Miguel+Anita+Mónica: «Mónica y el sexo»

Hola, antes de nada, felicidades por el nuevo proyecto. Para serte sincero, llevo siguiéndote desde “TE QUIERO, YO TAMPOCO” en que hablabas de distintas relaciones de pareja homosexual en un maravilloso retrato de la normalidad y de las normalidades. La serie me abrió un ecosistema estupendísimo de vecinos de ciudad y familia, y sitios. El punto de partida era tu vida y tu relación. Luego vino una segunda parte centrada en las rupturas y cómo superarlas… Todo muy de VERDAD. Y como la vida misma, ambos proyectos cargados de dramedia.

Así que cuando ya en tus redes (SEGUIDLE PARFAVAR) empezaste a hablar de un proyecto con Mónica Naranjo, para la tele, se me dispararon todas las alarmas.

¿Perderá su esencia que es LA VERDAD? Yo tengo mi opinión, claro, pero decidnos…

  • ¿Qué es para vosotros LA VERDAD en este proyecto?

La verdad para nosotros es poder contar las cosas de la forma más honesta y natural que surja. Sin tapujos y tal como va saliendo. De hecho, en esa «verdad» hay un poco de inconsciencia, porque muchas cosas de las que decimos las soltamos sin filtro.

  • Si hablas de Mónica Naranjo, cualquiera pensaría en un documental acerca de su vida artística y rodar algo muy Beyoncé en sus ensayos. Sin embargo aquí vais a hablar de un 2º despertar sexual, o resurrección sexual (Mónica dice que cintura para abajo está muerta) ¿Cómo nace “Mónica y el Sexo”? ¿Encargo, o propuesta?

La idea nace de la propia Mónica, cuando un buen día le dijo a Anita (con la que había trabajado en un «talent») que quería hacer «algo sobre sexo» porque estaba alarmada del desconocimiento y el oscurantismo que hay entre la sociedad sobre este tema.

A partir de ahí, fuimos a su casa a cenar y tramamos un piloto que finalmente convenció a la productora Sr. Mono.

  • ¿Nos os daba miedo que bajo el paraguas de MEDIASET todo se fuera de madre y se distorsionara? ¿Hasta qué punto controláis vosotros el resultado final?

¿La verdad? Sí. Estábamos cagaos pensando de qué manera podrían querer controlar el formato o llevarlo a un lugar que no nos gustaba… Pero en Mediaset gustó y nos dejaron hacerlo a nuestra manera.

Siempre hay cosas en las que tienes que ceder un poco, como el hecho de incluir 3 viajes en la temporada, cosa que nosotros no veíamos del todo necesaria, pero una vez rodado y editado, aportan otro tipo de contenido que también nos gusta.

  • En el regreso de OT, Los Javis trataban mucho la libertad sexual. Era revolucionario en su manera como un programa familiar trataba con total normalidad la realidad de la sociedad. Sin embargo hubo muchos sectores que alzaron el grito en el cielo. Ahora vosotros (una lesbiana, un gay y una diva bisexual) parís una serie documental sobre la pérdida y recuperación de la líbido ¿Os haría gracia crear polémica o por otro lado os cabrearía?

Si creamos polémica la llevaremos con cariño. No es que nos haga especial ilusión, pero está claro que no vamos a gustar a todo el mundo. Ya nos ha salido algún que otro «hater», pero nos lo tomamos a risa porque nosotros somos los primeros que nos reímos de nuestra manera de hacer, de que somos unos pelagatos al lado de una gran diva y de que no tenemos nada que ver con ese mundo de famoseo y photocalls.

  • Sabemos que últimamente han aumentado los casos de violencia contra el colectivo LGTBI. Dicen que porque tenemos demasiados derechos y que “hemos quemado” nuestros discurso precisamente por tener “demasiada vidibilidad” ¿Qué les diríais a esa personas?

