No, Disney no salió del armario, asomó solo la patita

 

Bien. Disney ha hecho su primer corto gay. Y tenemos que aplaudir todos/as/es. Porque, al fin, nos hemos sentidos representados… Por un corto de animación que se ha estrenado en su plataforma V.O.D., Disney+. Maravilloso. Saquémoslo en todos los titulares…

 

Plas, plas, plas…

 

Realmente no ha sido la casa del ratón más famoso, con permiso del Sr. Pérez; sino una de las filiales que absorbió la empresa madre. Pixar, la que la salvó en su día de la enésima bancarrota, cambiando los paradigmas de la animación tras el paso del 2D al 3D. Y no ha sido un largo… Un cortometraje. Apenas unos escasos minutos, con una técnica a medio camino entre la experimentación con ordenador y las ceras Manley. Ojo, que no lo digo como algo negativo, al revés, me parece muy interesante el tratamiento de las imágenes… Pero no es el típico producto que un padre le pondría a su hijo, o un niño consumiría  de motu proprio… No son los “dibujos normales” a los que están acostumbrados… Del argumento, para no destripar mucho, sólo diré que mezcla elementos fantásticos con una mudanza que implica el outing de una pareja adulta para con los padres de uno de ellos… MEH, simplista a más no poder. Sé perfectamente que los lenguajes narrativos de una película son distintos al formato corto… pero es que no transmite nada. Ahí tenéis Paperman”, incluso con un mcguffin sencillísimo emociona más que este “Out”.

 

Que por qué lo estoy criticando: porque nos la han vuelto a colar, porque esto no es ni premio de consolación… Ya nos hemos tragado mil mierdas en cine y televisión, con la excusa de que había un personaje LGTBQI+ donde vernos representados y ha terminado siendo algo anecdótico (sí, ya empiezo a peinar canas, pero al hilo de esto, os recomiendo revisionar “El celuloide oculto”).  Queremos ser de consumo masivo: no por nosotros, por ellos. Por las nuevas generaciones, para que se den cuenta que si te palpita la patata por tu compi de fútbol es normal, no eres un apestado, que tienes el mismo derecho que los demás . Y si en su día Disney se sacó de la manga a la princesa Sofía, hija de reyes divorciados, para que los niños de padres separados no se sintieran mal… ¿POR QUÉ AHORA ESTRENA SU SERIE “CON AMOR, VICTOR” EN SU CANAL HULU EN VEZ DE EN DISNEY+? Eso sí habría sido un buen movimiento normalizador, ya que, si la serie guarda relación con la película, de título similar, estaríamos antes el típico producto de consumo adolescente… Pero con “chico conoce a chico”.

Para eso el Sr. Mouse no es tan moderno y aperturista, no vaya a ser que las familias de Iowa o de Texas se sientan ofendidos y le hagan boicot…

Pero tranquilos, que estamos en el mes del Pride y ahora, con todas los desfiles en suspenso, será más fácil  (y más barato) que nos veamos reivindicados por las empresas desde sus redes sociales…

 


Sobre el autor

skyzos

No sabe si coger los hábitos o remangárselos.