Entrevista a Pshycotic Beats: el músico español que ha conquistado HBO

Holaaaaaa.

Hoy os traigo a Pshycotic Beats, un músico que lleva más de una década en activo, ha publicado una fabulosa trilogía musical (Rexer Flash – Dormihcum  – The Black Sea) y ha irrumpido en la mismísima Factoría HBO colocando uno de sus temas como banda sonora de la serie Killing Eve.

Tras ese nombre está Andrés Costureras, auténtico demiurgo del proyecto quien, además, ha construido su propio sello discográfico -Log Lady Records- con el que está haciendo muy buenas producciones.

La verdad es que tenía muchas ganas de hacer esto no solo por la relevancia que su trabajo ha cobrado últimamente, sino porque sigo su carrera con mucho interés.  No es para nada «otro más» como veréis.

Nos citamos ante la obra de Salvador Dalí (un enorme punto G) y nos sentamos en un rincón de una cervecería de la zona, desierta a esas horas.  Lo que iba a ser una sencilla entrevista dio para un par de horas de buena conversación, puesto que nos ha abierto las puertas de su proyecto y casi las de su alma.

-¿Quien es Andrés?

<<Uff, vaya pregunta chunga.  Antes de nada, a mí me interesa que se sepa mi situación, poner a la gente sobre aviso. Yo soy una persona con problemas de salud que acaban de empeorar mucho, para quien la música es una válvula de escape, mi tabla de salvación y, al final, se está convirtiendo en mi profesión y en lo que me da de comer.  Me gusta que la gente conozca lo que pasa porque van a entender mejor según qué cosas y luego porque yo tengo como cruzada personal dar visibilidad a estos temas.

Respecto de la pregunta, pues mira, Andrés es un chico trastabillado que tiene problemas psiquiátricos de nacimiento. Nos suele pasar -está mal que yo lo diga- a los que somos un poco listos porque si eres la mona Chita piensas poco y no vas a sufrir mucho en la vida.

Yo tuve la primera crisis nerviosa grave en 2006 y otra a principios de 2018.  Digo crisis nerviosa porque no se bien como llamarlo, en ingles se llama “mental breakdown” y es que tú equilibrio nervioso se va a tomar por culo.  En aquel momento no sabía verbalizar lo que me sucedía yo decía que me encontraba muy mal, muy ansioso y comencé con la retahíla de visitas a psiquiatras hasta que, mas o menos, me hicieron una especie de diagnóstico -que recientemente ha resultado equivocado- y me pusieron una medicación.

Tras un par de años la cosa fue avanzando y pude recuperarme. En ese año 2006 yo ya hacía mis pinitos con la música porque yo siempre he sido muy friki: de comprar discos cuando era pequeño, de pedirle a Papá Noel los discos de Pegamoides, de Parálisis Permanente, de Depeche Mode que nunca tme traían. Era un niño extraño. A mí me gusta ser extraño, no quiero ser como la masa y tampoco me parece peyorativo el término Friki de la música.  Enseguida la gente se echa las manos a la cabeza y dice «pero no te definas así» pero yo me defino como quiero porque no me supone vergüenza ninguna, igual que tampoco me avergüenzo de mi enfermedad psiquiátrica. Unos son diabéticos y yo tengo esto.>> 

-¿Que es Pshycotic Beats?

<<Yo empecé a hacer mis instrumentales  en 2006 mientras me recuperaba del primer parraque. Era la época del MySpace donde subías tus temas y montabas un álbum y, como en ese momento nunca pensé en terminar los temas ni hacer nada con ellos, pues puse al álbum el nombre Rexer Flash (un medicamento psiquiátrico) y firmé como Pshycotic Beats. Sin querer lo puse con la h cambiada y, al darme cuenta, decidí dejarlo como un juego de palabras con Shy (tímido), que también me viene al pelo, y Psychotic (psicópata) y a tomar por culo.  

Fui encontrándome mejor pero entre los 25 y los 30 años se suicidaron tres amigos de distintas procedencias y problemáticas. Yo era joven y que tu primera experiencia con la muerte sea de ese tipo, además todo muy seguido, pues trastabilla a cualquiera. Lo «normal» es que se muera tu abuela por ley de vida o por enfermedad, pero que unos amigos lo decidan…  De repente me encontré con gente que optaba por quitarse de en medio y caí en un estado de shock que duró meses. Con los dos primeros lloré mucho, pero con el tercero no. Me quedé bloqueado, pensé que ya era la tercera vez que pasaba, aprendí que eso no se supera, que la mochila es más pesada, vas más encorvado, la vida te parece como más mierda y no se sale de ahí. Aún sigo con ese bloqueo emocional.  

Lo que hice en aquel verano de 2010 fue coger todas las maquetas que había subido al MySpace, me puse a saco y terminé lo que sería mi primer disco. Apareció Facebook y yo, que ya tenía un fotolog sobre los personajes de la movida -las Costus y tal- y siempre fui muy maquiavélico, llegué, me los encontré a todos allí y les fui pidiendo amistad: Lucho Prosper, Bernardo Bonezzi, Ruby la de los Casinos, Pablo Pérez Mínguez, Javier Furia, Ouka Lele, Patricia Godes, Mauro Canut… A todos. Cuando terminé el disco se lo enseñé a mis amigos y dijeron que estaba bastante bien, que echara un ojillo por ahí y se lo mostrara a gente del medio a ver, y se lo envié a Patricia Godes quien, junto con Silvia Grijalba, son las únicas críticas musicales femeninas de este país. 

Patricia me dijo que el disco estaba bien y me sopló como hacer una promo, como contactar con un medio de comunicación, etc. Yo no tenía nada que perder y en el fondo me daba todo igual porque no tenía vocación para hacer una carrera, ni cantar ni nada. Nunca.

Seguí las pautas que me había dado Patricia y, de repente, empezaron a contestar. Yo, que tampoco soy tonto, decidí mantener la temática psiquiátrica que de manera natural había subido al MySpace y a decir que el proyecto va de eso -porque es verdad- y, a lo mejor, les llamaba un poquito la atención. Luego he descubierto que la mayor parte de la gente que se dedica a música está un poco mal de la cabeza, pero no lo suelen decir. Yo me creía muy original pero ya he visto que no, que está a la orden del día, que el artisteo y la creatividad están casados con los problemas mentales.

