Recuperando a… Vainica Doble: «El pintor»

Cuando en España se desea hacer un repaso a la historia de su música contemporánea, inevitablemente, hay que pararse a citar al dúo madrileño «Vainica Doble«, que hizo que sus canciones, más allá de sus pareados y su universo (de lo puramente inocente a lo inexorablemente reflexivo), se convirtieran en nanas para estrellas recién nacidas. Y fue así, porque, (sin lugar a dudas), instauraron un estilo propio, escarbado del acervo popular y del folk tradicional español, para que, de esta manera, muchos otros grupos después veneraran su perenne legado.

Y podríamos haber elegido muchas de entre sus incuestionables obras maestras; de la filigrana cósmica de su repertorio. Desde esa pieza inalterable que fue «Sígueme«, por poner un mínimo ejemplo, a tantas muestras de cariño en cada párrafo, en cada sílaba, en cada tono y en cada signo.

Se acaba de reeditar el libro que bajo el nombre del grupo publicó Fernando Márquez («el Zurdo») en 1983, con una cantidad exquisita de extras y firmas adicionales, como Teresa Iturrioz, Lorena Álvarez y César Sánchez. Contacto en este enlace : https://libroswalden.com

Aprovechemos la ocasión y veneremos, una vez más, a uno de los grupos más importantes y decisivos de la música de todas las épocas. Como una copla, como un iconoclasta; como unos enamorados.

He elegido mi canción preferida del grupo, «El pintor«, que forma parte de su décimo y último álbum, «En familia«, publicado en el año 2000 y con portada preciosa del gran Javier Aramburu. Hasta ahora es mi canción favorita de Vainica Doble. Otro día, otro año, otro segundo,  puede ser cualquier otra.

 


Sobre el autor

Ángel Del Olmo

Donostiarra de nacimiento, madrileño de adopción. No me aburro (sólo huyo) porque, como decía Leolo -porque sueño, yo no lo estoy-.