Primera escucha de «Un extraño entre las rosas» de Algora

 

Hoy sale a la venta el quinto largo de Algora, “Un extraño entre las rosas”. Este disco tiene la difícil tarea de suceder a “Folklore de rascacielos”, su obra más redonda (en mi opinión, no creo que haya en años una mejor abertura que “Antinoo” ni un cierre tan intimista como “El amado distraído”), donde mezclaba guitarras con algunas bases electrónicas. Ahora, la electrónica es abrazada sin ningún tipo de miedos, los sintetizadores setenteros asumen la preeminencia en cada uno de los temas, si bien, con dos producciones distintas: una más italodisco, más hedonista y que se hace más accesible al oído; y otra más dura, que cuesta más que entre en una primera escucha. Sigue el sello naif en sus composiciones, más sencillas y menos rebuscadas en canciones anteriores, haciendo un ejercicio de extrapolación, siendo menos intimistas, aunque más pesimistas (la típica disonancia entre ritmo y letra que tanto nos gusta desde “I will survive” hasta “Dancing on my own”.)

 

  1. Disco Mágico

<<Vendí mi tiempo y mi dignidad>>

Primera canción del disco, con aires de italodisco, semejante a La Prohibida, lo que me parece hasta entrañable, la retroalimentación de ambos artistas y en las dos direcciones. La letra nos lleva hacia el tema la desubicación de ser un “extraño entre las rosas” y el dilema de ser consciente en el paraíso artificial y tirarte en él de cabeza.

  1. Poesía de la distopía

<<Éramos las cucarachas más bonitas del mundo>>

El amor entre un dependiente y la imagen de un mendigo en la calle del Carmen (lo divino y lo humano, sentimientos en un entorno consumista) con cuerpo de “copla” ochentera, como el hijo bastardo de Kratwerk y Juanita Reina.

  1. Fotos en los Gimnasios

<<A tu edad yo ya era rey>>

O la tiranía del físico imposible con una letra que chirría junto con una producción dura, que hace que no se haga de escucha nada fácil.

  1. Elaid y Tiberiu

<<Te voy a clavar los colmillos debajo de esas patillas de hacha>>

Historia de amor de los dos chicos del título, con unas bases rítmicas positivas que recuerdan lejanamente a Los Pegamoides.

  1. Chicos Transparentes

<<Nunca veo otros perfiles ni contesto a nadie/Solo sueño que algún día me mandas un mensaje>>

Una canción pegajosa, de las que te descubres tarareando o moviendo el pie al ritmo de la música, el mejor ejemplo de los castillos en el aire que nos hacemos todos en las putiapps cuando vemos un perfil que nos gusta. ¿Será el elegido? ¿O seré carne de meme de @only_masc?

  1. Dondiego

<<Tu droga es que te miren, pero nunca te toquen>>

Crítica al juego de miradas en los bares gays, es un descarte de “Folklore…” y que sigue subiendo el ritmo del corte anterior. Para mí, un más que posible single.

  1. El Último Hombre en Europa.

<<Toma mi libertad y cuida de mí>>

Tanto la voz como las bases traen reminiscencias de los primeros Mecano (“Focas”, “Me río de Janeiro”) mientras desgrana una ironía sobre estado de lo política actual europea, de ese cielo que nos vendieron, que sigue en construcción.

  1. Drogas nuevas.

<<Voy probando drogas nuevas/Nuevos besos, barbas nuevas>>

Como ya dijimos aquí, este single de presentación deja entrever la querencia hacia la electrónica y el acercamiento a la pista de baile. Para mí, forma un binomio perfecto con “Dioses y hombres”

 

  1. Estrella fugaz.

<<Nunca dejaré que te canses de mí>>

A un ritmo desenfrenado, Algora desgrana las luces que te paralizan y te hacen ser carne de atropello (la falsedad de la noche madrileña o los IGStars)

  1. Reflexiones de una Vieja Lavadora.

<<Te estoy hablando desde el desguace de mi vida>>

O como nos sentimos todos los que forman parte de esa generación que ya es consciente que las promesas que se le hicieron de joven, no se cumplirán nunca en esta sociedad. Claramente el tema que más te puede hacer llorar en la pista mientras se te van las piernas.

 

 


Sobre el autor

skyzos

No sabe si coger los hábitos o remangárselos.