Entonces, cuando empezaron a responder pensé ¿qué pasa? ¿esto es todo y ya está? Yo me creí que era Jauja y me volví loca -como me suelo volver- así que cogí todas las revistas del mundo cuando aun no había sido la gran debacle de las cabeceras y teníamos cientos tanto de gran nombre como gratuitas. Me hice una base de datos, les puse el mismo correo con la misma historia y les mandé el disco. Eso me permitió estar en Radio3 y, yo que antes de lo de la música era editor de vídeo, me hice mis videoclips y los pusieron en la MTV y en KissTv bastantes veces.  

Y así es Pshycotic Beats: un proyecto sobre la locura y la muerte que nació con un error ortográfico que me ha traído por la calle de la amargura porque para eso sí que todo el mundo sabe inglés. También es una cosa que yo me inventé para demostrarme a mí mismo y a los demás si yo valía como compositor y podía hacer producciones para otros,  jingles, bandas sonoras de películas u otras cosas como meter una canción en una serie cobrando algo de dinero>>

-Nos consta que P.B. es un proyecto muy personal que fluye de dentro para afuera ¿quien te ha influenciado artísticamente?

<<¿Influencias? Al principio, principio… no han sido musicales: yo creo que la manera de trabajar de David Lynch, que es un tío que hizo su primera película grabándolo todo él durante diez años (Cabeza Borradora) casaba mucho con mi manera de hacer cortos o de hacer videos en los que todo lo hacía yo y solo había una persona delante de mí grabándome cuando hacía falta y punto. Nunca me ha gustado rodearme de un equipo grande. Y luego el tema de autoeditarse, yo he sido muy fan de la movida con la aparición de los primeros sellos independientes: 3 Cipreses, Gasa, Dro, de hacértelo tú mismo y esa cosa de no rendirle cuentas a nadie: hacer lo que tú quieres y sólo lo que tú quieres y se acabó, pues yo creo que me viene de ahí.

Luego las influencias musicales… Es que no sabría ni por dónde empezar: Todo. En el primer disco recuerdo que estaban muy de moda grupos como Air, Royksopp o Trentemøller. Se hacía mucha electrónica instrumental en el principio de los dosmiles y era un poco como el punk: no sé música, no sé tocar nada, no creo que vaya a cantar bien y entonces me pongo a hacer un disco de instrumentales.   Al final, muchísima gente que ha empezado con el punk ha terminado haciendo música electrónica, como Siouxie, las Fangoria, etc. Es un poco no tengo ni puta idea: que lo hagan las máquinas.

Me gusta mucho también la música disco antigua de sellos pequeños y no muy conocida. No Fiebre del Sábado Noche -que me parece que es la hostia- sino algo más sucio como la disco music alemana de Munich de Giorgio Moroder con los secuenciadores, aunque me gustaba el Bote de Colón de Pegamoides con ese sonido, no cutre, sino así maquinero, cacharrero y sucio. Creo que ese fue el germen para hacer música electrónica..>>

-Empezaste a cantar en Dormihcum, muy bien a mi juicio, y no habías tomado clases de canto en tu vida y ahora que estás haciéndolo ¿Cómo te ves?

<<Pues todavía estoy un poco aterrizando, he dado muy pocas.  Mi profe me hace mucho la ola, dice que tengo un lingote de oro en la garganta, un instrumento que no sé qué y no sé cuántos y me está enseñando en plan lírico, operístico, vocalizaciones, control de diafragma que los resonadores vayan por delante, que el cuello y las cuerdas vocales no sufran, que es un poco lo que le pasa a la gente que, como yo, no tiene técnica vocal.  Tú puedes cantar muy bien, pero lo haces durante media hora y al día siguiente estás dolorido, te quedas sin voz y estás tirando a lo bestia de las cuerdas vocales y eso trae los pólipos, nódulos y disgustos de cantante.  Entonces aún estoy cazando moscas con el tema de cantar, voy a seguir dando clases y cuando llegue el momento de grabar las voces del disco nuevo pues ya veremos qué sale>>

-¿Cómo te ha calificado tu profesor?

<<Mi profesor me ha calificado como tenor, pero insiste en que es muy pronto aun para asegurarlo, aunque él cree que va a salir la bomba.  Él tiene mucha fé. Me lo recomendó una amiga pianista con quien a lo mejor colaboro en alguna cosa Fui a la primera clase, el tocaba la escala para que yo la hiciera y se me quedaba mirando de reojo y empezó a echarme flores y me dijo que tenía la voz como muy gruesa, sin vicios, con un sonido muy claro y que para una primera clase eso no era nada normal, que parecía saber bien lo que hacía.  Pero vamos, que ahí está y he de seguir.>>

-Te han comparado con un montón de cantantes porque la gente es así: les encanta etiquetar ¿Qué comparación es la que más rabia te ha dado?

<<Rabia ninguna, lo que pasa es que me han comparado con gente que es un poco alarmante que me comparen: Marc Almond,  Bowie,  Scott Walker… no sé, salgo muy mal parado de todas esas comparaciones porque son influencias mías de las que vas copiando como puedes porque, cuando estás empezando, no tienes identidad propia, y lo que estás haciendo es coger de aquí, de allí, dar palos de ciego y todo esto.>>

– Entonces vamos a cambiar el enfoque ¿Cuál te ha parecido más sorprendente?

<<A ver que piense: lo de Marc Almond me ha sorprendido aunque creo que va mas por la composición de las melodías -como en The End- que tiene unos giros melódicos que pueden ser perfectamente de Almond, que es un señor del que no soy tan fan como de otros, le admiro un montón, es un crooner y una puta bestia y siempre que viene a Madrid le voy a ver por si se me pega algo pero tiene una voz muy aguda en comparación con la mía. Aun así, me sigue pareciendo que se compara muy a la ligera, pero en España no hay referentes de este tipo, no hay crooners, no hay de nada.>>

-¿Te gustaría llegar a cantar como alguien en particular?

<<Me gustaría cantar igual de bien que todos estos que dicen y está claro que no lo hago como ellos, pero lo que si estoy viendo con las clases de canto es que está empezando a salir mi voz sin copiar a nadie porque, al aprender a colocar todo en su sitio, no te hace falta engolar la voz ni imitar. Pero vamos, que estoy al principio del proceso y viendo a ver qué sale y lo que me gustaría es dejar de copiar incluso a nivel productor, que me está sucediendo con grupos para los que estoy produciendo:  me pasan briefings y les digo que no, que yo quiero hacer lo que nos salga, que no nos hacen falta briefings ya, ni copiar ya a nadie porque llega un punto en el que escuchas una maqueta que te presenta un grupo y se te ocurren mil cosas para hacer con todo lo que ya sabes, no como antes que pensabas en hacer una canción como Dona Summer, otra como Scott Walker, otra como Depeche Mode, etc. y ahora voy más a hacer mi movida.  Aunque me parece mucho más divertido lo de inspirarse en alguien que estar pendiente de la cohesión y del sonido propio, que resulta bastante coñazo.  Durante los primeros discos vas dando bandazos, bebiendo de aquí y de allí para luego situarte y al final, cuando la gente se encuentra a si misma, puede resultar bastante aburrida. Pero bueno, veremos a ver por dónde sale la cosa.>>

-Todo esto lo has hecho tú solo en tú estudio, con tus manitas, tú cabecita, tus ordenadores, tus instrumentos, tus cámaras y tal. Es una labor ingente para una sola persona, pero disfrutas trabajando así: en solitario. Hay artistas incapaces, que necesitan gente a su alrededor para solucionarle las cosas.  Ante esta inmensidad ¿Cómo administras tus tiempos?

