Dos borrachas haciendo la mamarracha

A algunos el confinamiento del año pasado nos lo salvó, psicológicamente hablando, el resurgir de la música disco, ese escapismo tan necesario, en formato pop de tres minutos y medio… Roisin Murphy, Lady Gaga, Dua Lipa, Jessie Ware, Kylie Minogue… Todas, sabedoras de que tenían una joyica entre manos, han tratado de ampiar la vigencia y los réditos de sus álbumes. La que gana el podium ha sido Miss Lipa, que ha lanzado una edición remix-dj-set y otra con nuevo material. Murphy y Gaga, con dar nueva forma (con y sin artistas invitados) a los mismos temas… Luego llegó La Yesi, que, entre contracciones y contracciones, le dio tiempo a mugir algunas canciones más para su edición platinum de «What’s Your Pleasure?»… y, al que suscribe, le dio algo de penita porque en su día vio una foto de esta sosias de mujer de torero con la enana australiana grabando algo…

Hasta que Mis Kangaroo 1988 nos vino con su nueva edición especial de su disco «Disco» (sigh), que editará el próximo 12 de noviembre, en múltiples versiones… Para sacarnos la panoja a todos sus fans de la cáscara amarga. Y tampoco es que haya currado mucho: tres colaboraciones con Olly Murs (Years & Years), Gloria Gaynor y Jessie Ware, La Yesi pa’ los amigos.

Y el resultado ha sido este:

 

Una canción disco, sin pretensiones, que va ganando con las escuchas y al que le ha sentado divinamente su videoclip… Un puro divertimento, donde parece que Kylie y Jessie se han dejado el mosto y los batidos detox, para pasarse al vermú de barril y desfasar un poco.. Lo que viene siendo dos borrachas haciendo la mamarracha. Una calidad de imagen que (perdonad al abuelo) me recuerdan a cuando las series de los 60-70 de la BBC rodaban en exteriores; unos looks con ciertas reminiscencias a los 80-90, unos buenos pelucones y muchas risas entre extras que dan un poco el tono…

Pd: ¿Soy el único que ve, entre los participantes, a los dobles de la Kylie de los inicios y a un joven Michael Hutchence o estoy enfermo?


Sobre el autor

skyzos

No sabe si coger los hábitos o remangárselos.