Tomando unas birras con Algora

Es una tarde de otoño pero aun con el horario de verano.  El protagonista de hoy es Víctor Algora, uno de los artistas musicales alternativos más prolíficos y escuchados de los últimos años. He quedado con él en un café del centro al que me gusta ir de vez en cuando porque suele ser tranquilo. Son las 18:30 de un jueves y ambos llegamos puntuales. Tratamos de sentamos en uno de los rincones del lugar para estar más aislados pero no puede ser, así que nos situamos en dos cómodos butacones junto a la puerta mientras hablamos de tontadas y pedimos unas cervezas para caldear un poco el ambiente.  El lugar no resulta especialmente silencioso como otras veces, más bien al contrario, pero ambos confiamos en que todo saldrá bien.  Así que, una vez acomodados, brindamos, conecté la grabadora y empezamos a charlar.

Buenas tardes, Victor, yo creo que lo primero hacerte pasar el trago de las presentaciones oficiales con las típicas preguntas incómodas. ¿Nos hablas un poco de ti? ¿Quién eres?

Pues me llamo Víctor Algora, que es mi apellido, y soy un chico de un pueblo de Guadalajara que vino a Madrid hace 15 años y hace canciones. Básicamente eso es lo que soy.

Algora, además de tu nombre artístico, es un lugar ¿Por qué ese y no otro?

Algora es un lugar que está al lado de mi pueblo. Además es muy curioso porque un poco más allá, el siguiente pueblo, se llama como mi segundo apellido que es Alcolea. Tengo el móvil lleno de fotos de amigos que me las mandan cuando pasan camino de Barcelona o de regreso a Madrid por el desvío que hay en la A-2 con un cartel enorme. Podría hacer un collage con todas ellas como me dijo Valdivia, que es una de las artistas que colaboran en este disco nuevo. (risas)

Llevas mucho tiempo cantando, escribiendo, creando música pero ¿Cómo empezó todo?

Pues empezó porque yo escribía poesía y siempre me ha gustado mucho la música.  De pequeño cantaba coplas con mi abuela, mucho, casi todo el rato.  Luego, en la adolescencia, comencé a escribir poesías y, como también me gustaba la música, mi padre me enseñó a tocar un poco la guitarra porque el tocaba en un grupo cuando era joven y después, con un programa de ordenador, empecé a hacer canciones.  Vi que se me daba bien, que más o menos salían cosas y ahí empezó todo. Ya estaba viviendo en Madrid y había tomado contacto con el ‘mundo musical’. Hice una maqueta y la mandé a un concurso, lo gané, me grabaron un disco y de ahí hasta ahora.

O sea, la música llegó a ti.

Si, bueno, con otras cosas. Siempre me gusto el arte, el cine, el teatro… También estudié cine.  Tuve claro desde siempre que me iba a dedicar a algo relacionado con el mundo artístico. Probé muchas cosas, yo siempre he dibujado, he pintado desde pequeño. Me ha gustado mucho escribir poesía, estudié teatro y, después de probarlo todo, me quedé haciendo canciones, que es lo que más me gusta. Tampoco es que un día dijera ¡quiero ser músico! Fue una cosa muy fluida porque me di cuenta de que era lo que mas me gustaba y, además, lo que mejor se me daba.

Todo artista ha bebido de alguna fuente. ¿Cuáles han sido?

El Pop principalmente, desde Mecano cuando era pequeño y luego, ya de adolescente, empecé a escuchar grupos más independientes como la música que escuchaba mi hermano: Astrud, The Verve, Los Planetas, mucho Brit Pop. A partir de ahí fui investigando cositas que tuvieran que ver con el Pop tanto de guitarras como electrónico. Pero hay otra fuente que puede ser la copla, lo que cantaba con mi abuela. Además, el primer concierto al que fui en mi vida fue con mi madre a ver a la Pantoja.  Es decir, si me preguntas ¿cuál fue el primer concierto de tu vida? diré que fue uno de la Pantoja en el Auditorio de Guadalajara y yo tendría unos cinco años o algo así (risas) Es una cosa que siempre ha estado en mi música de una forma muy camuflada y ahora estoy explotando esa vena de una manera más evidente.

¿Te atreverías señalar la que consideras principal?

No sé si es la principal, pero me encanta Lorca y su Romancero. Esto va a estar más patente a partir de lo que estoy haciendo ahora. En Pódium hay letras muy lorquianas y en lo que está por venir aun lo será más.

Escribes y cantas, es evidente, pero ¿tienes formación musical o eres autodidacta?

No, no tengo ningún estudio musical. Soy autodidacta total y además muy ‘por encima’.

¿Tocas algún instrumento aparte de tu garganta? (qué rarita está sonando esta pregunta)

No toco bien ningún instrumento, la guitarra un poco mejor gracias a lo que me enseño mi padre, pero siempre prefiero que me acompañen músicos que de verdad sepan para interpretar mis canciones. También toco el teclado pero solo para componer.