<<Pues mira, primero decir que me parece tan válida una postura como otra, pero bueno.  Todo esto es fruto de los trastornos que tengo. Sobre todo, soy muy obsesivo y toda esa obsesión que desemboca en cosas negativas, paranoias, manías, rumiaciones yo la canalicé en hacer música, promos, vídeos, volviéndome loco con esto. Pero terminas trabajando de una manera malsana, sin descanso, no piensas en otra cosa, te haces jornadas de 16 horas en las que apenas paras para comer o ir al servicio. Estuve así durante años y claro: cuando acaba el proyecto sufro una recaída por agotamiento puro y duro, aparte de la sensación de vacío que resta cuando has terminado con todo eso que ocupaba la cabeza: ser el artista, el manager, el jefe de prensa, el distribuidor, el supervisor de la fabricación del vinilo, etc.  Eso quema y te hace perder las ganas de hacer más música.  Vender el producto quema, es un proceso vomitivo: hay que chuparle el culo a un montón de gente que son de hostia, aunque la mayor parte de la gente es maja, pero hay mucha gentuza en este mundillo, un 5% que te hace plantearte tirar la toalla>>

-Ya has respondido en cierto modo, pero ¿Te ha pasado factura el llevar tu solo toda esta carga?

<<Claro que ha pasado factura: con cada proyecto ha habido un pago con su recaída correspondiente y con el último disco, cuando terminó la promo y salió la última lista de estas de los mejores discos del año en la que conseguí colarme, me desperté al día siguiente y no me pude levantar de la cama, no podía hablar, pensar, tenía una depresión galopante y así estuve seis meses encerrado en casa y sin salir de la cama, comunicándome solo a través de wasap con mi entorno.  Ahí fue cuando vino el cambio de psiquiatra quien me dijo que estaba mal diagnosticado y me dijo que lo mío era un trastorno obsesivo-compulsivo de la personalidad y un TLP (Trastorno Limite de la personalidad), me obligó a hacer terapia con un psicólogo especializado en este tipo de enfermedades y me recetó fluoxetina mientras me desenganchó de todas las drogas que había estado tomando durante todos los años de tratamiento. Y en eso estamos: ya llevo seis meses tomándola aparte de la terapia, que está siendo muy dura, y de remover mucho pero creo que voy por buen camino, parece que esta señora tiene razón y ha dado en el clavo aunque ha sido un año dantesco.  Esto es un coñazo que no acaba nunca, la medicación me va bien, pero me hace adelgazar: mido metro ochenta y peso 60 kilos (he perdido 12 en dos meses), no consigo engordar y estoy haciéndome pruebas con un médico de medicina interna para ver si está todo bien>>

 -¿Vas a continuar en este plan?

<<Pues no. Para este asunto de Killing Eve y todas las entrevistas que se están haciendo he pillado un agente de prensa.  He tenido agente en dos ocasiones, en una de ellas me estafó y no hizo absolutamente nada de modo que, aparte de pagarle, tuve que hacer la promoción de Dormihcum,  en paralelo o hubiese sido todo un desastre. En este disco también conté con la colaboración de Franc Vurdalak y Pati Amor.

The Black Sea lo hice con ayuda de la agencia Jaguay, nos repartimos un poco el trabajo: ellos se dedicaron a unos medios y yo a otros porque tengo mi propia agenda de contactos personalizados y hay partes que debo hacer yo.  Ese es uno de los pasos: empezar a delegar y bajar el pistón.

Yo quiero dedicarme a algo relacionado con la música que pueda ayudarme a pagar las facturas.  Con tus discos nunca vas a ganar dinero, bastante es si cubres gastos porque tienes que invertir mucho. Yo no estoy dispuesto a gastarme de 4.000 a 6.000 euros cada tres o cuatro años, que es lo que hay que gastarse como mínimo, para ver si en España o fuera se enteran de mi existencia.  En España tienes que hacer 8 o 9 discos para que decidan que vas “en serio” con tú carrerita y te tengan en cuenta. En España no se hace lo de apadrinar algo nuevo y darte una palmadita en la espalda como hacían en Londres con el New Musical Express -aunque se pasan también de frenada porque todo es como la gran revelación del Rock’n Roll, la electrónica y tal- Por eso tenemos el panorama musical que tenemos y por eso también es todo tan rancio, tan conservador y tan aburrido.>>

Grabando el Máster en vinilo

 -¿Qué clase de industria musical tenemos en este país?

<<Es que no tenemos industria, yo no llamaría industria ni a lo que había en los 80’s. Esto no es ya ni negocio, no sé muy bien como hacen Sony o Universal para salir adelante. Pero bueno. Yo veo a Sony como la única multi que funciona y está creando estrellas como C.Tangana y Rosalía, que tienen un buen equipo que está haciendo el marketing muy bien y están teniendo buen ojo. Pero el resto no sé muy bien qué pasa con ellos.  Aunque están desapareciendo, no entiendo mucho lo de los sellos indies y los festivales indies, no comprendo bien como se sostienen ni cómo funcionan porque realmente no generan dinero para que se sigan manteniendo: esos grupetes indies con nombres absurdos que en las salas no se comen ni un colín y si se van a un festival los ponen a las cuatro de la tarde para tocar ante cuatro guiris que están ahí: cocidos como cangrejos.  Lo veo como un gremio donde se pone dinero para perderlo, porque la actitud es como si no les interesase nada lo que están haciendo, esos grupos horrorosos que fichan -que veo que les da igual todo- sin ambición, sin nada que decir.  No sé, es una cosa muy rara. Desde luego no veo que haya industria ni tampoco cultura musical salvo los 60’s que fueron súper modernos, había cosas muy buenas en el ye-ye español y se grababan los discos empleando unos medios impresionantes para la época, aparte de grupos como Los Canarios o Los Bravos, que se iban fuera, cantaban en inglés, les iba bien, y nadie se metía con ellos por cantar así. 