Les diríamos que mientras haya un solo episodio de violencia contra cualquier persona del colectivo, la lucha debe continuar. Que visibilizar no es pedir permiso, sino exponer una realidad. Existimos, somos madres, hijos, personas como cualquier otra que no solo reivindicamos el libre amar… porque amar amamos todos. Reivindicamos SER. Eso y que el colectivo LGTBIQ+ esté unido.

  • Miguel y Anita sois amigas de hace mil años, ¿Eso ayuda o no a la hora de afrontar estos proyectos? Lo digo porque exponerse a lo bruto no siempre es fácil y no todo el mundo está dispuesto.

Somos amigos desde hace 20 años y estamos hartos de vernos… pero aún así vivimos en el mismo rellano y nos hablamos cada día, no vaya a ser que se nos olvide el careto del otro. Ese nivel de confianza nos viene muy bien para trabajar, porque no tenemos problema en decirle al otro qué nos parece bien o mal de un tema.

 

Nos hemos expuesto a lo bruto, eso es así. Quizá no somos conscientes de lo que eso supone o quizá es que no tenemos nada de lo que avergonzarnos, porque quien nos quiere, lo hace con todo el pack.

  • Por otro lado, Mónica, tal y como dice en el primer episodio, ha ofrecido ese “PERSONAJE”. ¿Cómo fue desprenderse y ser honesta y de verdad? Porque ¿antes no erais amigas de ella o sí?

Anita ya conocía a Mónica de un talent show y solo habíamos visto su parte profesional. Cuando cruzas la puerta de su casa te deja ver la Mónica que aparece en la serie, cercana, cariñosa y maternal. Ella de por sí ya es muy honesta y sencilla, lo que pasa es que se hartó de cubrir su verdadero yo con un personaje que ya le empezaba a caer mal. Tenía ganas de mostrarse tal cual y la relación que fuimos forjando facilitó que nos tuviera confianza para ser ella misma y oye… al final nos hemos convertido en grandes amigos.

  • Soy de los que cree que a raíz de las Redes Sociales, la privacidad está sobrevalorada o mal planteada ¿Qué opináis al respecto?

Totalmente de acuerdo. La gente cuelga en Instagram hasta fotos del color de la caca que hizo anoche después de la paella en Sitges… Pero luego esa misma persona se indigna cuando le llega un newsletter del Lidl con ofertas personalizadas. No tiene ningún sentido. El que quiere privacidad absoluta, no está en las redes.

  • Algunas personas en redes hablan de egocentrismo, ¿Hay que ser egocéntrico/a para ser una/o misma/o delante de la cámara, o se trata de generosidad? Paradojas y tal…

No es egocentrismo, es poner en común problemas que tenemos todos, solo que en este caso quien se expone es una persona conocida. Yo creo que es un acto de valentía y generosidad el hecho de que alguien tan celoso de su intimidad como Mónica, haya decidido normalizar su situación y contarla, porque entonces pierde el morbo y el amarillismo para convertirse en la confesión de alguien indefenso… como lo hemos podido estar cualquiera en su situación.

  • En España se folla poco y mal. De hecho desde que hay redes para todo, follar es más fácil yligar menos difícil, pero ¿el sexo es de mala calidad?

No tiene por qué. Tú puedes tener el mejor polvo de tu vida con alguien de Tinder o Grindr si eso es lo que te pone a ti. Hay que normalizar un poco todo el tema de las apps, porque en el momento en que hay gente a la que le funciona y es feliz con ellas, significa que no son tan malas como dicen algunos.

  • Lo de follar con desconocidxs… Podríamos decir que es por satisfacción propia. Yo no conozco nadie que salga “de caza” solo por dar placer a alguien que pasa por ahí. No somos samaritanos del sexo. No obstante ¿esos malos hábitos los estamos trasladando a la intimidad con nuestras parejas?¿Somos individualistas en la cama?

