«Extrapolaciones y dos respuestas» canción a canción

«La Revolución Sexual».  Es el horror. Directamente. Si en “Soy yo” de la Sánchez, Alaska toca el techo de la vergüenza ajena y nos asusta mucho porque canta en modo caverna y ahogada todo el tiempo, la siguiente en la lista, esta “La revolución sexual” de La Casa Azul, va más allá aún.

De la vergüenza, digo. Muy noventera, incluso “camelesca”, pero de más. Este concepto de revisar sonidos de antaño ya está muy manoseado. Señora, ¡que usted no canta! Las estrofas le quedan enormes, atropelladas, amontonadas, de difícil dicción. Canta plana, sin ganas, como en un karaoke de noche triste y borracha. Mocico Viejo.

«Disfraz de tigre» Se puede ser un animalito, pero el asno que se cree ciervo al saltar se despeña. Se puede uno disfrazar de caja registradora y sumar ceros a la izquierda, con un terrible «chumpa chumpa» que ya harta, cansa y es un siempre lo mismo, pero encima copiando a peor. Sin gracia. Esa que sí tiene la tan inigualable como desconcertante canción original de Hidrogenesse. Con una letra que jugó con la distorsión del vocoder, la naturaleza animal y las rebajas de letras y el color del ritmo. Hicieron suyo el himno del perezoso a costa de dígitos binarios dudosos, consiguiendo una de sus joyas de las mascotas de la música independiente española. La burguesía adinerada de Fangoria ha restado cuentas al collar de perlas de los catalanes. Y el tacón se lo lleva Genís. De largo. Fangoria, por favor, así no. Si queréis homenajear, mejor hacedlo con Phil Collins. Seguro que os sale un baladón extrapolar con dos o más respuestas. De esta manera, os merecéis una temporada en el infierno. Espero que no sigáis con vuestros idolatrados Pet Shop Boys. Sóis muy being boring bonitas.Ángel del Olmo

«Desafíame» de Ríos de Gloria. Las bondades de Fangoria versionando canciones de otras épocas giran en torno a divulgarlas a otras generaciones. Pero no necesariamente nuevas: hay gente de todas las edades que no conoce la grandeza de Ríos de Gloria, como es el caso. Lo jodido va a ser la cantidad de propóleo que va a tomar Rafa Spunky para llegarse a los agudos que ya en el estudio (y bien de retoque) no llega su jefa ni por asomo. Sufrimos con y por Alaska. Y a causa de. Aún así, esta canción que partió de una electrónica de carretera y a la que me han dado un buen giro de bases, es un himno en sí, ya que melodía y letra te agarra por los pelos y atrapa. Ojalá, sucumbidos por la intriga, los descubridores del dúo indaguen sobre otras canciones y sepan del gran coño de la rubia Gloria…pero ese ya será otro capítulo. Fon Cole

“Mi fábrica de baile” de Joe Crepúsculo. Los más acérrimos a Crepúsculo se mesarán los cabellos, rasgarán sus vestiduras y entonarán los llantos… PERO ME GUSTA MÁS LA VERSIÓN DE FANGORIA QUE LA ORIGINAL…

 

Partiendo de la base de que cuando haces una versión ya juegas con ventaja por el factor nostalgia, una buena actualización de un tema conocido debería ser bastante fácil y nada complicado. Si nos ceñimos a la mayoría de temas de este trabajo podríamos sacar una conclusión: o este tema ha sido de los más cuidados y en el que más cariño han puesto (la voz de Alaska está correcta, que ya es decir y las bases no dan mucha vergüenza ajena, dentro de lo que cabe), o se les echó el tiempo encima con el resto. Skyzos

«Mentalismo» Astrud compuso «Mentalismo» como un ejercicio de ensoñación, de esos que se viven cuando un nuevo amor te hace viajar por los supuestos lugares donde la persona amada vive, sin haber estado nunca en ellos. Seguro que todos nos hemos visto recorriendo esos caminos ideales, vaporosos y soleados en algún momento. Pues bien, tenía que venir la pareja del Fango para convertir el viaje idílico de estos chicos en un cortejo fúnebre de compases apocalípticos del todo deprimente. El acompañamiento ideal para las tropas de orcos de Mordor. O sea: un nuevo un ejercicio de destrucción musical. No hay por donde cogerlo. DMalignus