Luego han estado los 80 que ha sido la época más interesante o más rica que ha habido en este país aunque pretendan enterrarla todo el rato -no sé por qué- La gente consumía música como se devoran ahora las series y tenía el protagonismo de los móviles.  Las parrillas televisivas eran un no parar de programas de música para gente de todas las edades.

Después están los tan cacareados directos. Ahora te viene un grupo de fuera y da una actuación en la Joy Eslava donde mete 800 personas cuando antes llenaban estadios con decenas de miles.  Yo recuerdo el de U2 en el Bernabéu en el 87, los de Madonna en el Calderón, el de los Rolling, el de Bowie, los de las plazas de toros donde actuaban los típicos grupos de la extinta clase media musical como Presuntos Implicados o Seguridad social que te reventaban las plazas con 18/20 mil personas. 

Veo que ahora hay muy poco interés, pero claro, si en los últimos 20 años no hay música en la tele, no se está creando contenido ni fomentando nada: ya no se crea afición por la música y, sin educación, no hay nada que hacer. El melómano ya no existe>>

 -Si te ofrecieran una cantidad indecente de dinero por hacer una cosa facilona, chabacana…  ¿lo harías?

<<Lo firmaría con otro nombre, Si.  Quiero decir: como P.B. es absurdo que me ofrezcan una pasta para que me ponga a hacer reggaetón porque no me gusta, y nunca puedes hacer bien algo que no te gusta.  Al final yo estoy en esto para ganar dinero para vivir y nunca he entendido la crítica de “es que se ha vendido” ¿Qué quieren que hagamos? ¿Qué siga siendo pobre para que los modernos del postureo se crean la hostia porque lo que escuchan es muy exclusivo?>>

 -Las redes sociales son la vida para vosotros. Tu te sirves de ellas publicando las entrevistas que te hacen y tal, pero hay grupos que utilizan las redes de otro modo: crean encuestas para orientar sus trabajos, hacen sorteos de merchandising, etc ¿Cómo lo ves tú?

<<Me parece una cosa ante la que no se puede estar en contra. De lo que si estoy en contra de los que van de “yo solo concedo entrevistas”.  Mi carrerita la he construido a base de pringarme de mierda hasta las cejas, he trabajado de reponedor, de agente de prensa, de productor para financiarme los proyectos. 

 Dios no te viene a ver, las cosas ocurren si tú te esfuerzas para que sucedan.  Hubo una época en la que yo probaba todo: caía en mis manos la dirección de la oficina de Pedro Almodóvar y yo le mandaba el disco de la Cruz Verde. Caía la de su casa y hacia lo mismo otra vez sin plantearme lo que pudiera hacer luego con él.  ¿Qué tengo que perder? Nada.

Cuando monté Log Lady Records cogí el cercanías y me planté en Radio3, en el despacho de Tomás Fernando Flores, a contarle que iba a montar un sello y pedirle apoyo. Por por lo menos me escuchó.  En algún momento me han dicho “vete ya de aquí, pesao” y tal. 

Lo que quiero decir es que te lo tienes que currar, la gente está muy confundida con el rollo de la Cenicienta de que te van a venir a descubrir. Es bueno que la gente conozca de primera mano lo que está pasando, cómo funcionan las cosas y que sepas que todo es muy difícil de vender y es probable que no te lo compre nadie, que esperar que vengan a descubrirte no es algo real.  Eso es algo que ya no existe en España.  Existen en otros lugares, yo conozco algunos cazatalentos que trabajan para Spotify que, de repente, te dicen “esto lo va a petar”. Hace un par de años alguien me dijo de Rosalía “esta va a ser Dios” y todos le decían que si estaba loca, que era una flamenquirri y mira como acertó: eso es un talento que aquí no existe. 

Aquí no tenemos nadie que entienda de música, que sepa cómo se hace y que alcance ver si un tema va a ser un hit. Eso lo sabemos los músicos y los dj’s: sabemos imaginar una sala volviéndose loca con los primeros compases de un tema, pero como todo está en manos de vendedores de galletas, o gente que está pintamoneando en este mundillo pues así estamos. 

Yo he sufrido en primera persona la falta de ganas e interés de las distribuidoras, como la FNAC, donde te inundan de burocracia para poner una copia en sus estanterías, te ponen pretextos como “es que no tienes discográfica” “es que necesitamos que vendas 1.000 copias”…  Pero ¿de quién coño vendes 1000 copias hoy día?  Ni Pablo Alborán ni Alejandro Sanz…. Por suerte, para mi primer disco, Manuel Juárez de la FNAC que me ayudó para que se distribuyera allí, preparó un pequeño stand y se puso a un precio enorme: unos veintitantos euros sin oferta y se vendieron casi todos.  Al final, por miedo, hay un montón de oportunidades que no se aprovechan y se pierden cosas porque son muy miedicas ¿Qué más te da tener unos discos en la estantería de grupos autoeditados? Si luego van a venir amigos, padres, primos y familiares y te van a comprar 50 copias. Eso es mucho más que lo que venda un disco de cualquier grupo extranjero del que tienen una copia escondida en la letra R, y no lo van a comprar ni de puto churro>>

 -A través de Log Lady Records has producido a otros grupos ¿qué ves?,¿qué te has encontrado?

<<Pues muy poco talento, muy poca seriedad y muy poca gente interesada en hacer música, aunque en algún caso sí. Aliasing hacen sus propias canciones y muy bien quien además se han convertido en amigos, casi familia. La primera vez que tengo amigos más pequeños que yo -siempre he tenido amigos más mayores que yo, 10 o 15 años-

Aliasing

Luego, lo que veo es un desierto.  El principal problema que veo es que no hay casi nadie dedicándose a la música, muy poca gente. No hay relevo generacional. Antes la gente montaba grupos para ligar, para emborracharse, para pasarlo bien. Ahora se ha dedicado a presentarse a Gran Hermano, Gandia Shore y todo esto en vez de montar un grupo.  20 años sin música en la tele es mucho -No olvidemos que la MTV ha sido la primera en abandonar lo que se supone que era su temática- es toda una generación viendo El diario de Patricia.

 Entonces, ocurre que vas a los locales de ensayo de los de toda la vida y te encuentras a gente de los noventas que siguen con su grupo de entonces: los Chicos, los Hollywood Sinners Tellers, Los Fumestones, etc. Muchos grupos que en los dosmiles, cuando aún había una escena local así como más Mod, tenían su lugar. Ahora te encuentras a los mismos.  

