Pongamos que hablo de Madrid

Así se titula una canción muy triste y apocalíptica que unos atribuyen a Joaquin Sabina y otros a Antonio Flores pero el caso es que cada una de sus estrofas me sacude hoy como una descarga eléctrica. Hablo de Madrid porque es donde nací y donde vivo aunque no me olvido de otros lugares donde ha sucedido algo parecido. En mi corazón hay un rincón que pertenece a Murcia y la buena gente de esa tierra que tengo el gusto de conocer. Otro pedazo lo tengo dedicado a mi patria chica: Andalucía, que ha saltado de la sartén al fuego huyendo de tantos abusos y maltratos.

Tras lo ocurrido precisamente en Andalucía hablé del miedo sufrido durante la campaña a las Generales visto lo que nos podía caer encima. Afortunadamente fue neutralizado porque la gente decidió acudir a las urnas y alejar la podredumbre de las entrañas del Estado. Pero claro, Papá Estado funciona solo a un nivel superior y, para el día a día, estamos en manos de otros. Y son esos otros los que un mayor bien o mal pueden hacer porque son los que administran los asuntos mas cotidianos, cosas como la educación de nuestros hijos, la sanidad pública, los espacios comunes, los servicios básicos…. Pues bien, una vez mas la abstención y la estulticia han propiciado la crecida de la hez que nos va a mangonear a domicilio durante los próximos cuatro años.

HEZ, una palabra con muy pocas letras pero muy explícita. Heces son las cosas que han ido diciendo los futuros gobernantes locales y autonómicos, palabras que han pasado del chiste al terror: Misoginia, Homofobia, Xenofobia, LGTBIfobia, TODOFOBIA al fin y al cabo.
¿Cómo se puede permitir que gente tan irresponsable y ajena a la realidad tenga capacidad de gestión y decisión mas allá de las puertas de su cuarto de baño?

¿Veis en que manos nos habéis puesto, absentistas?
¿En que cabeza cabe entregar de nuevo nuestro destino a una gente que destila odio, apesta a podredumbre, tiene el cráneo lleno de humo y el alma envenenada?

Ahora vienen los lamentos y los tirones de pelos pero parece que no recordáis (u os la suda, que es peor) que los de la derechona van mucho mas allá del voto: ellos FICHAN en las urnas de la gran empresa corrupta en que están convirtiendo el país y eso tenemos: consejos de administración en lugar de equipos de gobierno.

¿Qué hace falta para que mováis el culo aunque sea de resaca y vayáis a votar? Una participación que apenas supera el 60% es un fracaso bochornoso y da lugar a estas aberraciones. Y la culpa es toda de los que no habéis ido a votar y de los y las que habéis votado a corruptos y farsantes, vosotros que solo servís para quejaros y no tenéis una sola chispa de sentido de la responsabilidad ni de compromiso con nada que no sean las cuatro mierdas sobre las que hacéis girar vuestro minúsculo universo.

Nos esperan tiempos tormentosos y oscuros para los próximos cuatro años y todo por puro desinterés.

No me faltan ganas de coger las maletas y poner tierra por medio pero, para lo bueno y lo malo, mi vida está aquí y quien crea que voy rendirme es que no me conoce en absoluto. Voy a seguir dando la cara y enfrentándome a todo lo que considero injusto, falso y corrupto. Lo haré como ahora: conteniendo las lágrimas de rabia e impotencia, pero con toda la determinación y el coraje de que soy capaz.


Sobre el autor

DMalignus

No te pases de lista, que te vas a Diego de León......