En el jardín del Ogro – Leila Slimani

De la Slimani siempre cuento la misma anécdota: las primeras dos páginas de «Canción Dulce» (de la que ya hablamos aquí, como bonus track) son la cosa más cruel, retorcida y estimulante que he leído nunca. Me hablaron muy bien del libro, fui a mi librería de confianza (si no tienes una librería de confianza, deberías) y cogí el libro de la mesa de novedades. Leí las dos primeras páginas y lo dejé de nuevo, pensando «si el primer capítulo es así, no me veo con fuerzas de seguir leyendo». La Slimani es así, no te da tregua.

Leila Slimani nace en Rabat en 1981, de padre marroquí y madre franco-argelina. Al terminar su formación en el liceo francés de Rabat, se marcha a París para matricularse en el Instituto de Estudios Políticos y, posteriormente, en la Escuela Superior de Comercio donde se especializa en medios de comunicación. Después de varios años de ejercer como periodista en L’Express y Jeune Afrique, decide dedicarse por completo a la literatura. Con su  primera novela, En el jardín del ogro (2014), aborda la adicción sexual femenina y recibe el reconocimiento unánime de la crítica. Canción dulce, su segunda novela, consolida la carrera literaria de Slimani al obtener el Premio Goncourt 2016. También ha publicado ensayos sobre la vida sexual en Marruecos.

En el jardín del Ogro es su primera novela, y ahora tenemos la suerte de que una de nuestras editoriales de cabecera, Cabaret Voltaire, la publica en España, en una cuidadísima edición. Según su nota de prensa

Adèle parece tener una vida perfecta. Trabaja como periodista, vive en un bonito apartamento en Montmartre con su marido Richard, médico especialista, y con su hijo de tres años, Lucien. Sin embargo, bajo esta apariencia de cotidianidad, Adèle esconde un inmenso secreto, la necesidad insaciable de coleccionar conquistas. En el jardín del ogro es la primera novela, audaz y perturbadora, de la autora franco marroquí Leila Slimani.

Ardemos en deseos de leerla, pero tendremos que esperar hasta el 13 de Marzo.


Sobre el autor

Hilde

Soy hipocondriaco, paragnósico, ateísimo y me tiro pedos.