¿El resto? pues con muy pocas ganas: se toman la música a chufla, quieren ser famositos y ya.  Luego yo empecé a producir cuando tenía serios apuros económicos y aceptaba casi a cualquiera y, por ejemplo, nunca volvería a trabajar con debutantes, gente que no ha hecho nada nunca porque acabas tú haciéndoles todo y no te sale a cuenta. Es un trabajo muy ingrato. 

Veo muy pocos ARTISTAS. Ser artista es una condición, no lo eliges: tú tienes una especie de angustia, tienes unas inquietudes que necesitas canalizar y si no lo haces sientes que te mueres.  Para mi ser artista es eso: hacer lo que haces porque lo necesitas.  Si no lo haces por eso en el fondo solo quieres ser famoso, te rindes fácilmente y no tienes talento, como lo que vemos en los Talent Shows, ese horror que ha prostituido y degradado el concepto de Talento.>>

 -Te vas a mojar. Responde lo que te pase por la cabeza.

  • Rosalía.

<< Me parece una Crack que se merece todo lo que le está pasando. Es la primera vez que veo en muchos años a un artista español yendo a por el 12, a por la excelencia, a por la brillantez, que no se conforma con el 5 raspado.  La producción de su disco es espectacular: no está hecho de cualquier manera, ni mezclado de cualquier modo, no tiene una portada de mierda.  Es una niña que, además de cantar muy bien, tiene estudios -es musicóloga- que dice que le encantaría tener una carrera como la de Johnnie Cash y dices ¡¡Por Dios!!.  Es una niña con cultura musical, que ha empezado desde abajo, autoeditándose y, al final la presentaron ante Sony en NY y se ha convertido en una estrella planetaria. Madonna la sigue en IG y ha incluido dos canciones de Rosalía en su PlayList especial por el día de la mujer. Luego hay gente que viene a negar su impacto, pero es sin duda una estrella global.  Hace mucho tiempo que no tenemos estrellas en la música española, no teníamos Star System.  C.Tangana no me gusta lo que hace, pero lo cuida mucho y bien.  Es otro ejemplo de estrella, personajes que son objeto de masturbación entre chicas, chicos, gays, hetero, de los de tener el poster en la habitación.  Llevamos mucho tiempo mirando al suelo al hacer música, en España está muy mal visto destacar o no ser mediocre y, como te van a castigar, los propios artistas se ponen techo, se autocensuran, se autolimitan, bajan la calidad media o no trabajan para explotar al máximo su potencial. Es como en el karaoke: la que salga a cantar la del Guardaespaldas y lo haga bien van todos a murmurar «y este qué se ha creído, pero este de qué va ¿va de guay?» cosa que no sucede en otros países donde te hacen una ovación>>

  • Los Planetas.

<<Es una cosa que no entiendo, un señor al que no se le escucha la voz cuando canta.  Son como los Smiths de aquí.  No te puedo decir que sea un grupo sobrevalorado porque tienen temas muy buenos, ideas muy buenas y tienen un sello propio, pero…. como pasa siempre: al final acabas cogiendo manía a los grupos más por sus fans que por ellos mismos.  Con los Smiths me pasa igual: no tengo nada en contra de ellos, pero sus fans son muy pesados.  Contra Morrisey si tengo cosas porque me parece un gilipollas integral>>

  • Santiago Abascal.

<<Pues yo que se…. Un ser que, en en las redes sociales, ha sido viralizado entre todos con este rollo de analistas políticos que llevamos en la era digital. Y gente que, en una demostración de cierta supremacía moral, se han dedicado a repostear y retuittear todo lo que dice ese pedorro, cosa que se traduce en que esté hasta en la sopa y ahora aspire a tener influencia en nuestra vida y en nuestro día a día.>>

  • Alejandro Sanz.

<<Pues es un señor a quien, como artista, le tengo respeto ¿cómo no voy a tenérselo? Cuando «Alejandro Magno» me interesaba mucho más. No entiendo los nombres ni las portadas de los últimos discos.  Sirope… ¿por qué sirope?, le respeto pero no lo entiendo no entiende qué es, no….>>

  • Pedro Almodóvar.

<<Es un referente total, yo soy de esa generación que se sabe de memoria diálogos de «Que he hecho yo», «Mujeres al borde» y mucha otras. Estoy muy contento de que le esté yendo tan bien con su nueva peli porque le han dado muchas hostias que no se merecía.  Creo que ha metido la pata durante años porque se ha dejado comer un poco por la presión de los Óscar que ha ganado y tal y no ha estado haciendo el cine que quería sino que ha estado pendiente de lo que demandaba la gente.  Una persona de sesentaytantos años trastabillada por problemas de salud, que igual se siente solo y triste pues no te va a hacer otro «Laberinto de Pasiones» porque no tiene 30 años ni estamos en la movida.>>

  • Pablo Iglesias.

<<Se parece a Aphex Twin, el músico y no se… Me parecen…  Bueno, los políticos nuevos, me refiero a Iglesias, Rivera y Sánchez (porque los de vox yo voy a negar que existen), me parece que son una decepción total, que son políticos un poco «del Monopoly» que han empezado con mucho ego a intentar hacer política sin tener una intención clara de gobernar y han contribuido (hablo de los tres) a generar inestabilidad.  Me parece vergonzoso que tú llegues al parlamento de tú país y seas incapaz de formar gobierno. Sinceramente no sé qué voy a votar esta vez, pero hay que ir a votar.  Considero que el voto debería ser obligatorio, es un deber y si impusieran una sanción económica por no ir a votar a lo mejor nos iba mejor.  Creo que nos luciría el pelo de otro modo si esto fuese así>>

  • Iván Ferreiro.

<<Pues un osado, lo digo por la polémica con Santiago Auserón.  A mí no me interesa nada, tiene una canción que está bien: «años Ochenta». Aunque haya descarrilado me gusta que haya dado su opinión y me gusta que el otro le haya contestado porque hay demasiado “buenrrollismo” y eso es desesperante.  Si tuviese a todos los músicos en mi discográfica los tendría dándose de hostias en Twitter todo el rato hasta que los saquen en Sálvame.  Eso es lo que me parece una gran promoción: los Gallager de Oasis, la rivalidad de los hermanos Cano.  Me parece que hace falta mucho salseo, las estrellas no pueden estar en este rollo como de estar en misa cuando van de promoción, de contentar a todo el mundo.  Es aburridísimo.>>

  • Operación Triunfo.

