Las series del 2019 que es mejor que no veas

JUEGO DE TRONOS . A ver… Decepción, decepción… Que sí, que Cavafis decía lo de “enjoy the ride” y con “Juego de tronos” esta octava temporada hemos disfrutado, o al menos yo, con capítulos tales como el dedicado a la noche antes de la gran batalla con los caminantes blancos… Llámalo síndrome de Disney o la necesidad imperiosa que este mundo de mierda nos genera con los finales felices en la ficción… PERO VAYA MIERDA DE FINAL QUE NOS HAN METIDO A TODOS LOS FANS… El no tener detrás las novelas de G. R. R. Martin ha afectado, y muy negativamente, en explicar la evolución de los personajes, así que a no nos creímos en ningún momento a ese enano con su súbita estulticia, al Juan Nadie con la espada metida por el culo ni a La Faraona Albina recogiendo el puesto de bolsos de imitación cuando viene la policía… ¡Qué pena! Skyzos

via GIPHY

STRANGER THINGS. También tenemos unas cuantas y, como sé que alguno va a comentar JUEGO DE TRONOS, (porque todos nos hemos vuelto de un purista que que caga la burra) yo señalo con el dedo la tercera temporada de la serie de Netflix. Sinceramente, se la podían haber ahorrado enterita y ofrecerle el rodaje de una porno al actor que hace socorrista. Habríamos saliendo ganando todos. David Miralles

via GIPHY

YEARS AND YEARS. Pero ¡cómo se pudo hacer esto con el potente plantel de actores que se tenía entre las manos!. No lo entiendo. Empieza bien, incluso te llega a atrapar. Tiene un ritmo más que aceptable; pero, cada episodio pierde tanta credibilidad que, la excusa del mundo distópico queda aniquilada a favor de entregar una colección de desmesuradas casualidades dignas de dar vergúenza. Y así, no te crees nada. Por mucho de mundo distópico que tengas que creerte. Mucha alegoría del mundo contemporáneo y lo que queráis. Pero, al final, (y lo peor de todo), es para no creérselo. Ángel del Olmo

via GIPHY

LA CASA DE LAS FLORES. El regreso no ha podido ser más decepcionante. Como si a Manolo Caro se le hubiesen agotado los recursos; los dos primeros capítulos son… indescriptibles… dejémoslo ahí. Flor de Pavimento.

via GIPHY

BATWOMAN  Por fin un protagonista LGTB en una serie de primer orden y se queda en agua de borrajas.
No creo que la termine de ver. Hilde

BATWOMAN Pffffffff… Me está dando una pereza… Y no porque sea lesbiana y no salga Leory Merlin por ningún sitio. Es que… Es más de lo mismo. Y eso que está Alicia (la del país de las Maravillas, pero en loca del coño), que sabéis que me encanta. Pero ni eso. Meh. Fluff. Flanny

 

SEE. Arranca bien, el argumento es muy atractivo. Jason Momoa está como para ponerle varios pisos, pero conforme avanza la trama pierde interés. Mucho me temo que pasará a la historia cuando finalice la primera temporada, le doy dos como mucho. Mocico Viejo

 

DISJOINTED. Un gran bluff. Cuenta con el reclamo indiscutible de Kathy Bates, pero se queda floja, lenta, sin gracia: chistes manidos, escenas predecibles…. Un horror. Yo entré al trapo justo por la protagonista y apenas pude soportar el primer capítulo. Una decepción completa..  DMalignus

CHERNOBYL Tanto hype y a mí  me pareció aburrida (opinión cero popular). Bellísima persona.

via GIPHY

THE BOYS. No creo que sea una mala serie, pero al menos yo no he entrado en ningún momento en su rollo (¡Y me he visto todos los episodios esperando a que me sorprendiera!). Seguramente porque no soporto a ninguno de sus personajes, cínicos y depravados que no tienen matices y se dibujan con brocha gorda. Soy incapaz de empatizar y toda la intención de darle la vuelta al rollo superhéroes me parece forzadísima y pasada de rosca, entre otras cosas porque eso ya lo hizo hace muchos años Alan Moore en Watchmen, pero sobre todo, lo hizo muchísimo mejor. MM

via GIPHY

DARK No tanto como decepción, pero  se ha convertido en un maremágnum de hilo tempoargumental que me ha dejado loca del potorro. Fon Cole

via GIPHY


Sobre el autor

Atroz Con Leche

Podríamos empezar diciendo “Bienvenidos a este blog” pero mentiríamos cual bellacos. También podríamos comenzar con las palabras “Esta es una nuevo modelo de red social” pero ni de coña y tampoco hay ganas. Esto es… Atroz…No hay palabra que mejor lo defina. Bueno sí que hay otras, pero si las escribimos no podrían leerlo niños y además ustedes se van a asustar.