referentes al artista.

  4. Yo adoro el videclip de Heart, uno de sus primeros trabajos, ese vampiro enamorado me hipnotiza.

    1. Sin duda, «Heart» fue uno de sus vídeos más memorables, con escenas mágicas, personajes sublimes, un vestuario maravilloso, un emplazamiento idóneo… Hasta se desplazaron a Transilvania para rodarlo, en plena época imperial de PSB. Eran otros tiempos.

  5. Rolando Farias

    Debo confesar que no es mi cancion favorita de SUPER, Pero liricamente hablando me agrada bastante. La puedo considerar como una segunda parte de YOUNG OFFENDER, cancion que SE refiere a Los jovenes veinteañeros(inclusion teenagers), edad de oro tan añorada por nuestros PET SHOP BOYS, que escriben canciones referentes a este sector de la poblacion. Tengo amigos que no son fanaticos y les ha gustado bastante tanto el video como la cancion. Me muero por escuchar las mezclas! Y tambien por verlos en vivo este 21 de octubre en Las Vegas!!!

Los comentarios están cerrados.