<<Una tontería de programa.  Mira, el talento como tal sólo es una habilidad con la que naces para hacer algo, pero si eso no lo mezclas con lo que hablamos antes: muchas ganas de contar algo, de expresarte, de ser artista, de tener una angustia por sacar de dentro de ti eso que te inquieta y, además, mucho trabajo -solo puedes vivir para tu arte, pare ser una estrella- y mucha constancia el talento no sirve de nada.

 Todas estas cosas como La Voz, Tú sí que Vales, y demás pues no puedo…  Una observación sobre algo que ha pasado desapercibido:  de la edición de Amaia y Alfred, en las clases de cultura musical que les daba Guille Milkway, los únicos que demostraban un poco de cultura eran ellos dos y el resto daban pena (la tal Aitana no sabía quién era Elvis ni Lennon ¿qué has escuchado tú para querer dedicarte a la música entonces?) Guille les puso el video de «Fade to Gray» de Visage y todos los alumnos mirando como con cara de asco y sorpresa. De repente enfocaron a Amaia y Alfred que estaban flipados, dándose codazos, babeando, como diciendo ¡¡esto es la hostia, es lo más!! y ahí está, para mí, el germen de un artista.

Los demás no van a llegar a nada. De esa edición -la última con cierto éxito- la única que veo con potencial es Amaia. Luego está la hipocresía: lo intentan vender como un programa musical cuando en realidad es otro puto reallity que se basa en humillar a los concursantes cuando les evalúa el jurado. Además, me parece vergonzoso que Chenoa se cante Last Dance de Donna Summer y no haya un video de medio minuto en que le explique a la chavalada quién es Donna Summer y qué aportó en el mundo de la música. Con eso sí se haría un bien cultural mostrando a un montón de niñatos quién es esa.>>

  • Jorge Bergoglio.

<<Eso lo he tenido que mirar porque es el Papa ¿no? es que por el nombre de verdad no lo ubicaba.  Bueno pues comparado con sus antecesores  me parece el menos malo de los papas que hemos tenido. He visto la entrevista de Évole del otro día, y no fue nada convincente a la hora de intentar arreglar la metedura de pata que tuvo sobre sus declaraciones sobre la homosexualidad pero, en otras cosas si me parece un papa cañero. No me cae bien ni mal pero lo prefiero a los anteriores.  Se va a encontrar con muchas dificultades, pero creo que le va a dar un lavado a la iglesia, aunque también creo que ya es demasiado tarde.>>

  • Carmen de Mairena.

<<Pues una pobre mujer. No soy muy de iconos kitsch, pero es muy graciosa, me he reído mucho tanto con ella como con la Veneno, aunque el trasfondo que tienen estos personajes es muy trágico. Me aburre la gente que frivoliza sobre ellos y también los que los ensalzan desde el rollo kitsch, que se creen muy modernos, porque lo «trash» es lo más y no se les cae de la boca Divine, Warhol, Waters y tal que los conoce la gente de sobra.>>

-Momento actual: escogen Killer Shangri-Lah para la serie HBO Killing Eve ¿cómo sucedió?

<<Pues mira, en Spotify hay una lista que se llama Discover Weekly en la que un algoritmo pone las cosas que te gustan según lo que has ido escuchando y tal, entonces la canción Killer Shangri-Lah fue el primer single que yo saqué con Log Lady Records sin que estuviese destinada a ser single: lo hice a modo de gancho para enviar una nota de prensa a los medios y lanzar las dos cosas a la vez.  

Como el sello se llama así en referencia al personaje de Lady Leño de Twin Peaks pues fui muy pesado en Instagram poniendo mucho hastag sobre la serie para atraer a todo su público, a ver si sonaba la flauta. Y un día, una página de fans de la serie que se llama Welcome to Twin Peaks hizo una playlist con las canciones que más recordaban a la serie y allí apareció mi canción. Esto fue en 2013 y, al año, todas las playList relacionadas con la serie o con el mundo de Lynch tenían mi canción. Yo creo que eso y el millón y pico de streams que tuve en spotify del último disco, hizo que le saliera a la supervisora musical de la serie en su Discover Weekly y el resto es historia. 

(podéis darle un «follow», que es gratis y siempre va muy bien)

Al final estamos dedicando todos nuestros esfuerzos a que los algoritmos dirijan nuestra vida, a veces para bien y otras para mal porque igual que ha pasado con esto: haces una cosa y te reconoce, también puedes hacer un trabajo estupendo que si el algoritmo no te reconoce: no existes.>>

-¿Que ha supuesto para P.B. este pelotazo?

<<Pues un poco de tranquilidad económica porque estaba al borde de la ruina total y de pensarme en dejarlo porque en los cuatro o cinco últimos años he facturado una miseria y estaba llegando a una situación de lo más precaria.  De momento ha sido una señal para no dejarlo, para seguir luchando un poco más y a ver qué pasa. Y ahí estoy, no cuento con que pase nada mas, aunque los países con mayor número de escuchas son UK y EEUU, la mayor parte de los followers de IG son guiris y eso es muy importante porque cuando sacas una canción nueva en Spottify les va a salir en sus listas personales -que se llama Release Radar- y eso está muy bien. Pero me lo tomo todo como, no sé: si te fijas, hice la canción hace 6 años y ha tardado todo ese tiempo en llegar la oportunidad, nunca sabes lo que puede pasar.

Es complicado, hay una cosa jodida, grave, que yo veo que está pasando tanto en las entrevistas con el público de las redes, con Spottify etc y es que se ha perdido por completo el «efecto llamada». O sea, no vale para casi nada publicar una entrevista en un medio puntero: la gente te comparte en las redes y muchos, sin leerse la entrevista, le dan al «me gusta» y te felicitan. Si alguien entra a leérsela no lo va a hacer hasta el final y mucho menos va a escuchar los links que pongan de tú trabajo. Y eso pasa con todo.  Acabo de lanzar a un artista que se llama LOOF hace una semana y lo que estoy viendo es eso.  

La gente ahora está pendiente de grabarse a si misma, de hacerse selfies, de hacerse muchos stories y de nada más y ¿qué pasa? pues que antes, los que hacíamos algo en las redes teníamos a toda la audiencia para nosotros: hace unos años, cuando lanzaba un estreno en FCB, montaba un evento y tenía mil visitas en un día. Ahora en una semana o quince días puedes tener 150. También hay otra cosa: hay unas estadísticas que te dicen la media de tiempo de lo que la gente ve y, si pasa de 90 segundos es como de record. Hay demasiado contenido y saturación.>>

 ¿Y qué ha supuesto para Andrés?