Empezaste muy pronto a moverte musicalmente, tus primeros trabajos aparecieron en 2004 pero ¿siempre fuiste Algora o colaboraste en otros proyectos, digamos, ajenos? En otras palabras ¿has formado parte de otras bandas/grupos?

Empecé en 2004, cuando presenté la maqueta y de ahí salió el primer EP promocional con ‘Planes de Verano’, que luego dio nombre al primer disco en 2007.  Siempre he sido Algora pero estuve antes en un grupo que no tenía ni nombre. Éramos tres y uno de ellos ha tenido éxito (ahora no recuerdo el nombre) pero no salió ninguna canción ni nada, tocábamos y ya. Luego decidí dedicarme a la música en solitario. Me hubiera gustado participar en algún proyecto pero, al final, no tienes tiempo y no surgió.

Si contamos los EP’s y demás fórmulas. ¿Cuántos trabajos has lanzado a lo largo de todos estos años?

Discos de estudio: siete contando Podium, otro de remezclas, bastantes sencillos, el EP promocional y el EP Canciones para Grimsey, que son los temas de una película filmada en Islandia, un lugar que me fascina y que tengo pendiente visitar.

De todos ellos ¿me dirías tus 5 temas preferidos?

Hummm…. A ver:

‘Septiembre’ de Planes de Verano.

‘Los ojos del insecto’ de Galimatías.

‘Cipriana’ de Verbena, que es una canción sobre mi abuela.

‘El amado distraído’ de Folclore del rascacielos.

‘Estrella fugaz’ de Un extraño entre las rosas.

Has hecho trabajos con otros artistas. ¿Con quién has disfrutado más?

Con cada artista es diferente, pero creo que con La Prohibida porque tengo una conexión muy grande, tenemos un lenguaje muy especial.

¿De qué trabajo estas más orgulloso?

Pues, de mi colaboración con La Prohibida diré que ‘Ruido’, ‘Mariposa Negra’ y ‘Bouvet’.  Ruido, además, viene de cuando nos conocimos, que fue compartiendo un taxi a la salida de un ‘En Plan Travesti’ y me contó que tenía un proyecto que se llamaba así, de modo que le hice una canción con ese nombre.

¿Cuál fue el más difícil?

Yo creo que no hay trabajos complicados como tales, cuando hay conexión y buen rollo todo sale fluido. Si hay dificultades al final las cosas no salen.

Insectos, zarigüeyas, murciélagos y otros bichos habitan tus letras….

Me gustan mucho los animales.

Te voy a pedir que me hables de un proyecto muy concreto que tuvo lugar hace unos años: ‘Reunión Masiva en La Luna’.¿Cómo se creó?

Pues me contactó Tente Banon, que fue quien tuvo la idea. Me comentó que iba a hacer este proyecto y yo me quedé como abrumado porque sí, tengo discos y tal, pero no me considero importante como para que me hagan un libro donde varios artistas dibujen mis canciones.

¿Qué supuso para ti?

Lo cierto es que no tuve mucho que ver a nivel de producción: cedí mis canciones, los ilustradores las dibujaron y el editor preparó el libro más un CD con un tema inédito llamado Instrucciones’ que era para un corto que no terminé de hacer. Entre los ilustradores hay muchos amigos y, por supuesto, me pareció un proyecto increíble y me sentí muy abrumado. Algunos de aquellos artistas son personas a las que admiro mucho y aun no me puedo creer que participaran. No puedo evitar sentir un poco el síndrome del impostor.

¿Volverías a hacer algo parecido?

Si, claro ¿por qué no? Me pareció un historia súper bonita.  Otra cosa que me gustaría hacer es publicar un libro de poesía ilustrado, lo tengo pendiente y no quiero que sea tarde porque, al final, con todas las cosas que tengo que hacer nunca me pongo a recopilar y organizar, pero me gustaría hacerlo pronto.

¿Has podido vivir exclusivamente de la música en algún momento?

Si, al principio.  No duró mucho pero bueno.  Fue con Planes de Verano, que salió hasta en Los 40. Pero claro, alguien con esas letras y contando las cosas que yo contaba no resultaba muy comercial; así que se acabó y me tocó compaginar.

Mójate un poco. ¿Qué opinión te merece ‘la industria musical’ así, en general?

Yo creo que había una industria que murió porque no supo adaptarse a los tiempos y ha dejado paso otra industria mucho más interesante que tiene que ver con la música más underground, más urbana, la que se mueve en medios que antes no pisaba como internet y, además, el boca a boca, la calle con toda su evolución pasando por el Trap, el Hiphop, etc.  Además ahora no existe esa segmentación de estilos que había antes donde el indie era solo indie, el rap solo rap, por ejemplo. Los nuevos músicos no tienen pudor para mezclar los estilos y eso es muy bueno. Van a salir cosas muy interesantes.

