Flos Mariae: chorreras orientales

Si algo hemos descubierto con el nuevo sencillo de nuestras divas de afán catequizador, las Flos Mariae, son sus pantorillas. Y su creencia acérrima a los volantes y chorreras. Las seis hermanas, que confiesan tener el rosario más desgastado que la piedra del mechero de Bob Marley, vuelven con “Saranghae Forever 사랑해“, algo así como “Dios mío, te quiero pa´ siempre“. Y sí, se han arremangao el vestido e inventado una coreografía que deja a la Sabater convertida en una Isadora Duncan integral.

¡Y vienen en clave de K-POP, amigas! Sabedoras de las tendencias musicales y ávidas de traspasar fronteras y continentes, han decidido (a desgracia de nuestros cabales) editar un sencillo de tinte musical asiático, subirse un poco la falda y coreografiar a lo nipón (muy sui generis) este sinsentido. Cierto es que bailan menos que Patrick Swayze en 2018. Ellas lo intentan, saltando, y suben las paticas como si estuvieran en la plancha del Burger King, creando siempre tendencia.Y llega el momento culminante, cuando abrazan de alguna manera el género trap y se colocan unas gafas de sol, agradeciendo servidora el no ver por un rato las caras de sufrimiento que tienen en algunos planos. No dejaremos de lado el trabajo de atrezzo, absolutamente digno de la casa de Winona Ryder recién llegada del Mercachino.

Y llega el minuto 3.20, que no llamaremos el de la isquemia cerebral. Tampoco lo llamaremos el de “se han quedao mueltas o locas del coño“. Recogimiento. Y mutismo para el público.

Recojan sus bragas, amigas, esto es lo que se va a llevar en 2020, que también tenéis versión dance.

 


Sobre el autor

Fon Cole

De los Cole de toda la vida.