<<Para Andrés ha supuesto sobrevivir en un momento en que la salud estaba muy jodida. Toda la convalecencia estuvo marcada por el «qué iba a pasar» con lo de Killing Eve. Fueron ocho meses de negociación: me contactaron antes de rodar la serie, tuvieron que negociar conmigo, luego rodar la serie, editar los capítulos con las canciones candidatas, etc.  

Como soy mi propia editorial y no tengo que rendir cuentas a nadie lo que hice fue no poner problemas, no regatear y no hacer el gilipollas, que supongo que es lo que hubiera hecho una editorial de las de toda la vida: pedir más dinero del que debe, etc.  

Es una serie que tiene una música muy chula de grupos todos muy pequeñitos y entonces no les hemos pedido los derechos fonográficos que le habría exigido una gran discográfica por una Lady Gaga.  Entonces, en ese sentido, creo que lo he llevado bien, pero en mi convalecencia yo estaba petrificado en la cama, con mi depresión, mi parraque, mi crisis nerviosa y todo y diciendo «por favor que salga esto, porque como no salga no sé qué voy a hacer» Yo soy autónomo y no puedo trabajar si estoy de baja psiquiátrica.  

Ha estado guay que haya pasado. Yo soy una persona que no se sube a la parra, ni soy optimista para nada: tiendo a pensar que las cosas no van a salir bien. Si, soy pesimista pero también es un mecanismo de defensa, yo antes era editor de video, llevo 13 años trabajando en casa y siendo autónomo y se cómo funcionan estas cosas. Con la música todavía es peor, de repente puede entrar mucho dinero por una historia y luego estar años a dos velas.  Como los artistas estamos locos nos metemos en estos berenjenales aunque, para mí, es peor tener un trabajo normal, tener que lamerle el culo a un jefe que me parece un indeseable o a un supervisor -que es peor- que no vale para nada y tiene un cometido de mierda que es repartir el trabajo y darte el coñazo. No valgo para trabajar con gente en el mundo laboral, he tenido problemas siempre. Prefiero la independencia.>>

-¿Crees que hay un nuevo horizonte para P.B. tras este éxito?

<<Un nuevo horizonte…. Yo quiero que P.B. se acabe. Quiero que se acabe en un par de discos o así, es lo que me gustaría.  O sea, yo quiero seguir haciendo música toda mi vida, tengo muchas ganas de hacer bandas sonoras. Ya he hecho varias y me gusta servir como instrumento para el trabajo de otros, cosa que me tranquiliza mucho porque no son mis entrañas las que están en juego, sino que yo simplemente estoy sirviendo al artista que se la está jugando en ese momento para que su sueño se haga realidad.

Además, hay una cosa muy clara: vivir de la música es muy complicado y grabarte un disco autoeditándote o contratar a un agente de prensa te puede salir entre los 3000 y los 7000 pavos y hacer actuaciones en directo en torno a los 4000, que es una cosa que la gente no sabe: se piensan que los discos, los libros y todo esto crece en los árboles y no es así.

En España, en el triste circuito de salas que hay en Madrid, por ejemplo, para alquilarte una y dar un concierto tienes que pagar cifras de todo tipo, las hay de 200, de 600, de 800 y una de las más famosas 1800 + IVA. Eso para que tú hagas lo que quieras en ella y luego, la sala hace el negocio con la barra, además, en mi caso, tendría que contratar músicos, etc.  

Luego en los festivales hay que tocar gratis, te programan a las 4 de la tarde… No voy a decir nombres, pero tengo algunos amigos en grupos muy famosos y que se considera que están en la liga de las estrellas del indie nacional y han tocado por 800 € en un festival siendo cabeza de cartel del escenario grande. Entonces dices ¿para qué? además luego tengo una recaída cada vez que termino un proyecto y no da el dinero para tanto. Yo voy a cumplir 39 años y no quiero estar arriesgándolo todo hasta los 50 o hasta donde sea. Eso no lo quiero para mí. También creo que si tú no das un pelotazo y realmente ganas dinero como Alejandro Sanz o un Bowie y para seguir ganando dinero tengas que hacer otro disco no me parece natural que te pases toda tu vida haciendo discos porque la creatividad es finita.>>

-Por concretar un poco, tú consideras que vas a llevar a P.B. hasta un punto máximo, lo aparcarás y te dedicarás a la música de otra manera.

<<Yo creo que si. Yo ya estoy en lo que he soñado siempre: que me compren una canción para una serie, que me pidan bandas sonoras y, claro, lo audiovisual es el mundo en el que me he movido siempre, lo de la música vino después y entonces es como el matrimonio perfecto, música para cine, las dos cosas que más me gustan.  Yo creo que P.B. no durará mucho más de dos discos, no tengo nada claro su futuro.  Ahora, también te digo que igual que voy a delegar y que la prensa me la haga otra persona y a tomarme las cosas con un poco más de calma no tengo por qué sacar discos a este ritmo tan frenético, en menos de 10 años estoy haciendo ya el cuarto disco, el quinto si contamos con un proyecto paralelo que llama The Bounce Committee, he montado un sello con el que he producido tres LP’s y cuatro EP’s, o sea: me he matado a trabajar y estoy entrando en la segunda fase de mi carrera, en la que quizás los discos deben salir cada 5 años.  SI lo piensas, si no eres una persona con mucho éxito, las carreras no suelen durar más de diez años: tres, cuatro discos si eres un artista en solitario, en el caso de un grupo sacas un onehitwonder, un segundo álbum que no funciona como el primero y, al tercero, se separan porque lo normal en un grupo es que haya uno con talento y el resto van a pintar la mona y termina habiendo problemas.>>

 -Aparte de los tres discos publicados y el cuarto en proceso, tienes otras cosas como lo que has comentado de The Bounce Committee ¿hay algo mas que no conozcamos?

<<Pues no exactamente, está surgiendo alguna cosa, pero es super pronto para decirlo. Además yo estaría muy en la sombra. Yo siempre estoy maquinando y tengo por ahí propuestas muy apetecibles de las que no puedo decir nada aun y porque soy lo más supersticioso que te puedas imaginar.>>

 -De todos estos proyectos y trabajos que has hecho ¿borrarías algo?

<<Pues…  No sé si habría montado el sello, la verdad. Yo no sabía dónde me estaba metiendo, no sé si estaba preparado para lo que supone gestionar egos. No hay escuela para eso>>

 – No hemos hablado del sello:  es para producirte tú propia música y para hacer producciones para otros ¿no?