¿Mainstream o alternativa?

Mezcla.  Las dos, por supuesto. Hay artistas tanto mainstream como underground que me encantan.

¿Prefieres tocar en salas o en festivales?

Antes lo pasaba fatal tocando en directo y La Prohibida me ayudó mucho a superarlo. Me invitaba a cantar en sus conciertos y consiguió que disfrutase en el escenario, es muy generosa y te arropa mucho al actuar con ella. Cuando tocas en una sala el público va a verte a ti, es como más cercano e íntimo, pero los festivales están muy bien porque puedes llegar a otro tipo de gente y está guay. Aunque yo soy más de sala.

Como consumidor ¿te gusta más la música en directo o enlatada?

Me encanta el directo pero no soy persona de ir a montones de conciertos, voy a ver grupos que me gusten mucho.  La verdad, me gustan más los discos: la música enlatada. Sin quitar que hay grupos que son una maravilla que los veo en directo y ya no me compro el disco.

Como a otros artistas, la pandemia te atropelló lanzando Un Extraño Entre Las Rosas y bueno, hay quien ha resistido el golpe, otros no han podido con ello. Se que es una reflexión grande pero ¿Cómo te afectó?

El día que cerraron Madrid yo empezaba la gira de promoción de Un extraño entre las rosas en Sevilla y bueno, el disco se vendió muy bien -casi como Planes de Verano– incluso llegó a estar en la lista de ventas por primera vez, pero claro: no hubo forma de recuperar la inversión porque no había conciertos y el dinero viene de ellos. Iba a ir a México por primera vez también, había medios que nunca se habían interesado antes tirando de nosotros.  Entonces se cortó todo, la promoción se quedó a medias. Una pena. También me hubiera gustado sacar algún video más ya que el disco estaba funcionando tan bien.  ¿Qué hice? Pues aprovechar el confinamiento para hacer otro disco.  La verdad es que hice dos, uno es Podium y el siguiente no sé cuándo saldrá porque no tengo dinero ahora para producirlo, pero ahí está.

¿Ha supuesto un antes y después en tu ‘carrera’?

Yo creo que sí. A nivel emocional sobre todo.  Este disco y el que vendrá son distintos, me he podido centrar mucho en cada tema, investigar, explayarme. Pero si, la pandemia ha obrado un cambio aunque no sabría decir de qué forma. El confinamiento lo pasé solo pero fue súper dulce, veía a mis amigos tirarse de los pelos y yo estaba encantado. Ese parón fue maravilloso.  El problema fue al salir: de repente nos vimos con un montón de responsabilidades y casi ningún derecho. No podíamos hacer nada excepto ir a trabajar, comportarnos bien, llevar la mascarilla, etc. Y eso es lo que más me ha afectado.

Ahora viene cuando te hago preguntas rápidas para descongestionar un poco. Dime lo primero que te venga a la cabeza cuando escuches estas palabras.

  • Netflix.

Stranger Things.  No tengo Netflix y cuando lo tenía fue la única serie que vi. No veo series. Bueno la de Veneno si la he visto, pero ya.

  • Got Talent.

Risto Mejide, yo que se…. Un reality.

  • IDA.

Pajarraca

  • Carmen Mola.

Premio Planeta, literatura de derechas. A ver, no quiero decir que esos escritores sean todos de derechas, pero el premio Planeta es como muy conservador, ¿no?

  • Bellido Durán.

Pufff.

  • El Juego del Calamar.

Es que no veo series. Pero por los videos que comparte la gente… da miedo.

  • RuPaul Drag Race.

Tampoco lo he visto  Pero me viene Supremme de Luxe.

  • Dune.

David Lynch.

  • Erasure.

Synthpop de los 80’s.

  • Mefedrona.

Bajonazo. (risas)

Estamos terminando y no te voy a torturar mucho más, solo un par de preguntas y ya: ¿Te has planteado dejar la música alguna vez?

No. Me he planteado -porque uno tiene ya una edad- tomarlo de una manera más relajada sin permitir que el sistema me presione con sus pautas y objetivos como labrarte un futuro, ser productivo, etc. Y eso que las personas LGTB no tenemos muchas de ellas si no queremos (matrimonio, hijos, etc) pero la mayoría son totalmente heteropatriarcales.

¿Vamos a tener Algora para rato?

Si no me muero, si. Aunque, si pasara, tendríais al menos el siguiente disco, que me gustaría sacarlo para marzo, y no. No te voy a decir el título (risas)

Pues ya está, hemos terminado. Te agradecemos inmensamente este rato que nos has dedicado, sabemos que estás en plena promoción de Pódium y que tiempo, precisamente, no te sobra.

Hasta pronto.


Sobre el autor

DMalignus

No te pases de Lista, que te vas a Diego de León......