«Reinas» No me sorprende que hayan acabando perreando, rapeando y reggaetenoando, que ellas siempre han sido muy de llevar la contraria en plan punkarra y tal. Y ese argumento se sostendría si se hubieran puesto con el perreo hace veinte años, pero…¿Ahora? Otra cosa es que lo hayan hecho bien, yatúsabes papito. Dicen algunas que la producción se parece a la que llevaban los «Vulcano» porque argumentar que la han hecho en media hora con dos casiotones quedaba mal y de pobres. Lo  increíble es que no hayan optado por el trap, porque al menos le hubieran arreglado la voz a Alagggka, que este debe ser uno de los discos donde peor canta, así, en general. MM

“Los amigos que perdí” Dorian Obviando la angustia adolescente que puede ser la canción interpretada por Dorian y lo desubicada que puede quedar en labios de Alaska y centrándonos en la versión de Fangoria, me ha sorprendido gratamente la producción de este tema…

Si lo comparas con el resto de canciones que han perpretado en este lanzamiento. Bastante respetuosa con la original, lo que se puede traducir en que no es nada novedosa y que casi pasaría por ser perfecta para un karaoke… A lo que ayuda la voz del huracán mexicano, grabada en una toma el día en el que a Rafa Spunky le venía mal hacer los coros… Skyzos

«SuperVaga» La verdad es que lo de Super Vaga le viene al pelo, no he visto en la vida “artista” que menos
merezca la fama que arrastra porque, dicha sea la verdad, musicalmente no se ha esforzado
jamás para conseguirla.
Nunca escribió ella un tema completo, y el bulto sospechoso que la acompaña tampoco.
Siempre han vivido del trabajo de los demás y con la poca vergüenza de hacerles sombra a
propósito: dame tu música y desvanécete o te apagaremos nosotras, que somos las famosas.
Bueno, que me escoro y pierdo la linde.

Con este tema de Chico y Chica, que suena fantástico y
resulta super gracioso, ha expelido otra abominación: lo perpetra en un tono tan forzado que
ha debido ponerse de puntillas y estirado el pescuezo como un avestruz. Estoy seguro de que
le estallaron media docena de costuras en la grabación. Da fatiga escucharlo.
Luego está el arreglo: pierde toda la frescura original. Y, por último, está su intervención en la
letra para poder llevarse derechos. Si, así es como lo hacen: modifican algunas palabras y listo,
ya pueden figurar y cobrar. Pues eso: parece que no ha cambiado nada pero si: en la original
de Chico y Chica se escuchan unos improperios de fondo en el minuto 2:34 que La Señora se
ha encargado de borrar ¿qué es eso de que la llamen asquerosa y quede grabado para
siempre?
Todo MAL. DMalignus

 

«Supertravesti» La única canción que supera a la original y tampoco es que fuera muy dificil…La original era de las Nancys Rubias…MM

 

Eres tan travestí, no!! Eres Tan floja y vaga. Pero como se puede destrozar así una canción que ya de por si no es que fuese una obra de arte, pero oye, tiene su aquel y al final se te queda la musiquilla; pero lo de fangoria es tremendo! Entre Casio PT20, organillo de la cabra y un poquito de coches de choque. Vamos sin gracia, ni chicha ni limoná… versión? Vamos hombre! Tomadura de pelo, y de las grandes. Flor de Pavimento

Soy yo. Alguna amiga mala y muy envidiosa le dijo a Alaska que era buena idea cantar en la misma tesitura que Muerta Sánchez y ella se dejó aconsejar, pensando que si cantaba como si se hubiera pillado el chichi con la cremallera daba el pego, pero no. Esa sensación de que las cuerdas vocales se tensan hasta el paroxismo y que están a punto de romperse en mil pedazos es terrible.

Pero si faltaba algo, entonces le meten los arreglos tropibrasileños con bien de batukada, que ni estaban de moda hace veinte años, mucho menos ahora. Suena todo tan falso e impostado que los tambores parecen realizados por el conejito de las pilas Duracell, en un ejemplo de lo que jamás debería hacer un productor con una canción. Grabado en una cueva del paleolítico, suena a pedorreta de dinosaurio y menos mal que Muerta Sánchez es amigui de Vakerizo, que si la llega a odiar, no me quiero imaginar de lo que hubieran sido capaces. MM


Sobre el autor

Atroz Con Leche

Podríamos empezar diciendo “Bienvenidos a este blog” pero mentiríamos cual bellacos. También podríamos comenzar con las palabras “Esta es una nuevo modelo de red social” pero ni de coña y tampoco hay ganas. Esto es… Atroz…No hay palabra que mejor lo defina. Bueno sí que hay otras, pero si las escribimos no podrían leerlo niños y además ustedes se van a asustar.