Hay mucha gente que sí, que va a lo suyo… Pero mucha otra que se deja el hígado (y todos los esfínteres) para que su pareja llegue al orgasmo y disfrute de la relación plenamente. Como dice Eva Moreno, la sexóloga del programa, «el sexo es el juego más divertido que tenemos los adultos»… y oye, pues hay que compartirlo.

  • Es inevitable comparar Mónica y el Sexo con otras presuntas series documentales centrados en personajes famosos. Como “LAS CAMPOS” o “TU CASA ES LA MíA”. O ¿por qué no?, Las Kardashian. ¿Os gusta que os pongan en esa misma categoría o pensáis que lo vuestro nada tiene que ver? ¿por qué?

¡No nos importa en absoluto! Aunque sí creemos que esos son formatos diferentes a lo que pretendemos hacer. La noche del estreno, un periodista dijo que somos la «antitelevisión», como si eso fuera algo malo. La verdad es que nos pusimos muy contentos porque justamente buscamos huir un poco de la posticería televisiva, de lo que «debería ser» un programa, con sus códigos, su guión en DinA4, sus equipos enormes de gente… Lo nuestro es de estar por casa, solo que con una señora conocida y una productora que ha puesto el dinero.

  • Nos gusta mucho que se hable de sexo. De pollas y coños. Desde la diversidad, con respeto pero desde lo terrenal. ¿Es importante hablar de sexo alejados del tabú? (continúa a la siguiente pregunta)

Es importantísimo. Como dice Ana Milán: «Menos Prozac y más clítoris». ¿Por qué no normalizar las cuestiones de sexo si resulta que follar, follamos todos (aunque sea pagando)????

  • Sin embargo CUATROº ha decidido ponerlo en un horario bastante lamentable. A las 00:00h ¿Por qué? Ojalá más dildos en prime time ¿no?

El horario responde a la categoría de +18 que tenemos como programa, aunque sabemos que hay una franja de gente muy joven que lo ha visto a la carta y eso nos encanta. Cuando el contenido interesa, se acaba viendo de todos modos.

  • Elena Ochoa, Lorena Berdún… ¿Acabáis de abrir otra puerta a la sexología? ¿O no pretendíais eso?

Pretendíamos hablar de sexo y dar voz a todas las opiniones, desde el follador más guarro del universo, hasta aquel que no entiende el sexo antes del matrimonio. Si eso ha abierto alguna puerta más en el mundo de la sexología, pues oye, nos alegramos infinito.

  • ¿Acabaremos de ver la serie con ganas de que nos empotren?¿O con más dudas? Estaría MUUUUY que al final de cada episodio acabáramos muy subiditos, ya sabes. ¿Nos va a pasar?

Va a haber un poco de todo. No se a ti, pero a nosotros hablar de sexo ya nos da follera. Habrá momentos en que acabarás el capítulo con una lagrimilla y otros en que te vas a descojonar vivo. Hemos intentado naturalizar tanto el sexo, que no sabemos hasta qué punto se puede hacer morboso para unos u otros.

  • Amor, desamor, sexualidad… Las tres van muy unidas. ¿Qué añadiríais a este tríptico de las relaciones afectivo-sexuales y de qué os gustaría hablar en el futuro? Imaginad que no tenéis límite de presupuesto ni recursos.

Nos encantaría seguir conociendo gente que se desnude emocionalmente y se muestre tal como es. Hacer formatos en los que no haga falta una sección de tomas falsas, porque todo el programa lo es, ensayo y error sin falsear. Que podamos hablar de temas que preocupen a la gente desde el mismo nivel que la gente, no en esa posición «superior» que se supone que te da «salir por la tele». Total, somos unos pelagatos…

Pues muchas gracias por vuestro tiempo y mucha suerte en este proyecto y en el siguiente.

A ti por la entrevista!!!


Sobre el autor

Bellísima Persona

Catalán rojuno y apátrida.