Grandes frases de amor cinematográficas

Lo creáis o no, en esta redacción somos unos románticos, y nos gusta una frase de amor más que un pelirrojo sudado en slips blancos.

Como la mayoría de las personas que habitan este planeta, nosotros también hemos construido nuestro imaginario del AMOR con las frases que hemos ido recolectando en el cine y guardando en nuestros corazones a lo largo de nuestra vida.

Las buenas frases de amor cinematográficas encierran tanta verdad, tantas emociones y tantos sentimientos que hemos experimentado en la vida real (pero que no nos hemos atrevido o no hemos sabido expresar) que para muchos de nosotros se han convertido en ese mantra al que acudimos cuando queremos entender esa cosa tan complicada llamada amor.

Algunas son arrolladoramente románticas, otras consuelan y otras son puramente desgarradoras. La redacción ha elegido sus favoritas:

– «El dolor de ahora es parte de la felicidad de entonces. Ese es el trato» (Tierras de Penumbra)

«La felicidad no es completa sin una cabra tocando el violín» (Notting Hill)

– «Pequeño, creo que vas a perder ese avión» (Antes del atardecer)

«Si sabías que lo que estábamos haciendo era ilegal, ¿por qué lo hiciste?
Porque tú me lo pediste» (Eduardo Manostijeras)

– «He cruzado océanos de tiempo para encontrarte» (Drácula)

«Aunque mis ojos ya no puedan ver ese puro destello que me deslumbraba. Aunque ya nada pueda devolverme las horas de esplendor en la hierba, de la gloria en las flores, no debemos afligirnos, pues siempre la belleza subsiste en el recuerdo» (Esplendor en la hierba)

– «No me acuerdo de los nombres de las películas como para hacerlo de frases de amor que se pronuncian en ellas. Solo me acuerdo de «fuck me», la más dicha en mi género favorito» (Cine porno gay variado)


Sobre el autor

FakePlasticBoy

Hecho de plástico fino.