Yo de mayor quiero ser Anne Lister

Anne Lister era una terrateniente inglesa cuya vida transcurrió en la primera mitad del siglo XIX .Tuvo una existencia tan fascinante que  por mucho que te cuente, no te la vas a creer. Esta señora que usted ve en el cuadro:

Era señora pero en Halifax, su pueblo, la llamaban Gentleman Jack, criticando que no fuese muy femenina que digamos a la hora de vestirse y arreglarse. Se pasó media vida viajando, escribiendo diarios cifrados, excavando minas de carbón y subiendo montañas. Los diarios están hechos con cinco millones de palabras en 26 volúmenes, con más del cuarenta por ciento cifrado para que nadie pudiese espiar las confesiones de Anne. El periplo de esos diarios es tan interesante o más que la propia vida de Anne Lister, empezando porque ella murió en los Balcanes y ya es un milagro que los diarios regresaran a Inglaterra sabiendo de los medios que había en la época.

Unas décadas después, un descendiente quiso descifrar el texto con la ayuda de un amigo y al conseguirlo, quedaron espantados. Ella narraba con pelos, señales y detalles sus relaciones sexuales…¡Con mujeres! A punto estuvieron de ser destruidos en esa ocasión, pero se salvaron a cambio de acabar escondidos hasta que la casa se vendió en 1930 y los diarios se cedieron a la biblioteca municipal, con el expreso deseo del descendiente Arthur Burrell de que no se desvelaran detalles ni «material inadecuado· (sic).

Tuvieron que pasar casi ciento cincuenta años hasta que la profesora Helena Whitbread en 1982, se interesó por los diarios en la Biblioteca y ya sin herederos susceptibles de escándalo, salieron por fin a la luz cuando en 1988 se publicó el libro  I Know My Own Heart 

Gracias a este libro descubrimos el gran secreto: Anne era una lesbiana consciente de su condición y además tuvo una vida sexual y amorosa de lo más animada, de tal manera que hasta se la llega a considerar la «primera lesbiana moderna». Comenzó pronto, porque en el internado la apartaron a dormir en un ático para que no contagiara de masculinidad a sus compañeras (como ven, en esto del contagio hemos cambiado poco; antes te mandaban a un ático, ahora te ponen el pin neardental). El problema es que a las monjitas del internado les salió el castigo por la culata, porque al mandar al ático a otra chica revoltosa, Anne acabó haciéndola su novia…¡¡Bonica era!! También supimos que Anne era un producto de su tiempo, que demostraba cierto clasismo en sus diarios hasta no llegar a enamorarse de ninguna pobre y siempre tuvo en cuenta la fortuna de las candidatas a ser seducidas. Pero claro, es que Anne está aquí por lesbiana y no por santa.

Te preguntarás si es que no hubo más lesbianas antes del siglo XIX y yo me atrevo a aventurar que lo que ocurrió con los diarios de Anne Lister debió ocurrir con buena parte de los diarios, cartas o pruebas de relaciones que tuvieron los homosexuales antes del siglo XX pero con un final más fatídico: acabaron destruidos y nunca llegaron a nuestras manos.

Hace un año BBC y HBO se pusieron de acuerdo y produjeron la serie «Gentleman Jack» basada en los diarios de la protagonista de este post. Con solo ocho episodios, la serie recoge su relación amorosa con Ann Walker, que fue la última de sus novias. Llegaron a vivir juntas y fue la salvaguardia de los diarios y también de su cadáver, al que llegó a acompañar ocho meses por el norte de Europa hasta regresar a Yorkshire. La pobre Ann Walker, acabó con sus huesos en un manicomio, como muchas de las lesbianas y homosexuales de la época.

 En cuanto a la serie, tiene a Suranne Jones haciendo el papel protagonista que debería haber arrasado en todos los premios pero no se comió un colín, sospecho que de nuevo por un pelín de homofobia. Pero a lo mejor son cosas mías, claro. El guión no renuncia al humor y la prota habla algunas veces a cámara como símbolo de las confesiones del diario. Como todo lo que hacen los ingleses, el diseño de producción es una maravilla y la recreación histórica, deslumbrante. Comienza como una narración costumbrista y acaba con una historia de amor llena de dramatismo romántico que te dejará exhausto de disfrutar y sufrir. Totalmente recomendada para adentrarse en un personaje que cada vez se hará más grande y se convertirá en un símbolo y en un mito ¿Qué no? ¿Qué te apuestas?

 

 


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.