Juegos Para Gente Lista: Juego de Tronos

Amigas, nunca la sección “Juegos Para Gente Lista” estuvo tan definitivamente orientada a le gente inequívocamente lista. Este juego (de tronos) desenmascarará a todas las rubias farsantes que traten de jugarlo.

Aprovechando el lanzamiento de la quinta temporada de la serie, no queríamos dejar pasar la oportunidad de reseñar este juego, aunque de nuevo no tenga nada.

El juego se desarrolla en un tablero que representa el mapa de Poniente, el territorio donde transcurre la mayor parte de la acción de la saga. Los jugadores se repartirán los papeles de las Casas Stark, Lannister, Baratheon, Greyjoy, Tyrell y Martell y empezarán su juego en las Ciudades Fortín propias de cada una de sus familias, estando el resto del tablero vacío, incluido Desembarco del Rey. Según avanza la acción, será misión de cada jugador el tratar de ir controlando los territorios y acorralando a sus rivales hasta eliminarlos, como si de una suerte de Risk friki se tratara, ya que no deja de ser algo similar. Para ello, en cada turno los jugadores podrán producir nuevas unidades de combate en sus cuarteles, transportarlas hacia los terrenos fronterizos, conquistar tierras vacías o entrar en combate con sus oponentes. Incluso se puede planear apoyar a otro jugador en sus ataques contra un tercero, en un bonito símil de lo que trata la saga.

En los combates, terrestres, navales o anfibios, cada jugador tratará de sorprender al otro revelando a la vez el ataque/defensa planificado, con sus apoyos de terceros y uso de cartas especiales de personajes de la saga que podrán dar incrementar la fuerza de ataque o defensa del jugador, inutilizar recursos bélicos enemigos, etc, y poder dar la vuelta a los resultados en cada turno, tras lo cual se irán gastando. Además se pueden comprar privilegios especiales temporales que te permitan decidir entre empates (Trono de Hierro), ser el primero en resolver turno, etc.

Otro interesante paralelismo de este juego con los libros y la serie es la necesidad de que los jugadores rivales, aunque estén en plena guerra, colaboren entre ellos destinando recursos comunes a defender El Muro contra los ataques de los Salvajes. Cada cierto tiempo, no siempre el mismo, los Salvajes del Norte atacarán Poniente y, si la suma de las defensas aportadas por cada jugador no consigue contener el envite, todos los jugadores se llevan un hostión de cuidadito.

Hasta aquí todo genial. Es imposible detallar todas las reglas porque hay muchísimas y muy específicas, pero a grandes rasgos es un juego chulo, estéticamente estupendo (flipad con la versión de lujo de la foto que hay abajo, que supongo que se habrá currado un buen frikazo) y que además pondrá los pezones duros a los talifanes de la serie. Ahora bien, si quieres echar una partida más te vale estar en la cárcel o no tener nada planeado para los próximos dos años, porque el juego es más largo que un día sin pan. Es más, no consigo recordar si lo he acabado alguna vez. Ya sólo en aprender bien las reglas se te van dos horitas en cuanto te quieres dar cuenta y empiezas la partida con ganas de que acabe.

Otra pega gorda es que las Casas están totalmente descompensadas al comienzo del juego. Los Lannister tienen que hacer encaje de bolillos para no ser arrinconados por Greyjoy, Stark y Baratheon y los Greyjoy pegan las galletas con mucho más poderío que el resto. Los Stark andan siempre un poco como puta por rastrojo dando un pasito para delante y otro para atrás. Y finalmente, si te tocan Martell o Tyrell, te recomiendo que complementes el juego con algún libro de la serie, porque tu papel en el tablero es una mierda como un castillo, y no tienes oportunidad de hacer nada interesante hasta bien avanzada la partida.

Conclusión: Juego de Tronos es una romántica idea ejecutada de forma bastante mejorable. Estoy seguro que tendrá defensores a muerte, pero yo desde luego no soy uno de ellos.

Nota: 6

¡Pasadlo bien (si podéis), amigas!


Sobre el autor

Fiorella Heart

Sabe cómo hacer de tu vida un campeonato de Pokémon marica.