Novarro, Valentino y un oscuro objeto de deseo

Corrían los años 20 del siglo pasado, el cine aún era mudo y en blanco y negro. Aquel decenio cubrió de alegría los horrores de la Gran Guerra sin imaginar lo que sobrevendría en las siguientes décadas.
Los Ángeles era una especie de El Dorado, allí acudía todo el que pretendía hacer carrera en la gran industria cinematográfica, que comenzó a ser llamada simplemente Hollywood. Aquello era un Olimpo donde reinaban, entre otros, Greta Garbo, Mary Pickford, Gloria Swanson, Charles Chaplin, Laurel&Hardy, Buster Keaton y nuestros protagonistas: Rodolfo Valentino y Ramon Novarro.

Valentino es una leyenda consumada pero el otro: Ramón… ¿quién? os preguntaréis. Pues resulta que este señor fue un actor guapísimo y completísimo, pionero en muchas cosas como haber hecho la transición del cine mudo al sonoro con éxito y ser el primer actor mexicano en alcanzar el estrellato. Tal fue su esplendor que incluso lo llegaron a coronar como el sucesor del divino Rodolfo. La verdad es que a mí, personalmente, me parece mucho mas guapo que el italiano, pero ocurre que Novarro cometió el error de no morir joven para ir languideciendo durante una larga y declinante carrera hasta que una horrible muerte le alcanzó a finales de los 60’s.

Novarro nació en Durango, México en 1.899 y se instaló en Los Ángeles siendo niño cuando su familia huyó de la revolución mexicana. Se buscó la vida de mil maneras hasta que los cazatalentos del cine se fijaron en él y, con apenas 17 años, participó en su primera película de la mano del gran Cecil B. DeMille alcanzando el éxito con Ben-Hur y Mata-Hari junto a la Garbo.

publicity still from the 1931 movie «Mata Hari

Valentino lo hizo en Castellaneta, Italia en 1.895 y también emigró a USA en los primeros años del siglo XX para buscarse de igual forma la vida haciendo de todo mientras compaginaba papelitos secundarios hasta que dio el campanazo en 1.921 con Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis y La Dama de las Camelias.

Y, aparte del duelo en la cumbre ¿qué historia hubo entre Valentino y Novarro? Pues resulta que jamás fueron rivales y, además, eran homosexuales. Valentino lo ocultaba para alimentar la imagen de latín lover pero Novarro no lo escondía en absoluto, y no era poca cosa porque tanto la sociedad como las leyes eran muy poco permisivas en esos aspectos, aunque las estrellas disfrutaban de bastante manga ancha. De hecho, ninguno de los dos accedió a blanquear su imagen casándose con una mujer florero como hizo Rock Hudson algunos años después. Luego todo se torció radicalmente con la imposición del ultrapuritano Codigo Hays lo que propició el declive del superviviente.

El caso es que estos dos mantuvieron una gran amistad que, en realidad, envolvía una tórrida historia de amor encubierta por Valentino mientras que a Novarro le daba igual porque ya mantenía relaciones paralelas con el compositor Harry Partch, el periodista Herbert Howe, el millonario Noël Sullivan… Vamos, que se lo pasaba bien.

Valentino falleció de peritonitis en 1.926 forjando el mito y Novarro rápidamente fue encumbrado en su lugar manteniendo el cetro hasta 1.935. Durante aquella secreta (a voces) relación, según se dijo en los mentideros de la época, Rodolfo le hizo un extravagante regalo a su amado Ramón: un imponente dildo de grafito y piedras preciosas estilo art decó con una dedicatoria firmada por el propio Valentino grabada en su base….

De toda esta historia no hay más que rumorología porque no existen pruebas físicas ni gráficas del artefacto. Además, si nos ponemos puñeteros, el grafito es un material muy poco apropiado para un trasto así: es blando, pesado, quebradizo y mancha de negro grasiento lo que toca: las minas de los lápices son de grafito…..

A Novarro le gustaban mucho los jovencitos, era célebre en los círculos de la prostitución masculina de Los Ángeles y esa debilidad le costó la vida, pues fueron dos chaperos -los hermanos Ferguson- quienes lo mataron a golpes y cuchilladas en su propia casa, donde acudieron a ofrecer sus servicios y a la caza de un presunto botín de 5.000 $ que nunca fue, cuya existencia se propagó como rumor entre el puterío por un descuido del actor.

En su muerte tuvo un macabro papel -supuestamente- el famoso consolador de Valentino, pues dicen que encontraron a Novarro con la cara destrozada, ahogado en su propia sangre y con el aparato metido en la garganta, aparte de una pintada en un espejo hecha con su sangre que decía: “las chicas son mejor que los maricas”. Tenía 69 años.

De la tumultuosa vida y el cruel asesinato de Novarro hay mucha tinta vertida, incluso una de las víboras mas agrias de Hollywood, Kenneth Anger, se despacha a gusto en su obra Hollywood Babilonia, así que ahí tenéis una lectura interesante.


Sobre el autor

DMalignus

No te pases de lista, que te vas a Diego de León......