Música en el Palacio de Cibeles

El pasado puente de diciembre, el ayuntamiento de Madrid cedió al Mercado del Diseño su galería de cristales (un inmenso espacio cubierto, antiguo muelle de camiones del Palacio de Correos) donde bastantes artesanos pudieron dar muestra de sus trabajos.  Muchos de ellos alucinantes como ese fabricante de robots. Me los hubiera quedado todos.

Aparte, se programaron cuatro pequeños conciertos y claro, la redacción de Atroz con Leche no podía dejar de asistir.

Primero fue Algora, el sábado 7. Estaba programado para las 12:00 pero comenzó casi una hora más tarde.
El sonido: pues bastante aceptable para tratarse de un espacio tan enorme y sobre un escenario poco más que improvisado. Nos presentó varias novedades de su inminente trabajo Un extraño entre las rosas, cuajado de alusiones entomológicas. Qué afán tiene por los insectos.

Y, por supuesto, nos hizo disfrutar con sus clásicos. No puedo dejar de emocionarme y bailar con La Era Punk.

El público: escaso y bastante regulán, pues muchos se quedaron sentaditos en la especie de terraza que instalaron ante el escenario y, además, nos increparon a los que estábamos de pie para que nos apartáramos de su campo de visión. Pero bueno, Algora siempre es bien.

Ese mismo sábado por la tarde actuó Monterrosa, unas gamberras que, en primer lugar, hicieron que el público -bastante más numeroso que por la mañana- abandonara los asientos y se colocara ante el escenario para bailar y saltar.

Monterrosa cuenta con unas bases buenísimas y han incorporado a una baterista que se sale de todos los parámetros: Any, buena con avaricia. Rocío (Chillers) estuvo muy animosa todo rato aunque un poquito excedida con su arribarribarriba, saltos y gritos que, en ocasiones, ahogaba la voz de Enrique (Esnorquel DJ).

La verdad es que hicieron bailar a todo el público y lanzaron mensajes muy apropiados teniendo en cuenta el sitio donde estaban tocando. Eso si, queridos: cuidad un poco más las afinaciones, os lo digo desde el mayor de los cariños, de todo corazón.  Y mil gracias por hacer ondear nuestra bandera en un lugar tan apolillado como el ayuntamiento.

El domingo 8 por la mañana subieron al escenario Nos Miran y su pop suave. Con Marta Quintana (Ventolin) y Sergio Rodriguez (Capitán Sunrise) compartió escenario Laura Antona y no sorprendieron pues tocaron sus mejores temas y agradaron bastante. El público permaneció igualmente sentado casi hasta el final, cuando algunos inquietos nos pusimos en pie para bailar.

Por último, la tarde de ese mismo 8 domingo tocó Chico Blanco, el nuevo proyecto de Pablo Cobo para navegar por el Rap y el Trap.  Pero no fue posible asistir, de modo que compartimos uno de sus trabajos.

La vedad: sorprende mucho que un consistorio tan retrogrado y pacato haya consentido ceder su maravillosa galería acristalada para un evento cuajado de gente del ArcoIris. Supongo que lo habrán hecho para tratar de lavar un poco la nefasta gestión que están desarrollando, por no hablar de su imagen penosa.

Pero hay que ser agradecido siempre, y estas cosas están bien.


Sobre el autor

DMalignus

No te pases de lista, que te vas a Diego de León......