<< Claro, empezó como el resto: tenía que comerme la campaña de prensa y todo lo demás yo solo pero ya vi que no: había empezado la debacle de los medios y, si apenas les interesaba yo pues el grupo que yo quisiera producir menos. Además, yo nunca he comprado publicidad ni he apoquinado pasta y entonces no les intereso.  Soy muy calculador y lo planifico todo hasta la nausea, pero también me dejo llevar por mi instinto y hago lo que me apetece.>>

 – Vale: te dejas llevar por tú instinto, pero luego tienes una capacidad de organización y control que prácticamente ningún artista tiene. La mayoría necesitan siete personas constantemente pendientes de ellos para hacer lo que tú consigues llevar solo.

<<Todo eso se lo debo agradecer a mi trastorno mental: gente que está todo el rato haciendo listas, planificando, controlando y organizándolo todo. Lo llevo en la masa de la sangre. Si no eres así de meticuloso estás perdido. Pero al final consigues lo que quieres.>>

– También te impones una disciplina casi inflexible, otra cosa inaudita entre los artistas.

<<Yo siempre he trabajado las cosas como si estuviera en Sony:  me he marcado un calendario tanto para lo mío (aunque mi cuarto disco lleva unos meses de retraso por mis problemas de salud) como para lo de otros artistas, todos han tenido su fecha de comienzo de composición, de entrada a grabar, de salida al mercado, sus seis meses de preparación del lanzamiento, etc. Como un trabajo normal: hay un contrato y un reloj corriendo y si te tienes que poner a las 6 de la mañana porque vas retrasado, pues te pones. Por eso, lo de la enfermedad mental es mi castigo y mi privilegio.>>

 – El disco que estas preparando ¿va a seguir en la misma tónica?

<<No. La trilogía está completada: el prota se acaba suicidando en la última canción y, tal como estoy, no quiero hacer nada que tenga que ver con la muerte, con el suicidio ni con nada negro. También me he aburrido un poquito de tantas reglas y tanto argumento en el que hay que llevar un hilo conductor en las tres partes. Entonces, conceptualmente tendrá alguna temática -porque yo no sé hacer las cosas de otra manera- pero, a nivel musical, de momento va a ser un disco mucho más luminoso, más electrónico, no va a haber tantos arreglos de cuerda ni tanto piano.  Eso va a desaparecer un poco, aunque en las letras y en el poso yo creo que si va a ser un disco oscuro y denso. A mí es lo que me sale: canciones bonitas que te tocan tanto las bailables como las lentas y me gustaría darles un poco más de luz, pero a ver si me sale.>>

 – Una pregunta que no estaba dentro del guion ¿tú tienes formación musical clásica?

<<No tengo ni puta idea de música, yo trabajo en un estudio que me he podido montar ahora, pero yo todos los discos los he hecho con un i-mac, con un logic, un teclado USB con el que tocas y se dibuja en pantalla lo que vas tocando, de monitores de estudio tenía dos altavoces de esos de ordenador y mezclaba con los cascos.  En cuanto a la formación: ni puta idea, estoy pensando en hacerme un curso exprés para tontos porque a veces me da complejo. Aparte, yo estoy en contra de los academicismos porque veo, la experiencia me lo ha demostrado, que la gente con formación académica tiene techo, está limitada a nivel creativo porque les han dado unas pautas de las que no deben salirte. Se autolimitan: las normas son así, esto se hace así, de aquí no puedo pasar y te pasa que viene un músico de estudio y es incapaz de hacer un arreglo. O vas a un técnico de sonido, le dices que quieres esto más saturado por aquí o más apagado por allá y le sale humo de la cabeza y te dice “no, no, es que entonces te sales de la frecuencia tal y del muestreo cual y no se puede hacer…”  y tú le dices “chico, ¿Qué más da? Si funciona, estupendo y si sale mal lo tiramos y hacemos otra cosa”. >>

– Ahora es cuando te vas a explayar sobre eso que no te gusta que te pregunten: ¿Veremos a P.B. sobre un escenario?

<<Ya he dicho que, por la enfermedad que tengo, me han prohibido terminantemente hacer actuaciones en directo. El peligro no es el concierto en sí: está en los preparativos y en el día después.  Esto es como cuando tienes exámenes o una punta de trabajo y sabes que no puedes ponerte enfermo: pasa el momento, se te bajan las defensas y te pones hecho una mierda. Luego está el asunto de la poca visibilidad que tienen las enfermedades psiquiátricas.

A mí me ha traumatizado que durante 10 años hayan estado preguntándome insistentemente lo de hacer directos: las mismas personas de los mismos medios que ya me han entrevistado 80 veces y ya les he dicho que hay una razón de peso, privada, que tiene que ver con la salud.  Como eso no se ha respetado es que me niego a hacerlo, ya por cabezonería, hasta que consiga hacer entender que tengo un problema, porque no se lo creen.  Si te rompes una pierna no ven tu hueso roto, si tienes un cáncer no lo ven a menos que estés con la quimio, si tienes diabetes tampoco pero, con las enfermedades psiquiátricas, todo el mundo busca que se te note y te dicen “pero si yo te veo muy bien”…  Ya, claro: no tengo la lepra. ¿Qué esperan? ¿Qué me salga una urticaria? Es que no me tienen que ver de ninguna manera. 

Además que Pshicotic Beats es un proyecto de estudio donde yo hago lo que me da la gana. Luego está la dificultad que trasladar mis temas al directo: cuerdas. pianos, etc. Para llevar todo eso pregrabado ya lo tengo hecho en el disco. ¿dónde está la gracia?, tendría que contratar y formar a los músicos desde cero, los horrores de los técnicos de sonido y demás.

Una vez hice una especie de actuación con The Bounce Committee, estuve bien, no pasé nervios ni mal rato, pero después tuve una recaída de la que me costó meses recuperarme. 

Dormihcum, por ejemplo, es un disco muy difícil de trasladar a directo y, además, mis dos colaboradores Franc Vurdalak y Pati Amor creo que tampoco están por la labor de subir a un escenario. Luego Pati se marchó fuera y ya fue definitivo.

Y que no me apetece: nunca me planteé hacerlo en directo repetidas veces. Son canciones sobre suicidio, sobre muerte y sobre cosas que las canté el día que las grabé y se acabó. 

Hay cosas muy desesperantes contra las que cuesta mucho luchar que son la ignorancia y la falta de entendimiento. Las caras de desconcierto que te encuentras al otro lado -sin que tengan mala intención- Incomprensión cuando lo estas pasando muy mal y tienes una enfermedad que es para toda la vida.  Esto es una puta mierda y es una condena y entonces dices “no hay directos porque me tenéis hasta el coño”.>>

 


Sobre el autor

DMalignus

No te pases de lista, que te vas a Diego de León......