Primero vinieron a por los bancos

Quedamos en que pintar pasos de cebra, semáforos, buzones o bancos con el arco iris no sirve de nada ¿No? No le cambia la vida a nadie, no consigue derechos ni lucha de facto contra las discriminaciones. Seguramente es una verdad irrefutable y demostrable. Lo sorprendente es que si no sirven de nada…¿Por qué tanta polémica? Pero sobre todo…¿Por qué tanta inquina en repintarlos, arrancarlos o quitarlos? Si se supone que no sirven de nada, tampoco hacen daño ¿No? Pero parece que hay gente a la que les molestan estos símbolos y les va la vida en quitarlos de la vista. El último altercado de este tipo ha ocurrido en Cambados, donde ya han sido detenidos varios menores por arrancar dos bancos pintados con el arco iris. Fueron tan listos que subieron los vídeos a las redes sociales y ha sido genial para localizarlos, así que no podemos más que darles las gracias por facilitar el trabajo a la policía.

Puede que haya gente que le quite importancia porque solo son unos chiquillos y mira, a mí me preocupa todavía más, porque detràs hay una familia que ha incentivado y cultivado esa homofobia. Puedes ver el vídeo aquí:

Mi sorpresa ha sido mayúscula cuando entro a los comentarios de la noticia y me encuentro a un porrón de gente que no condenan el acto vandálico y es más: se quejan del despilfarro…¡¡Por dos putos bancos y unos botes de pintura!! Que además no hay que contratar a nadie para estas cosas, que las hacen los propios operarios del ayuntamiento que toque. Vamos, ni que fueran de oro con diamantes… Luego esto de las banderitas (Made in China) que coloca la asociación de afectados del Covid que se ha inventado VOX, no les parece ningún despilfarro, oiga.

 Cualquier accesorio, señal o mobiliario urbano que se pinte de arco iris, lleva la polémica asegurada. Te pondrán mil excusas, te dirán que no era necesario, clamaran por el ahorro, pero detrás no hay más que homofobia cobardica que no quiere dar la cara. O que no tiene cojones a darla, más bien. Que se lo digan a los pasos de cebra, que se pintan en todo el mundo pero oye, aquí son una ilegalidad y más si los hacía Carmena…

Los pasos de cebra de colorines resultan tan ofensivos para algunos que hasta llegan a los tribunales, como ocurrió en Totana, cuando PP y Falange, pusieron una querella al Ayuntamiento. Por suerte, fue desestimada. Eso no libró a los pasos de cebra de ser boicoteados…

Ocurrió lo mismo cuando Correos hizo su campaña y ya lo comentamos aquí en un post..¡Qué despilfarro! decía la gente…Por nueve buzones, cinco furgonetas y una oficiona de Correos que generaron medio millón de euros en beneficios. Pero si te crees que aquella agresión contra las mentes bienpensantes iba a quedar sin venganza pollaherida, te equivocas. A los pocos días, el vinilo del buzón de Gran Vía ya había sido arrancado y con un mensaje de advertencia hecho por alguien con la altura mental de una ortiga.

Ni los pobres semáforos se libran, que cuando el Ayuntamiento de Granada volvió a ser gobernado por la derecha de PP y Ciudadanos, una de sus primeras acciones fue repintar unos semáforos de marrón, que el arco iris les molestaba.

Parecen chiquilladas ¿Verdad? Pero cuando las chiquilladas se repiten una y otra vez contra los mismos símbolos y con el mismo odio, a lo mejor es síntoma de algo ¿No te parece? A ver si va a resultar que pintar dos bancos con unos operarios del ayuntamiento y que cuestan lo que cuesta un par de botes de pintura, son el termómetro ideal para comprobar la temperatura homófoba de nuestra sociedad…¿Qué no? Te invito a que me sigas por esta labor de hemeroteca y comprobemos como va el tema del mobiliario urbano pintado de arco iris. Por ejemplo en Ciudad Real

Por ejemplo en el Distrito de Vallecas

En Oviedo prefirieron pintarlos con la bandera de España. Así te dejan claro los nazionalistas españoles que tú, como maricón, no tienes hueco en su país. Poco tiempo después, fue el propio Ayuntamiento de Oviedo quién retiró los bancos con la excusa de una reforma. Y es que los bancos de Oviedo estaban en un sitio demasiado estratégico donde muchos se hacían una foto y eso no se puede consentir.

También tenemos pintadas en Cerdanyola

En el Pilar de la Horadada

En Langreo tienen su pintada, que los asturianos se libran del covid pero no de la homofobia. En este acto de vandalismo se repite una pauta que suele ser habitual; los bancos no duraron con el arco iris ni veinticuatro horas. Es como si no pudieran soportar su presencia.

Digno de una peli de Berlanga fue el caso del banco de Murcia que se pinta de arco iris, al día siguiente el pedáneo manda a que lo pinten de marrón y ante el escándalo, el ayuntamiento vuelve a pintarlo de arco iris.Todo ha sido un malentendido, dijeron…También se llevaron sus pintarrajos en Cartagena, aunque los autores no daban ni para escribir una puta letra…

Se suma a la lista Torrelodones.

 


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.