Keith Haring está de aniversario

Este febrero está siendo un mes de efemérides que no podíamos dejar pasar. Si hace unos días celebrábamos treinta años de Enjoy the silence y luego los treinta años de Nothing compares 2U, el 16 de febrero se celebraron los treinta años de la muerte de uno de los artístas más influyentes, fundamentales y (mal) copiados del arte contemporáneo: Keith Haring

Haring es un mito, no sólo por su arte si no también por una vida coherente con sus ideas y su obra. Además es una figura señera de los ochenta más libres, hedonistas y desprejuiciados.Vista ahora esa década que vivió Nueva York, parece casi ciencia ficción. Una época de libertad, bailes, drogas y desenfreno que acabó como bien esa sabido con el advenimiento del SIDA, que arrastró no sólo a Haring. También a amigos del alma como Robert Mapplerthope.  Por encima de todos ellos, como si Dios llevara peluca, reinaba Andy Warhol, que fue tan importante en el estrellato de Haring como lo fue para Basquiat.

Sin Warhol no tendríamos a Haring o al menos hubiese sido mucho más difícil que llegara a triunfar. Por cierto, que me da la impresión de que mientras la popularidad de Haring se han mantenido, Basquiat ha quedado en un segundo plano. Qué cosas.

Entre WarholRobert Mapplerthope, Graces Jones y el propio Haring….

 …pergeñaron uno de los hitos más importantes de aquella época en concreto…

via GIPHY

…Y del arte contemporáneo en general.

Perfomance donde el arte nace delante del espectador y queda retratado en cada instante, porque el proceso es tan importante como el resultado final.

Keith Haring consiguió lo más difícil: crearse una marca. Una imagen propia totalmente distinguible de los demás. Que tú dirás que sus dibujos son fáciles, que hasta los haría tu sobrino de cinco años. pero el tema es que fue Haring quién los hizo suyos, de tal manera que ves una obra y sabes quién es el autor. Eso solo lo consiguen los muy grandes. Eso los publicistas lo tuvieron clarinete desde el principio y han saqueado y esquilmado su legado una y mil veces

via GIPHY

Un artista que no se entiende sin una gran urbe de fondo, porque la humaniza y la hace divertida sin pecar de blandengue. Grafitero en alma y por ejecución, la leyenda se hace grande cuando te enteras que fue detenido en varias ocasiones por sus pintadas en el metro neoyorkino.

 «Por accidente noté en el metro un panel negro que estaba vacío. Yo tomaba el metro casi diario para ir al trabajo, vi este panel negro e inmediatamente pensé que ese era el lugar perfecto para dibujar».

Tiene guasa que con lo que se le persiguió en vida, ahora haya trenes que se pinten para hacerle homenajes.

,El metro origen de su inspiración, de su carrera y de su amor por unos colores y unas figuras que fuesen reconocibles por personas de cualquier nacionalidad, casi un adelanto de los emoticonos. De hecho, mucho hay de Haring en los emoticonos actuales… 

Tuvo una vida corta pero intensa, atravesada por el ansia de disfrutar y la necesidad de crear. Además fue capaz de hacer carrera internacional esquivando las trampas más sucias del capitalismo, que no todos pueden levantar la cabeza con dignidad en temas monetarios. Con Haring el rotulador o la tiza blanca adquieren la dignidad que siempre se les había negado y las viñetas de comics y el lenguaje de las historietas gráficas, se hacen habituales en las galerías de arte que, por fin, se abrieron a la calle. Seguramente el bueno de Keith estaba en el sitio justo en el momento oportuno, porque su carrera no se entendería sin todos los códigos que manejaba la explosión del arte POP impulsada por Warhol. Haring nunca hubiera sido entendido sin ese contexo.

Y como todo no va a ser chuparse las pollas, he de reconocer que su trabajo escultórico me interesa cero, Es cómo cuando intentan hacer Los Simpons en 3D. Queda feo y pierde la gracia. Pero esto es una menudencia al lado de la admiración que provoca un artista visionario que a cada día que pasa, se hace más grande.


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.